Lección 6: Edicion Maestros “Sufrir por Cristo” Para el 6 de mayo de 2017

Edición para maestros. Segundo trimestre (abril-junio) de 2017

 “Sufrir por Cristo”

Lección 6: – Para el 6 de mayo de 2017

 

El sábado enseñaré…

Texto Clave: 1 Pedro 4:12-14, 19.

 

Enseña a tu clase a:

Saber: Captar el concepto de que las pruebas y el sufrimiento son parte de lo que puede esperar el seguidor de Cristo y debiera verse como un privilegio y una bendición.

Sentir: Experimentar el gozo de saber que las pruebas son parte del plan de Dios para salvar a los pecadores.

Hacer: Encomendarse a un Creador fiel y continuar haciendo el bien.

 

Bosquejo de la Lección

  1. Saber: Esperar pruebas y sufrimiento.
    1. ¿Por qué los creyentes deberían esperar pruebas como una parte normal de la vida cristiana?
    2. ¿De qué manera el consejo de Pedro se alinea con el de otros textos del Nuevo Testamento? (Ver Mat. 5:10-12; 24:9; Juan 15:20; 2 Cor. 12:10; 2 Tim. 3:12; 1 Ped. 1:6, 7 y Sant. 1:2-4, 12.)
  2. Sentir: Regocijarse en medio de las pruebas.
    1. ¿Por qué, según Pedro, debiera un creyente regocijarse cuando soporta severas pruebas?
    2. ¿Cómo deberíamos responder al ser insultados por causa del nombre de Cristo?
  3. Hacer: Comprometernos a ser fieles.
    1. ¿Cuál es la diferencia entre un deseo de ser fieles y un compromiso de fidelidad?
    2. ¿Por qué menciona Pedro a nuestro “fiel Creador”? (1 Ped. 4:19; comparar con Apoc. 3:14.)      ¿Cuáles son las implicancias para nuestro compromiso de fidelidad?

 

Resumen

Pedro instruyó a sus lectores a esperar pruebas de fuego entre ellos a fin de probarlos, “porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios” (1 Ped. 4:17). No les debía resultar extraño, sino que debían gozarse de ser partícipes de los padecimientos de Cristo y encomendarse a un fiel Creador, y continuar haciendo el bien.

 

CICLO DE APRENDIZAJE

Textos destacados: 1 Pedro 4:12, 13, 19.

Concepto clave para el crecimiento espiritual: Dios, que ve el fin desde el principio, sabe exactamente lo que es mejor para nosotros y para nuestro crecimiento espiritual. Ve el proceso de edificación de carácter que las pruebas y tribulaciones producen en nuestras vidas (1 Ped. 1:6, 7; Sant. 1:2-4). Así como Jesús aprendió obediencia y desarrolló la perfección de carácter por medio de las cosas que sufrió (Heb. 2:10; 5:8, 9), así también podemos hacerlo nosotros, por medio de la participación en lo mismo, si es que nos encomendamos a ser fieles a Dios, como lo hizo Jesús, y continuamos haciendo el bien (1 Ped. 4:19).

 

PASO 1: ¡Motiva!

Solo para los maestros: Muchos comentadores han notado una aparente brecha en el texto de 1 Pedro 4, entre los versículos 11 y 12. El versículo 11 termina con una doxología y “amén”. El versículo 12 abre con un sustantivo vocativo, como si Pedro estuviera introduciendo una nueva discusión basado en un evento reciente que ha surgido. Algunos han sugerido que quizás Pedro acababa de recibir noticias de los fuegos en Roma en el tiempo del emperador Nerón (64 d.C.) y que Pedro ve que esta conflagración se convertirá en un “fuego de prueba” para sus lectores. El momento sería acertado para este evento, aunque no tenemos manera de saber si la referencia de Pedro aquí realmente se refiere al incendio de Roma. De cualquier manera, Pedro prevé un aumento inminente de persecución que los creyentes están a punto de enfrentar. También ve que esa persecución ocurre correctamente en la secuencia de eventos escatológicos (“el fin de todas las cosas se acerca” [1 Ped. 4:7]). Pedro cita de Ezequiel 9:6 para su conclusión: “Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios” (1 Ped. 4:17). ¿Acaso Jesús mismo no había predicho este escenario? (Mat. 24:9; Juan 16:2.)

