Escuela Sabática VIVA. Lección 10 – Templanza en el crisol – Sábado 3 de Septiembre 2022

Dado que la mansedumbre, o la humildad, no es un rasgo de carácter deseado en muchas culturas, nos parece útil revisar su importancia mientras lidiamos con nuestras cruces. Aquí hay algunas características valiosas de la mansedumbre para considerar…

  • Podemos servir mejor a los demás cuando hemos sido “quebrantados”. (Domingo)
  • Mostramos compasión al interceder por los demás. (Lunes)
  • Necesitamos amar a los que nos hieren. (Martes)
  • Hablamos mucho cuando guardamos silencio. (Miércoles)
  • Podemos aumentar nuestra autoestima aferrándonos a Aquel que murió por nosotros. (Jueves)

Una de las mejores definiciones de la mansedumbre es “soportar las injurias con paciencia y sin resentimiento”. Puedes ver fácilmente por qué la mansedumbre está relacionada con nuestros crisoles. Este tipo de resistencia sólo es posible cuando somos pacientes con nuestra situación y respondemos con amor y perdón, en contraposición al resentimiento y la ira.

Cuando nos damos cuenta de que el Dios del universo es la personificación de la mansedumbre, cualquier tendencia al orgullo por nuestra parte parece una tontería y es totalmente inaceptable. Jesús nos mostró lo que significa ser humilde y manso al venir a nuestro planeta de la forma en que lo hizo. Su vida fue el más bello ejemplo de mansedumbre que podemos encontrar. Él respaldó la mansedumbre cuando dijo estas palabras en las Bienaventuranzas…

Texto de memoria: “Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra”. Mateo 5:5 RVR

Radio Adventista
0 comments… add one

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.