Lección 9 Edición Adultos: “Una ciudad llamada Confusión” Para el 27 de Mayo de 2023

Sábado 20 de mayo

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Apocalipsis 17:1, 2, 15; 18:1-4; 17:4-6; Mateo 16:18; Jeremías 50:33-38; Salmo 115:4-8.

PARA MEMORIZAR:
“Pelearán contra el Cordero, pero el Cordero los vencerá, porque es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados, elegidos y fieles” (Apoc. 17:14).

El tema del Gran Conflicto se resume en Apocalipsis con el simbolismo de dos mujeres: una vestida del Sol, en Apocalipsis 12, y una vestida de escarlata, en Apocalipsis 17. El sorprendente símbolo de la mujer vestida del Sol, en la deslumbrante gloria de Cristo, se encuentra en Apocalipsis 12. Ella es fiel a su verdadero amor, Jesús. Ella no se contamina con la corrupción de doctrinas falsas. A lo largo de la Biblia, una mujer pura simboliza a la novia de Jesús, o la verdadera iglesia. En Jeremías 6:2, el profeta dice: “Como mujer hermosa y delicada comparé a la hija de Sion” (JBS). El profeta utiliza la expresión “hija de Sion”, o una mujer fiel, para describir al pueblo de Dios. (Ver también Efe. 5:25-32; Ose. 2:20).

En contraste, la Biblia compara la apostasía con la prostitución o el adulterio (Sant. 4:4). Ezequiel se lamenta al hablar de la rebelión y la infidelidad de Israel: “Eres una esposa adúltera que recibe a extraños en lugar de a su propio marido” (Eze. 16:32). En la lección de esta semana, estudiaremos a estas dos mujeres del Apocalipsis y exploraremos con más profundidad el conflicto entre la verdad y el error.

 

Domingo 21 de mayo
DOS SISTEMAS OPUESTOS

  • Lee Apocalipsis 12:17 y 17:14. ¿Cómo se describe a la iglesia de Dios, y cuál es la reacción de Satanás frente a ella?

A lo largo de los siglos, Dios siempre ha tenido un pueblo que le ha sido fiel. Apocalipsis 12:17 describe su fidelidad como los que “guardan los mandamientos de Dios”, y en otra parte también se los describe como “llamados, elegidos y fieles” (Apoc. 17:14).

  • Lee Apocalipsis 14:8; y 17:1 y 2. ¿Qué anuncio solemne hace el ángel, y qué hizo Babilonia para justificar ese anuncio?

Juan escribió el libro de Apocalipsis a fines del siglo I. Por entonces, la antigua ciudad de Babilonia era un cúmulo de polvo. Cuando Juan escribió los mensajes del libro de Apocalipsis, ya hacía varios siglos que la ciudad literal de Babilonia había sido destruida. En Apocalipsis, la antigua ciudad de Babilonia es consideraba un tipo, o símbolo, de la Babilonia del tiempo del fin. En las profecías del Apocalipsis, Babilonia representa un sistema religioso falso que tendrá características similares a las de la Babilonia del Antiguo Testamento. Los principios que guiaron a la antigua Babilonia serán la estructura que apuntale a la Babilonia moderna y espiritual.

En Apocalipsis 17:1 al 6, una mujer vestida de púrpura y escarlata avanza en forma resuelta sobre el escenario del tiempo. Esta mujer cabalga sobre una bestia de color escarlata. La Biblia la llama ramera. Ella ha dejado a su verdadero amor, Jesucristo. Aquí el apóstol Juan nos da una representación gráfica de un sistema religioso apóstata que tiene una poderosa influencia sobre el mundo. Presta atención a esta frase: este poder era alguien con quien “han fornicado los reyes de la Tierra, y sus habitantes se han embriagado con el vino de su fornicación” (Apoc. 17:2). ¿Embriagado? Este término siempre tiene una connotación negativa en la Biblia. ¿Fornicado? Esto es un símbolo de las falsas enseñanzas, de la falsa doctrina y su práctica.

  • Tanto los dirigentes como la gente común se han visto influenciados negativamente por este poder. ¿Cuál es nuestra única protección? (Lee Efe. 6:10-18).

 

Lunes 22 de mayo
EL VINO DE LA IRA

  • Lee Apocalipsis 17:1, 2 y 15; y 18:1 al 4. ¿Cuán extendida es la influencia de Babilonia?

