Escuela Sabatica Universitaria Leccion 2 – “La perfeccion de nuestra fé” – 11 de Octubre 2014


¿TIENES FE O ERES FIEL?
Por Alejo Aguilar
Si te dijera que la palabra “fe” no existe en el Antiguo Testamento, ¿me creerías? ¿Qué implicaciones tendría esto al intentar comprender lo que la epístola a los Gálatas nos enseña acerca de la fe?

Siendo que el apóstol Pablo cita en varias ocasiones el versículo de Habacuc 2:4 en sus escritos (Rom. 1:17; Heb. 10:38), y que esta cita pareciera medular en su entendimiento del papel que juegan la “fe” y las “obras” en la vida del cristiano (Gal. 3:11), tomemos un momento para analizar brevemente este pasaje, así como lo que el Antiguo Testamento nos dice respecto de la “fe”.

¿Fe o fidelidad?

Aunque la palabra que Pablo utiliza más de 170 veces para referirse a la “fe” es la palabra griega pistis, debemos recordar que los escritores del Nuevo Testamento, pese a usar vocablos griegos, la mayoría de las veces plasmaron sus enseñanzas en el marco del pensamiento hebreo, y siempre en congruencia con el mensaje del Antiguo Testamento. Por ello, resulta sumamente útil resaltar que el concepto “fe” en la mente de Pablo seguramente provenía de la palabra hebrea ´emunah.[1]

Siendo que la palabra ´emunahproviene de una raíz que conlleva la idea de “certeza” y “firmeza”[2], ésta comúnmente ha sido asociada con el concepto “fe”. Sin embargo, dado su sentido original, la gran mayoría de las veces ésta no se traduce en el Antiguo Testamento como “fe”, sino como “fidelidad” o “verdad” (Lam. 3:23; Os. 2:22; Sal. 100:5; Jer. 5:3; 7:28, etc.).[3]

De ahí que la ´emunah,al ser un atributo de Dios mismo (Deut. 32:4; 1 Sam. 26:23; Sal. 36:5; 40:10; Lam. 3:23), una característica de su forma de actuar (Sal. 33:4; 119:86; 143:1), también sea la mejor manera de resaltar que Dios esfiel (practica la ´emunah) y, por tanto, digno de toda nuestra confianza.

Pero el Antiguo Testamento va más allá, al decirnos que la fidelidad también es un atributo que el Señor anhela compartir y espera ver en nuestra conducta (Pr. 12:22; Is. 59:4; Jer. 5:1; 2 Re.12:16; etc.) Razón por la que, en el libro de Habacuc, la “fe” (´emunah) sea la característica distintiva de los “justos” (Hab. 2:4), la característica de aquellos que, pese a la adversidad e injusticias que afrontan, siguen confiando y siendo fieles a Dios (Hab. 3:18).

¿Qué implica ser fiel?

Además de enseñarnos que el que ha sido justificado vivirá también de una manera fiel, el libro de Habacuc aclara cómo es que dicha fidelidad ha de evidenciarse.

Siendo que el proceder de los “impíos” atenta contra la justicia y contra la misma ley (torah, Hab. 1:4), el contraste que el profeta Habacuc hace en su libro entre éstos y los “justos” es evidente. Mientras que la conducta de los primeros evidencia su abierta transgresión de los requerimientos divinos (Hab. 1:4, 13), el profeta describe a los “justos” sufriendo por dicho comportamiento, pero sobre todo los distingue claramente del mismo (Hab. 2:4).

De esa forma, Habacuc nos dice que la conducta de quien ha sido justificado, lejos de hacer a un lado los requerimientos divinos, se caracteriza por la fidelidad y lealtad a los mismos. Algo que, como seguramente recuerdas, también sucedió en la experiencia del propio Abrahán (compara Gen. 15:6 con Gen. 17:1 y 26:5).

