Leccion 13 Edicion Maestros – El reino de Cristo y la ley – Sabado 28 de Junio 2014

El reino de Cristo y la ley

Leccion 13 Edicion Maestros – Sabado 28 de Junio 2014

El sábado enseñaré…
Texto clave: Daniel 2:44.

Enseña a tu clase a:
Saber que el pecado y la muerte serán eliminados.
Sentir alegría anticipada por la Tierra Nueva.
Hacer la resolución de comprometerse con el Reino de Dios.

Bosquejo de la lección:
I. Saber: Abajo la muerte.
A. ¿Por qué pueden existir el amor solamente en un universo moral?
B. ¿Por qué Jesús no tomó el camino fácil de ganar el dominio de la Tierra
inclinándose ante Satanás (Mat. 4:8)?
C. ¿Cómo se relaciona la Ley de Dios con su justicia?
D. ¿Por qué el mal nunca se levantará otra vez después de que Dios destruya
el pecado?
II. Sentir: Nuestra gran esperanza.
A. ¿Cómo podemos ser parte de nuestras comunidades y, no obstante,
“no ser del mundo” (Juan 17:14)?
B. Como ciudadanos nuevos en el Reino de Dios, ¿cómo demostraremos
nuestra lealtad?
C. Al luchar con el pecado y la muerte como consecuencia de quebrantar
la Ley de Dios, ¿cómo podemos mantener una actitud de esperanza?
III. Hacer: Nuestro compromiso de lealtad.
A. ¿Por qué no podemos poseer una ciudadanía doble en la gran controversia
entre el Reino de Dios y el reino del mal?
B. ¿De qué modo un enfoque del cielo puede ayudarnos a vivir una vida
significativa, y ser mejores ciudadanos aquí y ahora?
C. ¿Qué sucede con nuestra vida espiritual si enfatizamos la Ley por sobre
la gracia o la gracia por sobre la Ley?
Resumen: Dios establecerá un mundo nuevo y eterno donde los resultados
de violar la Ley de Dios ya no existirán. Cada uno de nosotros es llamado a
aceptar la ciudadanía en el Reino de Dios.

Ciclo de aprendizaje
Texto destacado: Daniel 2:44.
Concepto clave para el crecimiento espiritual: No podemos estar
de ambos lados del cerco en lo espiritual. Es imposible ser fiel a Dios y a
Satanás al mismo tiempo. Todos tenemos que elegir a cuál reino daremos
nuestra lealtad.

1: ¡Motiva!

• Solo para los maestros: El problema de la validez de la Ley de Dios
no es un tema que afrontamos solo hoy. El pecado comenzó originalmente cuando
Satanás cuestionó el carácter de Dios, que está reflejado en su Ley. Así, el
pecado entró en nuestro mundo perfecto y lo arruinó severamente. Jesús entró
en la historia humana para salvarnos y restaurarnos. En la Tierra creada de nuevo,
se seguirá la Ley de Dios y el amor reinará supremo.
Se cuenta la historia de una mujer muy tímida que vino a la iglesia para conocer
a Jesús. Ella parecía no tener grandes talentos para usar para Dios, pero
encontró su lugar en la iglesia y organizó almuerzos a la canasta después del
sermón. Muchos años más tarde, contrajo una enfermedad terminal e ingresó
al hospital. Cuando el pastor fue a visitarla, ella le dijo que estaba lista para
morir. Le contó que estaba esperando la venida de Jesús y quería compartir
con otros su esperanza. Le pidió al pastor que, en su funeral, pusieran en su
mano izquierda una Biblia; y en la derecha, un tenedor plástico. El pastor podía
entender lo de la Biblia, pero ¿por qué el tenedor plástico? “Pastor, he ayudado
con comidas a la canasta por muchos años. Siempre le recordé a la gente
que conservaran sus tenedores para comer el postre. Cuando vean el tenedor
preguntarán qué significa, y usted les dirá que ¡quiero que todos sepan que lo
mejor está por venir!”
Este trimestre, después de estudiar la Ley de Dios y la gracia maravillosa,
debemos recordar que debemos mirar el cuadro completo. Como adventistas
del séptimo día, tenemos el privilegio de decirle al mundo que lo mejor está
por venir: un mundo perfecto creado de nuevo.
Actividad inicial: ¿Por qué cosas recordamos a las siguientes personas:
Juan Sebastián Bach, Tomás Alva Edison, Steve Jobs, Napoleón, la Madre
Teresa? ¿Por qué te gustaría que te recordaran?
Analiza: ¿Sería posible estar tan concentrados en el cielo que no seamos
buenos para nada en la Tierra?

