Jonathan Gallagher – Leccion 7. Vivir como Cristo (3T 2014—Enseñanzas de Jesús)

Leccion 7. Vivir como Cristo (3T 2014—Enseñanzas de Jesús)

Textos bíblicos Mateo 9:36, Marcos 10:21, Lucas 10:30–37, Mateo 25:31–46, Lucas
6:32–35, Juan 15:4–12, Juan 13:34.

Citas
• La vida de un cristiano no debe ser nada menos que una representación visible de
Cristo. Thomas Brooks
• La tarea del cristiano es hacer que el Señor Jesús sea visible, inteligible y
deseable. Len Jones
• Dios nunca le dio al hombre un deber que fuera tan irreverente como para no
reflexionar sobre cómo el Hijo de Dios lo hubiera hecho. George MacDonald
• Usted y yo fuimos creados para decir la verdad acerca de Dios mediante nuestro
reflejo de su semejanza. Ian Thomas
• Nuestras vidas deben ser tantos sermones como sean posible sobre la vida de
Cristo. Juan Trapp
• Cuanto más el alma se conforme a Cristo, tanto más seguro será su interés en
Cristo. Thomas Brooks
• No es el gran talento lo que Dios bendice tanto como la gran semejanza a con
Jesús. Robert Murray M’Cheyne
• Hablamos sobre ser cristianos, lo cual significa ser como Cristo, ya que llevamos
su nombre. De modo que lo que se supone que debemos estar haciendo es amar,
aceptar y ayudar. No estamos condenando, controlando, o culpando a otros – tal
comportamiento es totalmente opuesto a la forma en que Jesús vivió y actuó. Si la
religión tuviera ese rostro – el rostro de Jesús – entonces no faltarían personas que
respondieran al llamado. Ben Carson

Para debatir
¿Cuál es nuestra motivación para “vivir como Cristo”? ¿De qué manera debería
ser esto una demostración en lugar de una declaración? ¿Es vivir como Cristo algo que
podamos lograr que ocurra en nuestras vidas? ¿Cómo es Jesús nuestro ejemplo y cómo es
nuestra salvación? ¿Cómo hemos de ser un espectáculo para los ángeles y para los
hombres?

Resumen bíblico
Jesús tuvo compasión de la gente (Mateo 9:36). Está registrado que amó al joven
rico (Marcos 10:21). En la parábola del Buen Samaritano, Jesús dio una imagen de la
clase de personas que hemos de ser (Lucas 10:30-37). Las ovejas y las cabras (Mateo
25:31-46) se separan con base en lo que han hecho. “Amen a sus enemigos, háganles el
bien, y presten sin esperar que les paguen. Entonces recibirán una gran recompensa, y
ustedes serán los hijos del Altísimo, porque él es bueno con los ingratos y los malvados.”
Lucas 6:35 FBV. La vid y los pámpanos (Juan 15:4-12) ilustran cómo debemos vivir en
relación con Jesús. Jesús nos manda a amarnos los unos a los otros (Juan 13:34).

Comentario
En la “Imitación de Cristo”, de Tomás à Kempis, el objetivo supremo es ser
exactamente igual a Cristo como nuestro ejemplo. Pero si bien debemos prestar mucha
atención a lo que Jesús dijo e hizo, él no estaba diciendo que “si yo puedo hacerlo, tú
también puedes.” Esta salvación mediante el seguimiento del ejemplo es peligrosa, ya
que nos señala de nuevo nuestras propias obras y valida nuestra salvación por los logros y
no a través del Salvador. Hemos de seguir al Maestro, no tratar de copiarlo exactamente.
¿Y cómo podríamos si Él es Dios? Si bien no tenemos el mismo acceso al poder de Dios,
¿se supone que debemos imitar el ministerio de Jesús? Esto parece un asunto cercano a la
blasfemia si estamos tratando de hacerlo por nosotros mismos. Sin embargo no hay límite
en lo que podemos lograr cuando colocamos las cosas en manos de Dios, quien nos da el
poder de pensar y de hacer.