Por lo tanto, siendo que la mejor definición de “fe” en el Antiguo Testamento es fidelidad, y por cuanto ésta tiene que ver específicamente con un estilo de vida fiel, valdría la pena preguntarnos entonces cuán posible es que Pablo, al enfatizar la fe en sus epístolas, podría al mismo tiempo estar hablando en contra de la obediencia. ¿Crees que esto sería compatible con el pensamiento de un hombre educado “a los pies de Gamaliel” (Hc. 22:3)? ¿Es posible que la epístola a los Gálatas sea una notable excepción?

Enfatizando que jamás seremos salvos por la obediencia, pero mostrando que esta es parte del estilo de vida fiel del creyente, la consecuencia de ejercer la “fe”; aclarando que la obediencia de Abrahán o la nuestra nunca podrán ser la razón de nuestra justificación, pero sí su resultado, las Escrituras en su conjunto nos enseñan que efectivamente “todo don perfecto” (incluidas nuestra justificación y obediencia) “proviene de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación (Sant. 1:17). ¿Crees que tan sublime verdad podría estar en contra del Evangelio?

escuela sabatica universitaria

Radio Adventista
3 comments… add one
  • nice bible study thru Sabbath school , GOD BLESSING YOU FRIENDS!!! SIGAN ADELANTE , ENVIAME TODOS LOS ESTUDIOS POR FAVOR, GRACIAS.

    Reply
  • La verdad de la Palabra de Dios es la úni9ca que nos llevara hacia lo que real y verdaderamente es la fe: LA FE ES POR EL OIR, PERO EL OIR DE LA PALABRA DE DIOS. Si analizamos la forma y manera que todas las iglesias existentes se proveen de sus personales dogmas de fe, encontraremos alli la respuesta genuina y verdadera del tipo de fe que poseen cada una de ellas. En cada escuela de Teologia que poseen, entremezclan la Palabra de Dios con escritos de quienes consideran ser sus profetas, con las normas, reglas, reglamentos, habitos y costuymbres meramente humanas, lo cual no les permite que su fe ESTE CIMENTADA UNICA Y EXCLUSIVAMENTE POR LA PALABRA DE DIOS, sino con una mezcla del poder y conocimiento humano por encima de la VERDAD DE DIOS, por lo tanto su fe no es genuina y verdadera. Jesús siempre declaraba que: NO HE VENIDO A HACER MI VOLUNTAD, SINO LA VOLUNTAD DEL QUE ME ENVIO, por ello es que El siempre utilizaba y obedecia fielmente LA TORA, mas no lo que enseñaban y practicaban los doctores de la Ley, que se creian ser los dueños y poseedores de la verdad. Luego, sus discípulos a pesar de estar con Jesus por tres años, no poseian la verdadera fe, porque en ellos moraba y dominaba su EGO y YO personal (sentimiento pasional que reemplazo al verdadero AMOR DE DIO,) CON EL CUAL NOS CREO), y que Satanás colocó en Adan y Eva en el Eden mediante el pecado. Es luego en el PENTECOSTES, que sus discipulos se despojaron del EGO siendo restaurados y perfeccionados en el amor de Dios, lo cual permitio que recibieran al Espiritu Santo, comenzando ha hacer la obra que Jesús les ordenó plagados del poder y sabiduria divina. Todo esto es una muestra real y veridica de que, SOLO TENDRAN Y DETENTARAN LA GENUINA Y VERDADERA FE DE DIOS QUIENES CUMPLAN Y OBEDEZCAN FIELMENTE SU SANTA PALABRA y nada mas.

    Reply
  • gracias muy bueno y muy explicado comparto con ustedes y me hizo recordar muchos momentos en mi vida y como DIOS me fue formando y orientando, sin darme cuenta cabalmente, y al momento de los resultados es cuando te das cuenta que sin DIOS a tu lado jamás lograrías lo que estás viviendo gracias SEÑOR por estar siempre a mi lado y PERDONA mis momentos de dudas.-

    Reply

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.