Bosquejo de la Lección 7: “Castigo retributivo” 4°/tri/2016 IASD/DSA

En esta lección hay una frase para comprender del tiempo de Dios. El concepto de que Dios bendice a los buenos y castiga a los malos. Entonces si así fuera realmente, ¿Por qué Job fue extremadamente bendecido, incluso mucho más que los amigos, y de vez en cuando era castigado? Esto no tiene sentido, entonces ¿acaso se convertiría en un pecador extremo para recibir el castigo que supuestamente Job recibió?

En realidad eso no fue así sino que Job estaba siendo probado su fe, y era una lucha con Satanás, así ganó la batalla Dios venció a Satanás. A pesar que sus amigos lo juzgaban injustamente a Job diciendo que era un pecador y que sus hijos pecaron contra Dios y estaban siendo castigados.

Bosquejo de la leccion

1 comment… add one
  • ¿DIOS CASTIGA AL HOMBRE O AL PECADO?

    “El que detiene EL CASTIGO aborrece a su hijo, pero el que lo ama
    se esmera en corregirlo”. Proverbios 13:24

    Gran parte de nosotros creemos que Dios castiga al pecador, causándole dolores, tristezas, penas y la muerte, pero, según lo explicado y enseñado en sus Sagrada Escritura y también por Jesús nuestro Señor, podemos comprender que no es así, sino que Dios ama al ser humano así sea pecador, pero aborrece, abomina el mal y el pecado, por lo tanto, mientras un ser humano se encuentre plagado de maldad y de pecado, viviendo feliz y en pos del mismo, se hará acreedor al castigo que tiene designado para ello, comenzando con su alejamiento y soledad sin protección divina alguna, hasta culminar con el castigo de la muerte eterna cuando llegue su momento que es el del juicio final: Exodo 32:34 “Vuelve, pues; conduce a este pueblo al lugar que te he dicho; he aquí que mi ángel irá delante de ti. Pero en el DÍA DEL CASTIGO yo les castigaré por su pecado”.

    Un ejemplo claro y preciso sobre el amor, bondad y misericordia de Dios para con los seres humanos, se dio en el Diluvio Universal, mediante el cual Dios desarraigaría todo el mal y pecado de la Tierra, pero por su amor y misericordia, contempló que Noé y su familia le eran fieles, por lo tanto, les ordenó construyeran un arca y junto con parejas de animales creados por El, tuvieran la oportunidad de sobrevivir al Diluvio. Lo cual se cumplió fehacientemente. Luego, podemos citar el castigo sobre Sodoma y Gomorra, que fueron totalmente destruidas por el poder de Dios, y tan igual como en el Diluvio Universal, Dios libró de la muerte tanto a Lot como a su familia por serle fieles. En ambos casos, Dios que abomina y maldice el mal y el pecado, lo desarraiga y desaparece cuando llega el momento fijado por El, pero antes de cumplir con ello, le advierte al ser humano y le fija un plazo para que se arrepienta y abandone esa vida de maldad y de pecado, para ser perdonado y sobrevivir al castigo final:
    JESUS EXPLICA SOBRE EL CASTIGO DIVINO, Mateo 11:22-24 “Pero os digo que en el día del juicio el castigo para Tiro y Sidón será más tolerable que para vosotras. Y tú, Capernaúm, ¿serás exaltada hasta el cielo? ¡Hasta el Hades serás hundida! Porque si entre los de Sodoma se hubieran realizado los hechos poderosos que se realizaron en ti, habrían permanecido hasta hoy. Pero os digo que EN EL DÍA DEL JUICIO EL CASTIGO será más tolerable para la tierra de Sodoma, que para ti”.

    También el apóstol Pedro nos dice, DIOS HA FIJADO SU DIA DEL JUICIO Y CASTIGO FINAL:
    2 Pedro 2:4-9 “Porque si Dios no dejó sin castigo a los ángeles que pecaron, sino que, habiéndolos arrojado al infierno en prisiones de oscuridad, LOS ENTREGÓ A SER RESERVADOS PARA EL JUICIO; y si tampoco dejó sin castigo al mundo antiguo, pero preservó a Noé, heraldo de justicia, junto con otras siete personas, cuando trajo el diluvio sobre el mundo de los impíos; y si condenó a destrucción a las ciudades de Sodoma y Gomorra, reduciéndolas a cenizas y poniéndolas como ejemplo para los que habían de vivir impíamente; y si rescató al justo Lot, quien era acosado por la conducta sensual de los malvados –porque este hombre justo habitaba en medio de ellos y afligía de día en día su alma justa por los hechos malvados de ellos–; entonces el Señor sabe rescatar de la prueba a los piadosos y GUARDAR A LOS INJUSTOS PARA SER CASTIGADOS EN EL DÍA DEL JUICIO”.

    ¿DEBEMOS OBEDECER A DIOS, O A LOS HOMBRES? ENTONCES, ESCUDRIÑEMOS E INTERPRETEMOS FIELMENTE SU SANTA PALABRA. AMEN.

    Reply

Leave a Comment