Actividad y diálogo inicial: Pide a la clase que lea 2 Timoteo 3:12. Comenta los factores que tienden a llevar a persecución del pueblo fiel de Dios. ¿Qué podría explicar el hecho de que los miembros de la clase estén o no experimentando la ira del dragón que se describe en Apocalipsis 12:17?

 

PASO 2: ¡Explora!

Solo para los maestros: La gramática del texto griego de 1 Pedro 4:12 no deja en claro si el fuego de prueba es una experiencia presente, una experiencia que está recién comenzando, o una experiencia que aún está en el futuro, para los lectores de Pedro. El fuego de prueba (pyrōsis) se describe con dos participios en tiempo presente, ambos de los cuales podrían ser en presente descriptivo (describiendo eventos ya en progreso), en presente tendencial (describiendo eventos que están a punto de ocurrir), o en presente futuro (describiendo eventos que aún se encuentran en el futuro, pero que son vistos a modo anticipado en el presente). El comentario de Pedro en el versículo 17, sin embargo, de que es tiempo que comience el juicio, tiene un sentido bastante tendencial. Además, la cláusula condicional en los versículos 14 al 16 sugiere un evento que se anticipa pero que aún no ha ocurrido.

Comentario de la Biblia

I. Nuestra actitud hacia el sufrimiento

(Repasa, con tu clase, 1 Ped. 4:12, 13.)

Pedro presenta dos puntos clave en los versículos 12 y 13. Uno es que no deberíamos estar sorprendidos por las pruebas y el sufrimiento como si algo extraño nos estuviera sucediendo, pues hemos sido advertidos de antemano (Juan 15:18-21; 16:2-4). El otro, es que deberíamos gozarnos cuando llega ese sufrimiento, porque somos privilegiados de poder participar de los sufrimientos de Cristo. Cuando la gloria del Señor sea revelada (en su venida), nuestro gozo será aún mayor (1 Ped. 1:6, 7; Sant. 1:2-4). No hay nada que no podamos sobrellevar, por la gracia de Dios, si mantenemos esta actitud.

Considera: ¿De qué manera deberíamos responder a las pruebas y el sufrimiento? ¿Por qué no deben sorprendernos estas cosas?

II. Nuestra experiencia en el sufrimiento

(Repasa, con tu clase, 1 Ped. 4:14-16.)

Los versículos 14 y 16 contienen dos cláusulas condicionales; ambas son condicionales reales (en griego) y, por ende, suponen que el insulto y el sufrimiento son reales, ya sea en el presente o en el futuro que se anticipa. Pedro aconseja a sus lectores en cuanto a cómo deben lidiar con esas experiencias reales, considerando los insultos por el nombre de Cristo como bendición, y el sufrimiento como cristianos como motivo para alabar a Dios. Entre medio, en el versículo 15, Pedro utiliza una construcción imperativa prohibitiva, que tiene un sentido futuro volitivo, para advertir a sus lectores de que ninguno de ellos debe sufrir por haber hecho el mal. Más bien, deben sufrir sin avergonzarse como cristianos, agradecidos por tener el privilegio de llevar el nombre de Cristo.

Considera: El término “cristiano” se utiliza en el Nuevo Testamento solamente aquí y en Hechos 11:26 y 26:28. Los no cristianos generalmente utilizaban este término en forma despectiva. En los días de los apóstoles, ¿de qué manera sufrir por hacer el bien podría haber ayudado a reorientar el uso de este término?

III. Un tiempo para juzgar

(Repasa, con tu clase, 1 Ped. 4:17, 18.)

En el versículo 17, Pedro provee la explicación de por qué sus lectores deben esperar una prueba de fuego en ese tiempo. Ya había dicho: “El fin de todas las cosas se acerca” (1 Ped. 4:7). En la escatología de Pedro, él ve un juicio previo al advenimiento, tal como el que se profetizó en Ezequiel 9, que comenzará con la casa de Dios (ahora la iglesia en vez del templo). El juicio purificará a los miembros de la casa de Dios al separar a los impíos de aquellos “que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella” (Eze. 9:4). El fuego de prueba de la persecución cumplirá justamente esa función. Ezequiel 9:6 registra las palabras del hombre vestido de lino: “Comenzaréis [la matanza] por mi santuario. Comenzaron, pues, desde los varones ancianos que estaban delante del templo”. Citando de Proverbios 11:31 como precedente, Pedro pregunta: “y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?” (1 Ped. 4:17).

