Jonathan Gallagher Leccion 8. La misión de Jesús (2T 2015 – El libro de Lucas)

Leccion 8.  La misión de Jesús (2T 2015 – El libro de Lucas)

Textos bíblicos: Lucas 15:4–7, 11–32; Lucas 16:19–31; 18:35–43; 19:1–10.

Citas
• La misión de Jesús no trajo una nueva doctrina, sino un nuevo evento. Trajo a la
gente un anticipo real de la salvación escatológica. Jesús no prometió el perdón de
los pecados sino que lo otorgó. Él no solo le dio seguridad a la gente respecto a la
futura comunión del Reino, sino que les invitó a la comunión con él mismo, como
el portador del Reino. Él no se limitó a prometer vindicación en el día del juicio;
les otorgó el estatus de una justicia presente. No sólo enseñó una liberación
escatológica del mal físico, sino que anduvo demostrando el poder redentor del
Reino, liberando a las personas de la enfermedad, e incluso de la muerte. George
Eldon Ladd
• A veces me he preguntado por qué a menudo Jesús tocaba a la gente que sanaba,
siendo que muchos de ellos deben haber sido poco atractivos, obviamente estaban
enfermos, antihigiénicos y malolientes. Con su poder, él podría haber agitado una
varita mágica. De hecho, con una varita habría alcanzado a más personas que
usando solo un toque. Él podría haber dividido a la gente en grupos por afinidad y
así haber organizado sus milagros – los paralíticos por allá, las personas febriles
aquí, las personas con lepra allí – levantando las manos para sanar a cada grupo
de manera eficiente, en masas. Pero eligió no hacerlo. La misión de Jesús no era
principalmente hacer una cruzada contra la enfermedad (si así hubiera sido, ¿por
qué dejó a tantos sin sanar y mandó a sus seguidores a guardar silencio respecto a
los detalles sobre sus actos de sanidad?), sino más bien un ministerio para
personas individuales, algunas de los cuales por casualidad tenían una
enfermedad. Él quería esas personas, una por una, sintieran su amor y calor y su
plena simpatía hacia ellos. Jesús sabía que no podía demostrar fácilmente el amor
a una multitud, porque el amor a menudo implica tocar. Paul Brand

Para debatir
¿Cómo definiríamos la misión de Jesús? ¿De qué manera el Sermón del Monte
define a Jesús y su misión? Aunque Jesús estaba muy involucrado con la humanidad,
¿qué asuntos más amplios también eran parte de la misión de Jesús? ¿Cómo podemos
explicar mejor a los demás lo que implicaba la misión de Jesús y la forma en que
nosotros estamos involucrados?

Resumen bíblico
Jesús describe su misión como la búsqueda de la oveja perdida (Lucas 15:4-7) y el
hijo pródigo (Lucas 15:4-7). Esta parábola se ha convertido con razón, en una de las más
preferidas, no sólo porque habla de nuestra salvación, sino también porque describe el
corazón amoroso del Padre. En Lucas 16:19-31 Jesús cuenta la historia del hombre rico y
Lázaro, no tanto para hacer referencia a la vida después de la muerte, sino más bien a la
manera en que vivimos la vida ahora. La curación del ciego de Jericó (Lucas 18:35-43) es
un ejemplo de cómo Dios quiere sanarnos para que podamos ver realmente. La
conversión de Zaqueo (Lucas19:1-10) nos muestra cómo podemos realmente cambiar, y
Jesús confirma que esta es la razón por la cual vino: “El Hijo del hombre vino a buscar y
salvar a los que están perdidos.” Todo esto en el contexto de la gran controversia que
demuestra el verdadero carácter de Dios, que es la fuente de todo lo que es bueno…