El sistema eclesiástico caído tiene un alcance internacional que influye en la gente de todo el mundo con sus engaños. Satanás está enfurecido porque el evangelio se proclamará a toda “nación, tribu, lengua y pueblo” (Apoc. 14:6) y “este evangelio del reino será predicado en todo el mundo” (Mat. 24:14), por lo que emplea todo engaño posible para cautivar la mente de los “habitantes de la Tierra” (Apoc. 17:2, NVI). Apocalipsis 17:2 continúa su explicación del misterio de Babilonia la Grande al declarar que ella ha “fornicado” con los reyes de la Tierra. ¿Qué es la fornicación? Es una unión ilícita. En el sistema eclesiástico caído, es la unión con el Estado. En el sistema de la iglesia verdadera, la iglesia está unida con Jesucristo. La iglesia caída mira a los líderes políticos de la Tierra en busca de poder y autoridad. Busca que el Estado decrete su voluntad. En lugar de sacar su fuerza de Jesús como su verdadera cabeza, ella mira al Estado en busca de apoyo.

Apocalipsis 17:2 prosigue con su dramática descripción: “Y sus habitantes se han embriagado con el vino de su fornicación”. El simbolismo del jugo de uva puro, en todo el Nuevo Testamento, se utiliza para representar la sangre pura e inmaculada de Cristo derramada para nuestra salvación en la Cruz (Mat. 26:27- 29). En Lucas 22:20, Jesús dice: “ ‘Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre’ ”. Cuando el vino nuevo y puro del evangelio se distorsiona, y las enseñanzas de la Palabra de Dios se sustituyen por las enseñanzas de las autoridades religiosas humanas, se convierte en el “vino de Babilonia” (ver Mat. 15:9). Fíjate, también, que Dios llama a su pueblo a salir de Babilonia. En otras palabras, por más corrupto y malvado que sea el sistema, su alcance es tan amplio que abarca, por lo menos durante cierto tiempo, a sus fieles, o “pueblo mío” (Apoc. 18:4), como él los llama. Sin embargo, llegará el tiempo en que Dios los llamará a salir de ese sistema corrupto y malvado, que está a punto de caer debido a su naturaleza perversa, esta “habitación de demonios” y “albergue de toda ave sucia y aborrecible” (Apoc. 18:2).

  • ¿Qué función tienen los que proclaman el mensaje de los tres ángeles al ser usados por Dios para llamar a “mi pueblo”, su pueblo, a salir de Babilonia?

 

Martes 23 de mayo
UN MISTERIO: LA GRAN BABILONIA

  • Lee Apocalipsis 17:4 al 6. ¿Qué nos enseñan estos versículos acerca de la naturaleza de este sistema malvado?

Como hemos visto, Apocalipsis 17 describe un sistema religioso apóstata que introduce en el cristianismo muchas de las enseñanzas de la Babilonia del Antiguo Testamento. “Para tratar de entender la naturaleza de Babilonia, necesitamos volver a la primera referencia que se hace de ella en el registro bíblico, en Génesis. Todo comenzó en la llanura de la Tierra de Sinar, una región en la parte sur de Mesopotamia, hoy al sur de Irak, llamada Babilonia. Es allí donde se construyó la Torre de Babel, un símbolo de la autosuficiencia humana, la autopreservación y la independencia de Dios ([Gen.] 11:1-4)” (Á. M. Rodríguez, “The Closing of the Cosmic Conflict: Role of the Three Angels’ Messages”, p. 43).

La Torre de Babel, el sitio de la antigua Babilonia, se construyó en desafío directo a la Palabra de Dios. Los constructores de Babel edificaron este monumento para autoglorificarse, y Dios confundió su idioma. El relato del Génesis dice así: “Por eso fue llamada Babel, porque allí el Señor confundió el lenguaje de toda la Tierra” (Gén. 11:9). Tan malvado es este sistema que se lo ilustra como “ebri[o] de la sangre de los santos y de los mártires de Jesús” (Apoc. 17:6), imágenes horrorosas del nivel de corrupción de Babilonia (ver también Isa. 49:26).

