Leccion 3. Jonathan Gallagher. “Para que sean uno” (4T 2018—Unidad en Cristo)

Leccion 3. “Para que sean uno” (4T 2018—Unidad en Cristo)

Textos bíblicos: Juan 17:1–26, 1 Juan 5:19, Juan 13:18–30, Juan 5:20–23, Mar. 9:38–41, Apoc. 18:4, 1 Juan 2:3–6.

Citas
• La unidad depende del reconocimiento de la diversidad. Barry Oliver
• En el nombre de Dios, Pablo salió a mantener la unidad en la iglesia. Esto ha ganado popularidad a través de los años. Cientos de miles han sido torturados hasta la muerte por mantener la unidad de la iglesia. ¿Ha funcionado? No se puede imponer ni el amor ni la confianza a la fuerza. Sencillamente no se puede. Es la antítesis de la libertad, y Jesús lo aclaró todo, y los ángeles se dieron cuenta de esa verdad. Esa es la mejor protección contra la hostilidad y la desunión, así como la apostasía y la deserción. No hay ni una vislumbre de arbitrariedad en nuestro Dios. Él no es exigente, vengativo ni severo. A. Graham Maxwell
• Antes de salirnos del tema de la unidad en la diversidad, debemos tener en cuenta que la unidad y la uniformidad no son lo mismo. Algunos han dicho que el adventismo debe estar unido en una misión, en un mensaje principal y en servicio, pero no en todo. De hecho, esas personas sugieren que muchos de estos aspectos deben decidirse desde cada localidad e incluso desde cada individuo. Un
movimiento puede estar unido sin ser uniforme. Lamentablemente, en aras a lograr la unidad, la Conferencia General ha fallado en notar esa distinción. A menudo el objetivo es aplicar una misma talla a todos. En este proceso, se ha generado desunión entre varios grupos culturales. N.T. Wright
• La organización fue diseñada para asegurar la unidad de acción y como protección contra la imposición. Su fin nunca fue el de forzar la obediencia, sino proteger al pueblo de Dios. Cristo no arrastra a las personas. Él las llama. La iglesia no se convertirá en un cuerpo por la fuerza. Ya esto se ha intentado, y ha demostrado ser un fracaso. Jaime White

Para debatir
¿Cómo describió Jesús la unidad? ¿Por qué Jesús oró de la manera en que lo hizo? ¿Implica la unidad que todos piensen de la misma manera? ¿Por qué hacemos este énfasis en la unidad? Al final de cuentas, ¿cómo funciona la unidad? ¿Por qué es tan importante la unidad para Dios en lo que tiene que ver con la armonía del universo? ¿Cuál fue el costo que Dios tuvo que pagar para lograr la armonía o la unidad?

Resumen bíblico de la lección
• En Juan 17 Jesús oró por sus discípulos y por todos sus seguidores: “No solo\ estoy orando por ellos, también oro por los que crean en mí por el mensaje de ellos. Oro para que todos puedan ser uno, así́ como tú, Padre, vives en mí y yo vivo en ti, para que ellos también puedan vivir en nosotros a fin de que el mundo crea que tú me enviaste.” Juan 17:20-21 VBL.
• 1 Juan 5:19 nos recuerda que somos hijos de Dios, y aun así el mundo está bajo control del Enemigo.
• En Juan 13:18–30 Jesús revela que él sabe ya qué discípulo lo traicionará incluso durante la cena.
• La unidad del Padre y del Hijo se menciona también en Juan 5:20–23.
• Jesús les dice a los discípulos que quien no esté contra él, está a favor de él (Marcos 9:38–41).
• Apoc. 18:4 es el llamado a salir de Babilonia.
• 1 Juan 2:3-6 nos dice que, si decimos conocer a Jesús, debemos ser como él.

