Bosquejo de la leccion 6 “Posibilidades Ilimitadas” Sabado 8 de Agosto de 2020

Bosquejo  de la Lección 6

El apóstol Pablo comienza 1 Corintios 12:1 con estas palabras: “No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales”
Saben porque el apostol Pablo dice esto? Es porque una comprensión correcta de los dones espirituales es vital para el crecimiento de la iglesia.
Los dones espirituales están en el corazón mismo de una efectiva ganancia de almas.
El propósito de la lección de esta semana es reconocer las ilimitadas posibilidades de servicio mediante el don del Espiritu Santo.
Sean todos bienvenidos al bosquejo de la lección de la Escuela Sabática

Estamos en la lección 6, que tiene como titulo: “Posibilidades ilimitadas”
En el bosquejo de esta semana responderemos a cinco preguntas sobre los dones espirituales.

1. ¿Qué son los dones espirituales?

Los dones espirituales son cualidades divinamente otorgadas por el Espíritu Santo para edificar el cuerpo de Cristo y capacitar a los creyentes para ser testigos efectivos en el mundo. (Efesios 12:4-8)
Los dones espirituales son el canal a través del que fluye nuestro ministerio para Cristo.

2. ¿Cómo los dones espirituales se diferencian de los talentos naturales?

Los dones espirituales difieren de los talentos naturales de dos maneras claras:
1. Primero, por la forma en que se usan y,
2. En segundo lugar por dónde se los usa.

La importante diferencia entre los dones espirituales y los talentos naturales es su foco.

La motivación para usar los dones espirituales es siempre para la gloria de Dios.
Los talentos naturales a menudo se usan para avanzar posiciones en el mundo.
Los dones espirituales se usan abnegadamente para bendecir y expandir la iglesia de Dios.

3. ¿Quién recibe dones espirituales?

Se prometen dones espirituales a todo el que dedica su vida a Cristo.
Al analizar los dones espirituales, el apóstol Pablo declara: “Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere” (1 Cor. 12:11).
Cuando dedicamos nuestra vida a Jesús, el Espíritu Santo imparte dones para testificar y servir.
Las personas no convertidas pueden tener talentos naturales en algún área de su vida. Cuando se convierten, el Espíritu Santo a menudo redirige o da un propósito nuevo a esos talentos naturales para la gloria de Dios y el progreso de la causa de Cristo.

Radio Adventista
0 comments… add one

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.