Considera: En Ezequiel 8 leemos que Dios muestra al profeta, en visión, cuatro grandes cosas detestables que se están cometiendo en la casa de Dios (el templo de Jerusalén), provocándolo a ira. Ezequiel 9 registra el juicio de Dios sobre su pueblo que ha cometido estas abominaciones en su casa. Dios instruye a un hombre vestido de lino con un tintero de escribano a su cintura para que recorra la ciudad y ponga “una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella” (Eze. 9:4). Luego, se les dice a seis hombres con instrumentos para destruir en la mano que siguieran al hombre vestido de lino por la ciudad y, sin misericordia, que maten a todos. “Pero a todo aquel sobre el cual hubiere señal, no os acercaréis” (Eze. 9:6). Pedro ve en esto una tipología que muestra que el juicio comienza por la casa de Dios. ¿Qué simboliza esta marca, y por qué debe el pueblo de Dios buscar recibirla fervientemente?

Preguntas para dialogar:

  1. ¿Cuál es nuestra actitud para con las pruebas y el sufrimiento en nuestras propias vidas?
  2. ¿Por qué debemos encomendarnos a Dios como nuestro fiel Creador y continuar haciendo lo que es recto, aun cuando estemos luchando con pruebas y tribulaciones difíciles?

 

PASO 3: ¡Aplica!

Solo para los maestros: Pedro escribe, citando de Proverbios 11:31: “Si el justo con dificultad se salva, ¿en dónde aparecerá el impío y el pecador?” (1 Ped. 4:18). Esta condición es verdadera, y significa que es realmente con dificultad que una persona justa sea salva. ¿Qué quiere decir la Escritura en esta declaración? Algunos han insistido en que es más fácil ser salvo que perderse. ¿Cómo debería entender esto el cristiano?

Preguntas para reflexionar:

  1. Si me encuentro preguntándome por qué debo soportar pruebas en la vida, ¿por qué es esta una actitud errónea?
  2. ¿Qué debe suceder en mi vida a fin de capacitarme para tener la actitud correcta cuando lleguen las pruebas y tribulaciones? ¿De qué modo estoy respondiendo ahora a esas pruebas?
  3. ¿De qué maneras ha sido Dios un Creador fiel y confiable en mi propia vida?

Actividad:

Comenta con tu clase las regiones del mundo donde los cristianos están sufriendo actualmente persecución por su fe, y las maneras en que están lidiando con esa persecución. Organícense en grupos para orar por ellos y por los miembros de la clase que pueden estar atravesando pruebas o que pronto experimentarán tribulación.

 

PASO 4: ¡Crea!

Solo para los maestros: Puede ser que muchos de los miembros de tu clase nunca hayan experimentado persecución seria por el nombre de Cristo, aunque la mayoría habrán experimentado algún tipo de prueba en su vida. Pedro no está hablando aquí de pruebas de naturaleza general, sino de persecución específicamente por ser cristianos (1 Ped. 4:14, 16). Puede resultar necesario colocarse indirectamente en la experiencia de otros a fin de empatizar con la situación de los primeros lectores de Pedro. Podría ser de ayuda compartir algunas historias reales contemporáneas con los miembros de la clase, a fin de que puedan sentir lo que otros están atravesando incluso hoy.

Actividad: Si es posible, obtén un mapa del mundo y colócalo sobre una tabla o pizarra. Comienza a identificar lugares alrededor del mundo donde están ocurriendo historias de persecución por el nombre de Cristo. Comprométanse a orar de manera continuada por los creyentes en esos lugares, incluso orando por nombres de individuos específicos que están sufriendo persecución por su fe.

1 comment… add one
  • My util para ampliar los argumentos y conocimiento de los maestros.

    Reply

Leave a Comment