Básicamente, la Babilonia espiritual representa una religión que se basa en las enseñanzas humanas, que se afirma en las ideas humanas y se apoya en las tradiciones humanas. Es una forma de religión hecha por el hombre, creada, quizá, por líderes religiosos brillantes, si bien humanos, pero se opone al poder del evangelio y de la iglesia que Jesús edificó, una iglesia construida sobre el amor, no la violencia. El libro de Apocalipsis describe estos dos sistemas de religión. El primero revela confianza total en Jesús y dependencia de su Palabra. El segundo revela confianza en la autoridad humana y dependencia de los maestros religiosos humanos. Uno es una fe cristocéntrica que depende totalmente de la gracia, el sacrificio y la expiación de Cristo para la salvación. El otro es un enfoque humanista de la fe que reemplaza la dependencia total de Cristo para la salvación por una dependencia de las tradiciones de la iglesia.

  • ¿Cómo podemos protegernos de las influencias sutiles de Babilonia, como la tendencia (que es muy común) a depender de nosotros mismos y no plenamente de Dios?

 

Miércoles 24 de mayo
UN LLAMADO AL COMPROMISO
La exhortación de Apocalipsis es un llamado urgente al compromiso, resumido en el simbolismo de las dos mujeres del Apocalipsis. Aunque a veces pareciera que el pueblo de Dios será derrotado en este conflicto cósmico entre la verdad y el error, Dios promete que su iglesia finalmente triunfará.

  • Compara Mateo 16:18 con Apocalipsis 17:14. ¿Qué promesa les hizo Jesús a sus discípulos con respecto a su iglesia?

Cristo es el fundamento sólido sobre el que se construye su iglesia. Esta iglesia se basa en las enseñanzas de su Palabra y es el Espíritu quien la guía. Al contrario, Babilonia, como hemos visto, se cimenta en las enseñanzas y las tradiciones hechas por el hombre. Cualquier líder religioso que sustituya la voluntad revelada de Dios en las Escrituras por las opiniones o las tradiciones humanas, o prefiera a estas últimas por encima de la Biblia, básicamente está fomentando la confusión babilónica. En los días de la antigua Babilonia, la Iglesia y el Estado eran una misma cosa. Cuando el rey Nabucodonosor se sentaba en el trono real de su templo, supuestamente hablaba en nombre de los dioses. En una ocasión, como un acto de rebeldía contra el Dios verdadero, el rey babilónico aprobó un decreto universal que imponía la adoración y ordenó a todos sus súbditos que se inclinaran para acatar su decreto; un poderoso símbolo de lo que el pueblo fiel de Dios, que se niega a adorar la falsa imagen, enfrentará en los últimos días. (Ver Daniel 3).

En los últimos días de la historia de la Tierra, resurgirá un sistema de IglesiaEstado, la Babilonia espiritual, con un líder espiritual que pretenderá hablar como Dios. Declarará que su palabra es la palabra de Dios misma; y sus mandamientos, los mandamientos de Dios. Durante siglos, los pontífices romanos han declarado que ocupan el lugar de Dios en la Tierra. En su carta encíclica del 20 de junio de 1894, el papa León XIII declaró: “Sostenemos sobre esta Tierra el lugar de Dios todopoderoso”. El Ferraris Ecclesiastical Dictionary [Diccionario eclesiástico Ferraris] añade: “El Papa es de tan gran dignidad y tan exaltado que no es un mero hombre, sino como si fuera Dios, y el vicario de Dios”. El apóstol Pablo agrega estas palabras exponiendo este poder: “Se opondrá y se exaltará contra todo lo que se llama Dios, o que se adora; hasta sentarse en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios” (2 Tes. 2:4).

  • Debido a que ya hemos visto que Dios tiene personas fieles en “Babilonia”, ¿por qué debemos tener cuidado en nuestra manera de hablar sobre el tema, y por qué debemos tener cuidado de no juzgar a las personas individualmente, a diferencia del sistema en sí?

 

Jueves 25 de mayo
BABILONIA: EL CENTRO DE LA IDOLATRÍA
Esta es otra pista para identificar claramente el “misterio [de] ‘La gran Babilonia’ ”. La idolatría estaba en el centro de la adoración babilónica.

  • Lee Jeremías 50:33 al 38; y 51:17 y 47. ¿Qué descubres en estos versículos sobre la adoración de imágenes en la antigua Babilonia y la respuesta de Dios a ella?

