Lección 9: Edicion Maestros “Ser quien uno es” Para el 27 de mayo de 2017

Edición para maestros. Segundo trimestre (abril-junio) de 2017

“Ser quien uno es”

Lección 9: – Para el 27 de mayo de 2017

 

El sábado enseñaré…

Texto Clave: 2 Pedro 1:3, 4, 10, 11.

 

Enseña a tu clase a:

Saber: Comprender que todo lo que se necesita para la vida y la santidad está disponible por medio del poder divino.

Sentir: Experimentar la seguridad que viene de conocer los secretos del éxito en la vida cristiana, que garantiza una gran bienvenida en el Reino eterno de Cristo.

Hacer: Estar más deseosos de confirmar el llamado y la elección de cada uno de nosotros, haciendo lo posible por desarrollar más virtudes cristianas.

 

Bosquejo de la Lección

  1. Saber: Los secretos del éxito en la vida cristiana.
    1. ¿Cuál es la relación entre las grandes y preciosas promesas de Dios y el escapar de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia?
    2. ¿De qué forma se relacionan entre sí cada una de las virtudes cristianas, de modo tal que llegan a ser como una “escalera” que podemos subir para dar más frutos sumergidos en el conocimiento del Señor Jesucristo?
  2. Sentir: Encontrar la seguridad de la vida eterna.
    1. ¿De qué manera describe Pedro el proceso de encontrar la seguridad de alcanzar la vida eterna?
    2. ¿Por qué Pedro hace un llamado a esforzarnos por hacer firme vuestra vocación y elección?
  3. Hacer: Obtener conocimiento de Jesucristo.
    1. ¿De qué forma describe Pedro lo que podemos hacer para conocer a Aquel que nos llamó, como un medio a fin de recibir todo lo que necesitamos para la vida y la santidad?
    2. Según Pedro, ¿qué consecuencias resultarán de hacer firme nuestra vocación y elección?

 

Resumen

Pedro identifica los medios por los que el creyente puede asegurarse de hacer firme su vocación y elección, de no caer nunca, y de recibir una “amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (2 Ped. 1:10, 11).

 

CICLO DE APRENDIZAJE

Textos destacados: 2 Pedro 1:2-4.

Concepto clave para el crecimiento espiritual: Es posible llegar a ser partícipes de la naturaleza divina y escapar de la corrupción del mundo a causa de los malos deseos. Es posible lograr la seguridad del éxito en la vida cristiana y ser bienvenido en el Reino eterno de nuestro Señor.

En nuestro texto, Pedro nos dice de qué modo podemos alcanzar todas estas metas. Debemos poseer un conocimiento útil y productivo de Dios y de Jesucristo, quien nos llamó a imitar su santidad (compara con 1 Ped. 1:15, 16). Después de describir la escalera de las virtudes cristianas, Pedro dice: “Porque estas cualidades, si abundan en ustedes, les harán crecer en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo, y evitarán que sean inútiles e improductivos” (2 Ped. 1:8, NVI). Por medio del poder divino puesto a nuestra disposición en las promesas de su Palabra, Dios nos permite ser partícipes de la naturaleza divina y escapar la naturaleza corrompida que hemos heredado en este mundo. De esta manera, nos prepara para la eternidad.

 

PASO 1: ¡Motiva!

Solo para los maestros: Es fundamental relacionar adecuadamente todas las ideas de este pasaje de modo tal que los miembros de la clase no lleguen a la conclusión de que es una cuestión de subir la escalera de las virtudes cristianas, peldaño por peldaño, hasta alcanzar el éxito por medio de sus propios esfuerzos. Si bien es cierto que Pedro dice “esfuércense por” (2 Ped. 1:5, NVI), no está animando a sus lectores a tratar de subir la escalera por sus propios medios, o a llegar a la conclusión de que Dios les da méritos gracias a sus esfuerzos. En el versículo 3, comienza la explicación recordando al lector que “todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder”. Pedro agrega que Dios, por su propia gloria y bondad, “nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina” y huir de la corrupción del mundo (2 Ped. 1:4). Todo lo bueno es un don de Dios, pero necesitamos ejercer nuestro derecho a elegir, con el anhelo de asegurarnos nuestro llamamiento y elección (1 Ped. 1:10).

Diálogo inicial: Invita a la clase a leer juntos 2 Pedro 1:2 al 4. Analicen los elementos elegidos por Dios para alcanzar la victoria espiritual que Pedro menciona en esos pasajes.

 

PASO 2: ¡Explora!

Comentario de la Biblia

I. El Espíritu Santo: El papel central de Jesucristo

(Repasa, con tu clase, 2 Ped. 1:1, 2.)

Desde el comienzo de su segunda carta (2 Ped. 3:1), Pedro continúa enfatizando el rol central de Jesucristo tal como lo observamos en su primera epístola. En los quince primeros versículos que estaremos estudiando esta semana, hay seis referencias específicas a Jesucristo, generalmente como Señor o como Dios, además de muchas otras referencias por medio del uso de pronombres personales. En el versículo 1, a través de una construcción gramatical en griego, Jesús es llamado nuestro Dios y Salvador. En los versículos 2, 8, 11 y 14, Jesús es llamado nuestro Señor. En todos los demás, con excepción del versículo 2, se lo nombra como Jesucristo o Jesús el Mesías. En el versículo 11, él es nuestro Señor y Salvador. Es evidente que Pedro tiene muy presente la cristología y desea comunicar esta interpretación a sus lectores. Está orgulloso de llevar el nombre que Jesús le puso, Simón Pedro (“la roca”), y de ser un siervo y apóstol de Jesucristo (vers. 1).