2: ¡Explora!

Comentario de la Biblia
La creación humana no comienza realmente en Génesis 1. La Creación
comenzó cuando Dios, impulsado por su amor por las criaturas que todavía no
había formado, concibió la idea de un planeta que fuera hermoso, habitado por
seres que reflejaran la imagen y semejanza de su Creador. Esta creación se
basaba en la Ley del cielo, que gobierna el universo. Esta Ley significaba vida,
orden, belleza y creatividad, y se basaba en el amor de Dios -el Padre, el Hijo
y el Espíritu-, porque solo el amor puede soñar con un mundo tan maravilloso.
I. Dimensiones cósmicas
(Repasa, con tu clase, Isa. 14:12-19; Eze. 28:12-20.)
Lamentablemente, la desconfianza, la duda y la envidia entraron en el ámbito
celestial. Apocalipsis 12 describe la rebelión dirigida por alguien que una vez fue
conocido como Lucifer (Isa. 14:12-19; comparar con Eze. 28:12-20), que quería
estar sobre las estrellas de Dios y ser como el Altísimo. La ambición impulsó a
un ser creado a dudar de la motivación divina expresada en la Ley divina. Esta
duda fue inyectada en un mundo perfecto, con solo una “imperfección”: las
criaturas que Dios había hecho no eran robots, sino que tenían la libertad de
hacer decisiones. Cuando habla la serpiente, “vemos malas representaciones
convertidas en falta de confianza, la falta de confianza madura hasta ser alienación,
y la alienación se transforma en temor (Gén. 3:1, 6, 8, 10)”.-Tonstad,
The Lost Meaning of the Seventh Day, p. 464. Apocalipsis 12 describe, en
el contexto de una guerra cósmica, cómo la duda de Lucifer infectó a otros
miembros de la familia cósmica, y luego la humanidad cayó en la misma trampa.
Considera: Analiza con tu clase las implicaciones de la creación divina de
los seres humanos, creados con la capacidad de elegir. ¿Qué dice esto acerca
del Creador? ¿Qué dice acerca de las leyes que el Creador había puesto en
marcha?
II. El plan de Dios: No fue un pensamiento tardío
(Repasa, con tu clase, 1 Juan 3:8; Juan 8:44.)
No obstante, Dios tuvo un plan todo el tiempo, aun cuando sabía, como ser
Omnisciente, el fin desde el principio. Dios, en el Hijo, se ofrecería como un
sacrificio, para así nivelar otra vez la situación. Los humanos podrían otra vez
hacer una elección, algo que se expresa repetidamente en el llamado divino
por medio de los profetas, y otros, de elegir entre Dios y Baal (o el dinero, o
los placeres o el yo).
Los problemas de la lucha cósmica que se desarrollan involucran preguntas
acerca de la integridad de Dios. En 1 Juan 3:8 se afirma que “el que practica
el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto
apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo”. Un diablo que
pecó al principio sugiere un marco de referencia (o leyes) que existían durante
la rebelión en el cielo. Pero, más allá del problema de la transgresión de la Ley
divina, necesitamos considerar el problema de poner en duda el carácter de
Dios, que se refleja también en las declaraciones insinuantes de la serpiente a
Eva, en Génesis 3. Juan 8:44 contiene la descripción de Jesús del archienemigo:
“Él [el diablo] ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la
verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque
es mentiroso, y padre de mentira”. La descripción que da Cristo de Satanás
involucra homicidio y mentira, y ambos son violaciones de la Ley Moral de Dios.
Considera: ¿Por qué es importante que la salvación no sea un pensamiento
tardío o una respuesta de emergencia de Dios?
III. ¿Puede Dios ser justo y misericordioso?
(Repasa, con tu clase, Apoc. 12:10; Zac. 3:1-5; Job 1.)
Otro problema importante en el conflicto cósmico entre Cristo y Satanás
involucra la relación entre el Creador y los seres creados. La autonomía y la
actuación propia eran parte del reclamo que Lucifer mantenía (Isa. 14:12-19).
La brillante estrella de la mañana quería ser su propio amo, y estar al mismo
nivel de Dios.
Finalmente, el aprecio por la justicia y la misericordia de Dios estuvieron
en peligro cuando Satanás desafió a la Trinidad en el cielo. Por cuanto Satanás
está acusando constantemente al pueblo de Dios (Apoc. 12:10; Zac. 3:5; comparar
con Job 1), el tema de la justicia divina necesita comprenderse en este
conflicto. ¿Es Dios realmente equitativo y justo? ¿Tiene él favoritos? ¿Cómo
actúa la salvación? ¿Cómo puede él perdonar a un pecador que ha transgredido
su divina Ley?
Durante todo este trimestre, hemos estudiado diferentes aspectos de la
iniciativa de Dios para responder estas preguntas de una vez por todas. La primera
promesa, dada a Adán y a Eva, señalaba a aquel que aplastaría la cabeza
de la serpiente. Los sacrificios y los ritos del Santuario terrenal sirvieron como
lecciones objetivas del plan divino. Los profetas en todo el período del Antiguo
Testamento hablaron acerca del Mesías, y añadieron piezas al rompecabezas
que resultaría en un cuadro más grande. Y, finalmente, la Palabra creadora que
habló, y el planeta existió, llegó a ser carne y acampó con nosotros. Jesús demostró
tanto la seriedad del pecado como la maravilla del plan divino de salvación.
Su ejemplo sirvió para exaltar la Ley y el carácter de Dios. Su predicación
señaló los principios del Reino, que eran diferentes de los patrocinados por el
caído Lucifer. Su sacrificio pagó el precio por el pecado y nuestros pecados:
una víctima inocente fue degollada y rescató a los culpables, que necesitaban
depender completamente de este sacrificio.
Aunque la gran controversia no ha terminado aún, la victoria es segura. La
Ley y el carácter de Dios han sido vindicados por Dios mismo, que demostró
su viabilidad y estuvo dispuesto a pagar el precio que costó la transgresión.
Considera: Al pensar acerca de la Gran Controversia, ¿cómo se desarrolla
este conflicto cósmico en tu propia vida?

