Leccion 6. Sufrir por Cristo (2T 2017—Jonathan Gallagher) Sabado 6 de mayo

Leccion 6 . Sufrirpor Cristo (2T 2017—1 y 2 Pedro)

Textos Bíblicos: 1 Pedro 1:6,3:13–22; 2 Timoteo 3:12; 1 Pedro 4:12–14; Apocalipsis
12:17, 1 Pedro 4:17–19; 1 Pedro 2:21.

Citas
• El carácter no puede ser desarrollado en tranquilidad y quietud. Sólo a través de
experiencias de juicio y sufrimiento se puede fortalecer el alma, despejar la
visión, inspirar ambición y lograr el éxito. Hellen Keller
• Ganamos fuerza, coraje y confianza por cada experiencia en la que realmente nos
detenemos a mirar el miedo a la cara… debemos hacer lo que creemos que no se
puede.Eleanor Roosevelt
• La buena madera no crece con facilidad. Cuanto más fuertes los vientos, más fuertes los
árboles. Willard Marriott
• Trate de excluir la posibilidad del sufrimiento que involucra el orden de la
naturaleza y la existencia del libre albedrío, y encontrará que habrá excluido la
vida misma.C.S. Lewis
• Dios tuvo un hijo en la tierra sin pecado, pero nunca uno sin sufrimiento.
Augustine
• ¿Quién de nosotros no ha sufrido, de una forma u otra? Quiero decir, todos hemos
tenido nuestras crucifixiones, donde Dios parece estar ausente y la luz parece
desaparecer y el mundo es oscuro y aterrador… Todos conocemos nuestros
tiempos oscuros. Todos nos hemos sentido abandonados por Dios o sentimos que
no había tal cosa como Dios para abandonarnos, sólo el vacío, la locura del
mundo.Frederick Buechner

Para debatir
¿Qué es lo que se gana por el sufrimiento? ¿Cómo esto afecta nuestra relación con Dios?
¿Cómo podemos hacer frente a la cuestión de que Dios puede evitar el sufrimiento? ¿Es
el sufrimiento algo que deberíamos buscar? ¿De qué manera podeos malinterpretar la
naturaleza del sufrimiento y cómo lo relacionamos con nuestro propio sufrimiento, y el
sufrimiento de los demás?

Resumen bíblico
Pedro deja claro que como cristianos vamos a pasar por pruebas. Como él dice: “Porque
aun si sufres por hacer lo que es correcto, estarás mejor”, y “Es mejor sufrir por hacer el
bien, (si eso es lo que Dios quiere), que sufrir por hacer el mal”. Ver 1 Pedro 1:6, 3: 13 –
22 NVI. Si hemos de participar en el sufrimiento de Cristo, debemos ser felices por la
esperanza que tenemos en Dios. (1 Pedro 4: 12-14). El tiempo del juicio comienza con la
validación del pueblo de Dios, y como dice Pedro, si estamos sufriendo, debemos
asegurarnos de que estamos haciendo el bien (1 Pedro 4: 17-19). Nuestro ejemplo en el
sufrimiento es Jesús (1 Pedro 2:21). Pablo concuerda con el análisis de Pedro, señalando
que aquellos que se dedican a Dios en Cristo Jesús experimentarán persecución (2
Timoteo 3:12). Apocalipsis 12:17 nos da la imagen del dragón enojado atacando al
pueblo de Dios.

Comentario
“El hecho del sufrimiento, sin duda, constituye el mayor desafío para la fe cristiana, y ha
estado en todas las generaciones. Su distribución y grado parecen ser totalmente al azar y
por lo tanto injustos. Los espíritus sensibles preguntan si es posible que se reconciliarse
con el amor de la justicia y el amor de Dios.” (John Stott)
¿Por qué hay maldad y sufrimiento? Porque el Diablo lo ha escogido así, que es
lo opuesto a Dios. ¿Cómo podemos decir que Dios es indiferente, Que voluntariamente
permite el pecado y el sufrimiento? ¡Muy a menudo nosotros o el enemigo causamos el
mal, y entonces vamos y culpamos a Dios!
Hemos escogido el camino del Diablo, y hemos experimentado las consecuencias de
intentar seguir nuestro camino. No bajo la severa hostilidad de Dios, sino por elegir mal
en lugar de bien, esto tiene sus propios resultados naturales. Trágicamente, tal punto de
vista conduce a la muerte, tal como Dios dijo que sería.No como un castigo impuesto por
un dictador divino, sino el resultado inevitable previsto por un amoroso Creador.
Piensa por un momento. ¿Cuál es la alternativa? ¿Que Dios intervenga en cada situación?
¿Para detener el accidente del coche, para evitar el terremoto, para desactivar la bomba
del terrorista? El resultado sería un mundo en el que el mal nunca se ve por lo que
realmente es, porque nunca tiene sus consecuencias diabólicas. Un mundo donde Dios
con su poder interviene y se ocupa de cada problema; Un mundo de mal eterno que no
puede tener fin.
Sólo cuando el conflicto se resuelva mediante el desenmascaramiento del rostro real del
mal, sólo cuando Se demuestre que Dios es el ser amoroso y compasivo que él dice ser,
sólo cundo toda la creación esté de acuerdo con que Él tuvo la razón todo el tiempo, sólo
entonces Dios podrá dar un fin a esta rebelión. A aquellos que han escogido el camino del
enemigo se les permitirá seguir su decisión de no existir más al final, cuando venga la
destrucción.Y entonces, y sólo entonces, Dios podrá crear un nuevo cielo y una nueva
tierra, un lugar donde habita la justicia y la bondad de Dios reina suprema (ver 2 Pedro
3:13).

Comentario de Elena de White
Podemos esperar que sufriremos; porque únicamente los que participen con él de sus
sufrimientos, también participarán con él de su gloria. Él ha comprado el perdón y la
inmortalidad para las almas pecadoras de los hombres que perecen; pero a nosotros nos
corresponde recibir estos dones por medio de la fe. Al creer en él, recibimos esta
esperanza como un ancla segura e inamovible para el alma…Contemplemos la gloriosa
esperanza que tenemos por delante, y por la fe aferrémonos de ella… {EJ 325.2}
La ley de Jehová estaba cargada de exigencias y tradiciones innecesarias, y Dios era
representado como severo, exigente, vengativo y arbitrario. Se le representaba como
alguien que podía disfrutar de los sufrimientos de sus criaturas. Los mismos atributos que
pertenecían al carácter de Satanás, el mal representado como perteneciente al carácter de
Dios. Jesús vino a enseñar a los hombres del Padre a representarlo correctamente ante los
hijos caídos de la tierra. Los ángeles no podían representar plenamente el carácter de
Dios, pero Cristo, que era una imitación viviente de Dios, no podía dejar de realizar la
obra. La única manera en que podía establecer y mantener a los hombres en orden era
hacerse visible y familiar a sus ojos. Para que los hombres tuvieran salvación, él vino
directamente al hombre, y se hizo partícipe de su naturaleza. {ST, Enero 20, 1890}
Cuando le entregamos a Dios todo lo que somos y lo que poseemos, y pasamos por
situaciones peligrosas que nos ponen a prueba, y entramos en contacto con Satanás
deberíamos recordar que ganaremos la victoria contra el enemigo en el nombre y con el
poder del Vencedor. Cada ángel recibiría la orden de acudir a nuestro rescate si
dependemos de Cristo, en lugar de permitir que seamos vencidos. Pero no podemos
esperar obtener la victoria sin sufrimiento, porque Jesús sufrió para vencer por nosotros…
{CT 206.6}

0 comments… add one

Leave a Comment