Jonathan Gallagher Leccion 9. Apelación pastoral del Pablo (3T 2017) Sabado 26 de Agosto

Leccion 9. Apelación pastoral del Pablo (3T 2017—Gálatas)

Textos bíblicos: Gálatas 4:12–20, 1 Corintios 11:1, Filipenses 3:17, 1 Corintios 9:19–23, 2
Corintios 4:7–12.

Citas
• “Tú eres realmente justo, Señor, si yo contiendo/ Contigo; pero, señor, lo que yo
alego es justo. / ¿Por qué prosperan los caminos de los pecadores? y ¿por qué / la
decepción acaba con todo aquello por lo que me esfuerzo? Gerard Manley Hopkins
• El hecho de que un sentido de apelación tenga sentido lógico, no quiere decir que
funcionará. William Bernbach
• Yo rechazo cualquier doctrina religiosa que no contienda con la razón y que esté en
conflicto con la moralidad. Mahatma Gandhi
• Nadie puede persuadir a otro para que cambia. Cada uno de nosotros cuida una
puerta de cambio que solo puede abrirse desde adentro. No podemos abrir la puerta
de otra persona, ya sea por argumento o por apelación a sus emociones. Marilyn
Ferguson
• La meta del pastor no es hacer que las personas aparezcan sino que crezcan. John
Maxwell

Para debatir
¿Cuál es el llamado a la libertad que hace Pablo a los lectores? ¿Qué llamado
queremos hacer nosotros a quienes nos rodean? ¿Cómo nos vemos a nosotros mismos?
¿Cuál es el peligro de la religiosidad? ¿Por qué, como comunidad religiosa, caemos tan a
menudo en la trampa de la observancia legalista’? ¿Cómo distinguimos los aspectos
externos de la verdad interior?

Resumen bíblico
Pablo había hablado ya en Gálatas 4 acerca de los problemas que él veía que se
estaban viviendo en la iglesia de Galacia. Luego, (Gálatas 4:12-20) hace un llamado a que
se liberen de tales cosas. Su llamado a la liberación de las “reglas ceremoniales” nos
muestra que él está procurando una verdadera experiencia con Dios, no simplemente una
forma de religiosidad. Pablo hace referencia a la forma amable y generosa en que los
gálatas lo trataron a él de forma persona, y aplica eso a su experiencia con Dios. Pablo
habla una y otra vez respecto a los falsos maestros que están tratando de esclavizar a los
gálatas una vez más. Inclusive, él se pregunta si su obra ha sido en vano, ya que se da
cuenta de que estos amigos están regresando al falso concepto de la salvación por obras…
El apóstol Pablo vincula el mensaje consigo mismo (1 Corintios 11:1) —indicando
que existe una relación estrecha entre el mensajero y el mensaje. Incluso, él dice a los
creyentes que modelen su vida guiados por la vida de él (Filipenses 3:17). En 1 Corintios
9:19-23 él declara que no vive bajo la ley ¡aunque la obedece! En otras palabras, la ley es
buena ¡pero no es la fuente de bondad! Él también menciona que está buscando un terreno
en común con todas las personas a fin de ayudarles a entender la verdad—un concepto muy
útil para nosotros hoy.
En 2 Corintios 4:7–12 Pablo comparte la grande verdad de que somos simplemente
vasijas de barro, receptores del glorioso tesoro de la verdad de Dios. Nosotros no somos el
tesoro, somos los receptáculos de él. De modo que a pesar del sufrimiento que eso conlleva,
nos alegramos en el privilegio de que Jesús se revele a través de nosotros. Este es nuestro
rol constante: ser una vasija para el universo, para los ángeles y para los seres humanos. De
este modo, el glorioso tesoro de la verdad de Dios llega a revelarse…