3: ¡Aplica!

PREGUNTAS PARA REFLEXIONAR:
1. ¿Qué acusación planteó Satanás contra la Ley de Dios en el cielo? ¿Cómo
la refutó Jesús?
2. ¿Cómo logró Satanás presentarse en el cielo como representante de la
Tierra?
3. ¿Cómo ha sido expuesta toda la humanidad a los principios básicos de
la Ley de Dios?
4. ¿Cuán preciso es Daniel 2 en demostrar y considerar las actuales realidades
económica y política de Europa?
5. Algunos enseñan que, por cuanto Dios es amor, finalmente permitirá que
todos entren al cielo. Sin embargo, la Biblia enseña que los malvados serán
excluidos de él. ¿Qué los inhabilita para el cielo?
PREGUNTAS DE APLICACIÓN:
1. ¿Qué sucede si enfatizamos la Ley a expensas de la gracia, o viceversa?
¿Qué efectos prácticos tendrá esto en nuestra vida?
2. Como ciudadanos nuevos, estamos obligados a seguir las leyes de nuestro
nuevo país. ¿Qué tiene que ver esto con el cristiano y la Ley de Dios?
3. ¿Cómo podemos vivir como “extranjeros y peregrinos aquí” y, no obstante,
ser “la sal de la tierra”, al impactar a nuestro mundo sobre temas sociales,
económicos y políticos?

4: ¡Crea!

Actividad: El cielo a veces se describe, en la cultura contemporánea, como
un lugar donde todos vestiremos túnicas blancas y donde pasaremos la eternidad
sentados sobre una esponjosa nube blanca tocando un arpa pequeña.
Toma unos momentos para compartir cómo te imaginas que será el cielo.
¿Cómo impactará tu vida la ausencia de pecado y de muerte? ¿Qué es lo que
más esperas?
escuela sabatica

0 comments… add one

Leave a Comment