Jeremías 50 y 51 predicen la destrucción de Babilonia a manos de los medos y los persas. Una de las razones de la desaparición de Babilonia fue su idolatría. Los babilonios creían que estas imágenes eran representaciones de sus deidades. En la religión babilónica, la atención a los rituales y la adoración de las estatuas de sus deidades se consideraban sagradas; los dioses vivían simultáneamente en las estatuas de los templos y en las fuerzas naturales que encarnaban. Con el saqueo o la destrucción de ídolos se consideraba que se perdía la protección divina; durante el período neobabilónico, el príncipe caldeo Marduk-apla-iddina II huyó a los pantanos del sur de Mesopotamia con las estatuas de los dioses de Babilonia, para salvarlas de los ejércitos de Senaquerib de Asiria (ver J. R. McIntosh, Ancient Mesopotamia: New Perspectives, pp. 35-43).

Los profetas bíblicos contrastaron la adoración de estas imágenes sin vida con el Dios Creador, que no solo estaba vivo sino además daba vida (Jer. 51:15, 16, 19).

  • Lee Éxodo 20:4 al 6 y Salmo 115:4 al 8. ¿Qué enseñan sobre la idolatría?

Aunque los problemas de idolatría de la Babilonia espiritual van más allá de una mera reverencia a imágenes de madera y piedra, la Babilonia espiritual iguala a la antigua Babilonia con las imágenes introducidas en su servicio de adoración. El uso de imágenes como objetos de adoración, o la llamada “veneración”, es una violación del segundo Mandamiento porque limita la capacidad del Espíritu Santo para imprimir en nuestra mente las cosas de la Eternidad y reduce la majestad de Dios a una estatua sin vida. Estas imágenes se introdujeron en el cristianismo en el siglo IV, en un intento de que el cristianismo fuese más aceptable para la población pagana. Desgraciadamente, a estas imágenes se les da a menudo la sacralidad y el homenaje que solo pertenecen a Dios, lo que hace que todo sea espiritualmente degradante.

 

Viernes 26 de mayo 
PARA ESTUDIAR Y MEDITAR:
“El mensaje de Apocalipsis 14, que anuncia la caída de Babilonia, debe aplicarse a comunidades religiosas que un tiempo fueron puras y luego se han corrompido. En vista de que este mensaje sigue a la advertencia del Juicio, debe ser proclamado en los últimos días; por tanto, no puede referirse solo a la Iglesia Romana, pues dicha iglesia está en condición caída desde hace muchos siglos” (CS 433). Daniel 3, la historia de los tres hebreos a quienes se les había ordenado “ador[ar] la estatua de oro que el rey Nabucodonosor levantó” (Dan. 3:5) en la antigua Babilonia, se erige como un símbolo, un modelo, de lo que sucederá cuando la Babilonia espiritual, en los últimos días, también imponga la adoración de una “imagen” falsa (ver Apoc. 13:15; 14:9, 11; 16:2; 19:20; 20:4). Es interesante que el mandamiento que los tres hebreos no quisieron violar, el segundo Mandamiento (Éxo. 20:4, 5), era uno de los dos mandamientos que este poder, que en otra parte se describe tratando “de cambiar los tiempos y la ley” (Dan. 7:25), había falsificado.

¿Cuál era el otro Mandamiento que falsificó? Por supuesto, el cuarto Mandamiento, que como hemos visto, y volveremos a ver, se encuentra en el centro de toda esta cuestión de la adoración y será decisivo en la crisis final, cuando nos enfrentemos a la cuestión de si adoraremos a aquel que “hizo el Cielo, la Tierra y el mar, y todo lo que contienen, y reposó en el séptimo día” (Éxo. 20:11; ver también Apoc. 14:7) o a la bestia y su imagen.

 

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. ¿Qué relación tiene la Torre de Babel con la Babilonia espiritual moderna? ¿Cuáles son las similitudes entre las dos? ¿Cómo armonizas dos ideas opuestas? Jesús ha dado autoridad a su iglesia, pero es peligroso depositar nuestra experiencia religiosa en manos de un líder espiritual, cualquiera que sea. ¿Cuáles son los límites de la autoridad de la iglesia?
  2. ¿Cómo podemos comprender que la idolatría, uno de los pecados de Babilonia, no es solamente inclinarse ante las estatuas? ¿De qué manera hasta los protestantes pueden caer en la idolatría?
  3. ¿Cuáles son algunos otros paralelismos que puedes encontrar entre Daniel 3 y la adoración forzada que se presenta allí, y lo que se nos advierte para los últimos días?
Radio Adventista
1 comment… add one
  • Me gusta esta página porque me hace dar fácilmente la lección cada sábado. Incluye los versículos está muy bien.
    Muchas gracias.

    Reply

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.