Considera: ¿Cuáles aspectos de la persona y la obra de Jesús son particularmente importantes para mi vida? ¿De qué maneras puedo hacer de Jesús el centro de mi vida cotidiana?

II. Los dones de la gracia de Dios

(Repasa, con tu clase, 2 Ped. 1:3, 4.)

Todo lo que necesitamos para la vida y la santidad lo hemos recibido a través del poder divino de Dios, por medio del conocimiento de Aquel que nos llamó por su propia gloria y bondad. Según el versículo 2, la gracia y la paz en abundancia son nuestras a través del conocimiento de Dios y de Jesús nuestro Señor. De acuerdo con el versículo 8, necesitamos evitar ser inútiles e improductivos en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

Pedro también nos llama a crecer en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Para Pedro, conocer a Jesucristo como Señor y Salvador es clave para nuestro crecimiento exitoso como cristianos. Dios también nos ha dado grandes y preciosas promesas. Al creer en estas promesas, podemos convertirnos en participantes de la naturaleza divina y huir de la corrupción del mundo, presente en la concupiscencia que produce la naturaleza pecaminosa. El poder reside en la promesa (Rom. 4:21).

Considera: ¿De qué formas la gracia y el poder de Dios, a través de Jesucristo, se están manifestando en mi vida diaria? ¿Cómo he experimentado el poder que se encuentra en las promesas?

III. La escalera de las virtudes cristianas

(Repasa, con tu clase, 2 Ped. 1:5-11.)

Pedro identifica aquí las cualidades que un cristiano debe lograr y practicar para poder ser útil y productivo en el conocimiento del Señor Jesucristo. Aquellos que recuerdan que sus pecados han sido perdonados (vers. 9) y se esfuerzan por confirmar su llamamiento y elección (vers. 10) desarrollarán cada vez más estas cualidades (vers. 8). Entonces, podrán tener la certeza de que nunca caerán (vers. 10), y de que recibirán “amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (vers. 11). Invita a la clase a dedicar tiempo a repasar estas virtudes. Analicen la interrelación entre ellas y el modo en que forman esta especie de “escalera” que conduce al crecimiento y el progreso.

Considera: ¿Cuántas virtudes de la lista de Pedro están presentes en mi vida diaria? ¿En qué sentido estoy creciendo o estoy estancado?

Preguntas para dialogar:

  1. ¿En qué sentido pueden compararse el catálogo de virtudes de Pedro con la lista de los frutos del Espíritu en Gálatas 5:22 y 23? ¿De qué maneras podemos ejemplificar estas cualidades de un cristiano en crecimiento?
  2. ¿Qué quiere decir Pedro con “esta habitación pasajera que es mi cuerpo” (2 Ped. 1:13, NVI)? Compara con 2 Corintios 5:1 al 4. ¿Qué nos dice este texto acerca de su visión de la naturaleza del hombre?

 

PASO 3: ¡Aplica!

Solo para los maestros: Algunos adventistas del séptimo día creen que, en los tiempos finales, habrá un grupo de creyentes que llegarán a un nivel de perfección que es absoluto. Otros creen que la perfección por alcanzar es relativa, y hacen referencia a la madurez en la fe y a la práctica de esta, en lugar de a la perfección absoluta. En relación con el mandato de Jesús de ser perfectos, en Mateo 5:48, Elena de White afirma: “Como Dios es perfecto en su esfera, puede serlo el hombre en la suya” (TI 4:584). Esta declaración sugiere una perfección relativa o de carácter ético (ver PVGM 234, 235). Sin embargo, sería sabio no desviarse. En 2 Pedro 1:8 al 11, no se habla de la perfección absoluta sino de la victoria y la promesa. Concéntrate en el objetivo del texto.

Preguntas para reflexionar:

  1. ¿Qué promesas bíblicas han sido un gran apoyo para enfrentar la corrupción del mundo a causa de los malos deseos?
  2. ¿En qué lugar de la escalera de las virtudes cristianas me encuentro? ¿De qué formas sigo creciendo?

Actividad:

Invita a la clase a leer juntos 2 Pedro 1:8 al 11. Analicen, en los versículos 8 y 9, las implicancias de tener las cualidades de los versículos 5 al 7, en contraposición con no tenerlas. ¿Por qué es importante demostrar el anhelo de asegurar nuestro llamamiento y elección?

 

PASO 4: ¡Crea!

Solo para los maestros: En cuanto a la salvación personal, hay un delicado equilibrio entre la seguridad y confianza en uno mismo. Elena de White advierte: “Los que aceptan a Cristo y dicen en su primera fe: ‘Soy salvo’, están en peligro de confiar en sí mismos. Pierden de vista su propia debilidad y su constante necesidad de la fortaleza divina. No están preparados para resistir los ardides de Satanás y, cuando son tentados, muchos, como Pedro, caen en las profundidades del pecado. Se nos amonesta: ‘El que piensa estar firme, mire no caiga’ (1 Cor. 10:12). Nuestra única seguridad está en desconfiar constantemente de nosotros mismos y confiar en Cristo” (PVGM 120).

Actividad:

Realiza una encuesta en tu clase mediante voto secreto (para mantener la confidencialidad). El objetivo es saber: (1) cuántos tienen la seguridad de su salvación, y (2) cuál creen que es la base de su seguridad (o falta de ella). Analicen los resultados con la clase.

0 comments… add one

Leave a Comment