Comentario
Pablo habla con gran agonía puesto que se da cuenta de que la libertad del evangelio
se está perdiendo a medida que estos falsos maestros toman el control, exigiendo a los
creyentes que obedezcan los requisitos de un sistema que Jesús ha anulado—pensemos en
el velo del templo que se rasgó, el escape del cordero que iba a ser ofrecido en sacrificio.
Esta no es la forma, aunque a lo largo de la historia (incluyendo la nuestra) la tentación de
seguir una religión basada en las normas como un medio para justificarnos ha seguido
tentándonos…
Pablo habla acerca de la esclavitud y la libertad—y esta es la verdad. Jesús vino
para hacernos libres de tomar las decisiones correctas. Este es el llamado de Pablo—
¡recordar el gozo de la liberación!
Este tesoro del evangelio es colocado de forma inusual en vasijas de barro. “Pero
tenemos este tesoro en vasijas de barro para que se vea que tan sublime poder viene de Dios
y no de nosotros.” 2 Corintios 4:7 NVI.
Antes de que nos sintamos orgullosos, debemos ver que solo somos los
contenedores. Lo que es de valor no es la vasija, sino el hecho de que dentro de ella está
contenido el tesoro. En los tiempos antiguos, en la práctica, las vasijas de barro
equivaldrían hoy a las bolsas de plástico. Estaban hechas de un material muy común, y eran
el “empaque” estándar, lo cual nos explica por qué los arqueólogos encuentran tantas piezas
de vasijas partidas. La vasija de barro era como la bolsa plástica, desechable, se tiraba por
allí cuando ya no se necesitaba más (o, más probablemente, cuando se quebraba).
Así que actualicemos la imagen: “tenemos este tesoro en bolsas de plástico.” Es
sorprendente. Increíble. Aparentemente tonto, inclusive. Que el glorioso evangelio sea
empaquetado en plástico, ese objeto tan trivial y común que todos tenemos a la mano.
Porque el divino tesoro que fue dado a la humanidad en bolsas de plástico es “su luz en
nuestro corazón para que conociéramos la gloria de Dios que resplandece en el rostro de
Cristo.” 2 Corintios 4:6 NVI.
Para extender la imagen: Las bolsas de plástico varían. Algunas funcionan como
publicidad, patrocinando un producto u otro. ¿Es esta la forma de guardar el divino tesoro?
difícilmente.
Las bolsas plásticas de basura son negras, opacas. No podemos ver lo que hay
dentro de ellas—y teniendo en cuenta que es basura, ¡eso es apenas bueno! Pero ¿qué pasa
con el tesoro del glorioso evangelio de Dios?—En absoluto, no. Es totalmente inapropiado.
Para mostrar el tesoro, las bolsas de plástico deben ser transparentes. Porque lo que
importa no es la bolsa, sino el tesoro, y que otros puedan verlo.

Comentarios de Elena de White
“Tenemos empero este tesoro en vasos de barro, para que la alteza del poder sea de
Dios, y no de nosotros.” 2 Corintios 4:7. Esta es la razón por la cual la predicación del
Evangelio fue confiada a hombres sujetos a error más bien que a los ángeles. Es manifiesto
que el poder que obra por la debilidad de la humanidad es el poder de Dios; y así se nos
anima a creer que el poder que puede ayudar a otros tan débiles como nosotros puede
ayudarnos a nosotros también. Y los que están sujetos a flaquezas deben poder
compadecerse “de los ignorantes y extraviados.” Hebreos 5:2 Habiendo estado en peligro
ellos mismos, conocen los riesgos y dificultades del camino, y por esta razón son llamados
a buscar a los demás que están en igual peligro. Hay almas afligidas por la duda, cargadas
de flaquezas, débiles en la fe e incapacitadas para comprender al Invisible; pero un amigo a
quien pueden creer, que viene a ellos en lugar de Cristo, puede ser el vínculo que corrobore
su temblorosa fe en Cristo. {El deseado de todas las gentes, p. 264}

Preparado y escrito po: © Jonathan Gallagher 2017
Traducción: Shelly Barrios De Ávila

Radio Adventista
0 comments… add one

Leave a Comment