Asc. Metropolitana MX Lección 6: “La lectura de la Palabra” Sabado 9 de Noviembre de 2019

Los judíos ya se habían arrepentido, ya habían devuelto lo que le habían quitado a los pobres, se habían separado de las mujeres extranjeras, ya vivían de acuerdo con la voluntad de Dios. Luego vino la fiesta de los tabernáculos, o las chozas. ¿Por qué estarían todavía tristes y llorando? Este debería ser un momento de alegría, porque todo estaba en orden, estaban en paz con Dios. Si continuaran, obedientes, serían un pueblo protegido por Dios para siempre. Pero no deben olvidar su pasado reciente y lejano: tenían 490 años como nación para permanecer fieles a Dios. Ese tiempo iría a JESÚS. Deberian cultivar la pureza de carácter para que cuando Jesús venga, lo acepten. Esto no es lo que pasó. El problema de los judíos antes de Jesús era la arrogancia de los líderes. Tenían sed de poder y riquezas y querían hacer su voluntad, no la de Dios. Querían ser la ley para la gente. Cuando Jesús vino, no podían ver al Salvador como realmente era: humilde y manso. ¿Estamos mejor hoy?

Radio Adventista
0 comments… add one

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.