Comentario
La misión de Jesús fue revelar a Dios, no de una manera teórica, impartiendo
información, sino con todas las implicaciones del concepto bíblico de “conocer.” Esta
experiencia íntima, basada en la demostración práctica, es el centro de nuestra salvación
y es también la respuesta de Dios ante el universo por los cargos del Diablo contra él.
Tampoco significa esto que Jesús vino a inaugurar una filosofía moral o a ser un maestro
sabio. Su presencia trajo la salvación, porque él es Dios encarnado, la salvación
manifestada. Tal como escribe C.S. Lewis en su obra: “Dios en el muelle:” “La idea de
un gran maestro moral diciendo lo que Cristo dijo que está fuera de la cuestión…
Podemos notar a simple vista que Él nunca fue considerado como un gran maestro moral.
Él no produjo ese efecto en ninguna de las personas que realmente lo conoció. Él produjo
principalmente tres efectos: odio, terror, adoración. No había ni rastro de personas que
expresaran una leve aprobación.

Jesús fue la manifestación pública de Dios. Para usar una palabra antigua, en
inglés se usa la palabra “gazingstock.” Entonces, ¿qué de nosotros? Hebreos 10:33 dice:
“Fuisteis hechos espectáculo (gazingstock).” La palabra traducida como “gazingstock” es
“theatrizomenoi.” Es decir, un espectáculo de tipo teatral. Una manifestación pública y
muy válida.

Jesús vivió, murió y resucitó para mostrarnos cómo es Dios, para justificarnos y
mantenernos justos delante de Dios. De esta manera nos gana de nuevo para que le
amemos y tengamos fe en él. Él salvará a todos los que han mostrado fe en él. La misión
de Jesús fue hacernos conocer a Dios: “Aunque ninguno ha visto a Dios, Jesucristo, el
Único e Incomparable, quien está cerca del Padre, nos ha mostrado cómo es Dios” (Juan
1:18 FBV) Jesús le dijo a Thomas: “Si ustedes me hubieran conocido, conocerían
también a mi Padre. A partir de ahora, ustedes lo conocen y lo han visto” (Juan 14:7
FBV). Y al final de su oración por sus discípulos, Jesús declara su misión cumplida: “Yo
les he mostrado tu carácter y seguiré dándolo a conocer, para que el amor que tienes por
mí esté en ellos, y yo viviré en ellos” (Juan 17:26 FBV).

Comentarios de Elena de White
Cristo exaltó el carácter de Dios, atribuyéndole la alabanza y dándole el crédito de
todo el propósito de su misión en la tierra, para justificar a los hombres a través de la
revelación de Dios. En Cristo se revistió delante de los hombres la gracia paternal y las
perfecciones incomparables del Padre. En su oración, justo antes de su crucifixión, Jesús
declaró: “He manifestado tu nombre.” “Te he glorificado en la tierra. He acabado la obra
que me diste que hiciera” cuando alcanzó el objeto de su misión, – la revelación de Dios
al mundo, – el Hijo de Dios anunció que su trabajo se había llevado a cabo, y que el
carácter del Padre había sido manifestado a los hombres. {Signs of the Times, 20 de
enero 20 de 1890}

Desde los comienzos de su ministerio, los hombres comenzaron a comprender
más claramente el carácter de Dios… La misión de Cristo en la tierra era revelar a los
hombres que Dios no era un déspota, sino un Padre Celestial, lleno de amor y
misericordia por sus hijos. Él hablaba de Dios mediante el amoroso título de “mi Padre.”
{En Lugares Celestiales, p. 16}
El objetivo de nuestra misión es el mismo que el de la misión de Cristo. ¿Por qué
Dios envió a su Hijo al mundo caído? Para dar a conocer a la humanidad su amor por
ellos. Cristo vino como un Redentor. A lo largo de su ministerio mantuvo prominente su
misión de salvar a los pecadores. {Review and Herald, 6 de junio de 1904}

escuela sabatica jonathan gallagherPreparado y escrito por: © Jonathan Gallagher 2015
Traducción: Shelly Barrios De Ávila

Radio Adventista
1 comment… add one
  • Es escazo el material Hispano en Adelaide, Australia, es una gran bendicion para see compartida en mi clause, Dios BENDIGA este ministerio santo.

    Reply

Leave a Comment