Comentario
“La oración de Cristo a su Padre, contenida en el capítulo 17 de Juan, ha de ser el credo de nuestra iglesia.” Ellen White, Exaltad a Jesús, p. 290. ¡Elena de White sugiere que, en lugar de 28 Fundamentos, deberíamos elegir Juan 17! En definitiva, muy distinto a lo que normalmente oímos…
En Juan 17, Jesús ora por sus discípulos para que sean uno, y podemos aplicar esto a la iglesia también. Como ya se ha dicho, la unidad no es uniformidad. Todos somos individuos únicos, con una gran diversidad en la que Dios se deleita. Ninguno de nosotros tiene los mismos pensamientos ni vemos las cosas de la misma manera. No obstante, esto no debería destruir la unidad que tenemos juntos en Cristo. Como dice Gálatas 3:28: todos somos uno en Cristo Jesús, aunque tengamos diferente raza, posición social y género.

Ahora bien, se nos anima a vivir una vida digna de nuestro llamado. Nuestro llamado es a la única esperanza en Cristo. Esta esperanza nos une y reconocemos que no hay otro camino ni ningún otro futuro aparte de Dios y su esperanza prometida. Aquí vemos el poder unificador de esta esperanza a la que hemos sido llamados, y cómo Dios nos conduce a través del poder motivador de la esperanza. También entendemos que debemos compartir esta esperanza especialmente con nuestra familia y amigos. Nuestro objetivo debe ser compartir la esperanza de la mejor manera; no creando sensacionalismo con nuestras expectativas sino poniendo esperanza en el mejor contexto. Nuestro mensaje no debe estar basado en el miedo sino en el amor; no promoviendo la ansiedad, sino proporcionando seguridad. Debemos ser un “espectáculo para todo el universo, tanto para los ángeles como para los hombres”, como los embajadores de Dios al final de los tiempos.

Solo cuando estemos unidos en esta esperanza, podremos representar correctamente a Dios ante un mundo que perece. Tal unidad no puede ser el producto de planes humanos, sino que se logra a través del compromiso con ese Dios de esperanza que nos guía. Necesitamos ser fieles a este llamado de esperanza, siendo los representantes del Dios que desea llevarnos a todos a una esperanza salvadora. Al hacerlo, nuestras vidas deben reflejar lo que creemos, mientras que nuestra iglesia debe demostrar la unidad que brinda esta esperanza.

Comentarios de Elena de White
Cuando el pueblo de Dios crea sin reservas en la oración de Cristo y ponga sus instrucciones en práctica en la vida diaria, habrá unidad de acción en nuestras filas. Un hermano se sentirá unido al otro por las cadenas del amor de Cristo. Sólo el Espíritu de Dios puede realizar esta unidad. El que se santificó a sí mismo puede santificar a sus discípulos. Unidos con él, estarán unidos unos a otros en la fe más santa. Cuando luchemos para obtener esta unidad como Dios desea que luchemos, nos será concedida. {Testimonios para la Iglesia, Tomo 8, p. 254}
Muchas personas serán traídas a la unidad de la fe aunque sus opiniones, sus hábitos y sus gustos en cuestiones temporales no estén en armonía; pero si el amor de Cristo brilla en su pecho y buscan su hogar en el mismo cielo, podrán llegar a tener la comunión más dulce y la unidad más maravillosa. {Testimonios para la Iglesia, Tomo 4, p. 69}
Si los que profesan pertenecer a Dios recibiesen la luz tal cual brilla sobre ellos al dimanar de su Palabra, alcanzarían esa unidad por la cual oró Cristo y que el apóstol describe como “la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz”. {El Conflicto de los Siglos, p. 377}
Los hermanos estarán unidos por los lazos de amor, y se darán cuenta de su unión como cristianos en todas partes del mundo, al ser uno en sus planes y el objetivo de sus intereses. {Fundamentals of Christian Education, p. 208}

Preparado y escrito por: © Jonathan Gallagher 2018
Traducción: Shelly Barrios De Ávila

Radio Adventista
1 comment… add one
  • Interesante comentario me encanta verlo cada semana. Dios lo bendiga Pastor

    Reply

Leave a Comment