Nuestro papel consiste en revelar el Salvador, no en tratar de tomar ese papel por
nosotros mismos. Desde luego, tenemos que ser mucho más activos, demostrando la
verdad acerca de Dios en lugar de sólo hablar de ella. Pero el elemento clave es la
confianza, y la fidelidad. Jesús, al final dejó de un lado lo milagroso, porque no produjo
en las personas la confianza reflexiva que él quería despertar en ellas. Del mismo modo,
hemos de mostrar en nuestras vidas el tipo de personas que somos, como resultado de
nuestra experiencia y nuestra confianza en Dios, no a causa de grandes milagros que
podamos señalar. La confirmación no es porque es algo maravilloso, ¡sino porque es
verdad!

El resultado de nuestro vivir como Cristo será que otros puedan verlo. Dice Jesús:
“De la misma manera, ustedes deben dejar que su luz brille delante de todos a fin de que
ellos puedan ver las cosas buenas que ustedes hacen y alaben a su Padre celestial.”
(Mateo 5:16 FBV). ¡No es necesario para promover el cristianismo cuando lo vives! Muy
a menudo pensamos que necesitamos alguna estrategia o enfoque de Marketing o
Relaciones Públicas cuando se trata de compartir la buena nueva. Pero la mejor manera
de convencer a los demás es a través de la demostración, no del argumento. Si realmente
vivimos para Cristo, esto se verá en la forma en que nos comportamos y tratamos a los
demás. “Predique el Evangelio siempre, y si es necesario, utilice las palabras.”

Comentarios de Elena de White
El verdadero hijo de Dios será semejante a Cristo. En la medida en que crezca en
el conocimiento de la verdad y sea santificado por ella, se parecerá más y más a Jesús…
{Hijas de Dios, p. 13}
En aquellos que la posean, la religión de Cristo se revelará como un principio
vivificador que todo lo penetra, una energía espiritual y viviente que obra. Se manifestará
la frescura, el poder y el gozo de la perpetua juventud. El corazón que recibe la palabra
de Dios no es como un pozo de agua que se evapora, ni como una cisterna rota que pierde
su tesoro. Es como el torrente de la montaña alimentado por fuentes inagotables, cuyas
aguas frescas y cristalinas saltan de una roca a otra, refrigerando al cansado, al sediento y
al cargado. {Palabras de Vida del Gran Maestro, p. 100}
Cada uno de sus hijos debe llegar a ser como Jesús, que no buscaba agradarse a sí
mismo. Para estar frente al Hijo del hombre, tendremos que haber alcanzado la simetría
de carácter. Y la gracia de Dios para lograrlo está a su disposición para que la demande;
si la pide, él le dará la gracia y la fuerza en la medida de su necesidad {Hijas de Dios, p.
167}
Todos los que estudian la vida de Cristo y practican sus enseñanzas, vendrán a ser
como Cristo. Su influencia será como la de él. Revelarán integridad de carácter. Mientras
andan en la humilde senda de la obediencia, haciendo la voluntad de Dios, ejercen una
influencia que se hace sentir en favor del progreso de la causa de Dios y la sana pureza de
su obra. En estas almas cabalmente convertidas, el mundo debe ver un testimonio del
poder santificador de la verdad sobre el carácter humano. {El Evangelismo, p. 199}
El verdadero buscador, que lucha para ser semejante a Jesús en palabra, vida y
carácter, contemplará a su Redentor y, al observarlo, será transformado a su imagen,
porque anhela tener la misma disposición y la misma mente que hubo en Cristo Jesús.
{La Maravillosa Gracia de Dios, p. 61}
Preparado y escrito por: © Jonathan Gallagher 2014
Traducción: Shelly Barrios De Ávila

Jonathan Gallagher escuela sabatica

Radio Adventista
0 comments… add one

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.