Lección 12: Edicion Maestros – “Pablo: Misión y mensaje” – Para el 19 de septiembre de 2015

Edición para maestros. Tercer trimestre (julio-septiembre) de 2015

“Pablo: Misión y mensaje”

Lección 12: – Para el 19 de septiembre de 2015

 

El sábado enseñaré…

Texto Clave: 1 Corintios 1:22-24.

 

Enseña a tu clase a:

Saber que Dios comunica su mensaje de maneras diferentes a personas diferentes.

Sentir aprecio de que la gente tenga diferentes antecedentes y comprensiones culturales, y que Dios se revela a ellos de modos diferentes.

Hacer: Elegir mantenerse abierto a nuevos métodos creativos de fiel testificación, aun si pueden no ser los tradicionales, ni haber sido probados antes.

 

Bosquejo de la Lección

  1. Saber: La gente piensa y siente en formas diferentes
    1. El apóstol Pablo contrasta los diferentes enfoques de judíos y griegos a las cosas espirituales (1 Cor. 1:22). ¿Qué diferencias ves aun entre tus propios amigos y familiares?
    2. Pablo dice que “a todos me he hecho de todo” para poder alcanzarlos para Jesús (1 Cor. 9:19-23). ¿Cómo lo demostró en su ministerio?
    3. Si predicar a Cristo crucificado era un “tropezadero” para los judíos y una “locura” para los griegos, ¿había maneras en que Pablo pudo compartir esta doctrina en una forma más inteligente a sus oyentes (1 Cor. 1:23)?
  2. Sentir: Sensible a las diferencias
    1. ¿Qué pasos prácticos podría yo dar para ser más sensible a las diferencias culturales cuando comparto el evangelio con vecinos y amigos?
    2. ¿Cuán a menudo repasamos nuestros cultos de adoración para ver cuán amigables son para los visitantes?
  3. Hacer: Compartir su misión transcultural
    1. ¿Cómo practicar con sensibilidad el principio de Pablo de hacerse “todo para todos”, adaptando el mensaje y presentándolo de maneras diferentes sin comprometerlo?
    2. ¿Qué cambios sencillos podríamos hacer para asegurarnos de que los que provienen de antecedentes no cristianos estén cómodos al visitar nuestra iglesia?

 

Resumen

Dios nos invita a compartir las buenas nuevas de la salvación de manera que sea atrayente y significativa para diferentes grupos de personas.

 

CICLO DE APRENDIZAJE

Pasaje destacado: 1 Corintios 1:22-24.

Concepto clave para el crecimiento espiritual: El mensaje de Dios no tiene límite de tiempo, pero debe ser expresado de maneras diferentes a personas diferentes, a fin de que capte su atención, su comprensión, y sus corazones.

 

PASO 1: ¡Motiva!

Solo para el maestro: El apóstol Pablo adaptaba su lenguaje y métodos misioneros según su audiencia. A lo largo de la historia, los misioneros siguieron su lineamiento. Cuando los misioneros Fernando y Ana Stahl comenzaron a trabajar con los pueblos nativos de los Andes peruanos, trataron de vender publicaciones de puerta en puerta. Pronto descubrieron que no era el método más efectivo entre la población pobre que era un 95% analfabeta. Así que cambiaron su enfoque: comenzaron escuelas, clínicas y mercados.

Posteriormente, el educador y parlamentario José Antonio Encinas escribió: “Lo básico es que ellos [los adventistas] están transformando el espíritu del indígena, llevándoles vida cívica, haciéndoles sentir sus derechos y obligaciones, separándolos de los vicios de la coca y el alcohol, eliminando supersticiones, sanando sus enfermedades, mostrándoles el mejor camino hacia la dignidad humana”.−Citado en J. Samuel Escobar, “La religión y el cambio social en el fundamento mismo de América Latina”, Annals of the American Academy of Political and Social Science, t. 554 (Nov. 1997), p. 100.

Analiza: Anima a tu clase a considerar principios de un ministerio efectivo tomando el ejemplo de Pablo. ¿Cómo pueden aplicarse esos principios actualmente?

 

PASO 2: ¡Explora!

Solo para los maestros: Al explorar diferentes maneras en que se comunica a la gente la Palabra de Dios, asegúrate de enfatizar que esto no significa comprometer la verdad de ninguna manera. Tiene que ver con alcanzar a la gente de maneras que sean significativas para ella.

Comentario de la Biblia

I. Maestro de la metáfora

(Repasa, con tu clase, 1 Tim. 6:12.)

“Pelea la buena batalla de la fe” es solo una de las poderosas metáforas de la lección de esta semana (1 Tim.6:12). Metáforas, o cuadros verbales, nos ayudan a ver algo más vívido y lleno de color: añaden una capa adicional de significado a la comunicación. Algunas de las imágenes más poderosas del cristianismo provienen de los escritos de Pablo. Considera, por ejemplo, la afirmación de Pablo: “Así que ya no eres esclavo, sino hijo” (Gál. 4:7). ¡Qué hermoso cuadro de la libertad y el sentido de pertenencia que nos viene por medio de Jesús!

En su carta a los Romanos, Pablo usa la metáfora del cuerpo humano para describir a la iglesia: “Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros” (Rom. 12:4, 5). Esta es una imagen rica que nos ayuda a comprender mejor cómo funciona la iglesia bajo la conducción de Dios. Pablo aprovecha esta imagen para dar nuevas vislumbres en su primera carta a los Corintios (12:12-26). Algunas de las metáforas de Pablo son sorprendentes: se compara con una mujer con dolores de parto (Gál. 4:19) y como una madre que le da leche a su hijo (1 Cor. 3:1, 2).

Pero tal vez las metáforas más fuertes son para describir la salvación. En una muestra de estos cuadros verbales, él compara la salvación a la experiencia de ser adoptado (Rom. 8:15), reconciliado (Rom. 5:10), justificado (Gál. 2:16), liberado (Rom. 6:18), casado (Rom. 7:2-4), redimido (Efe. 1:7), y heredero (Rom. 8:17).

Cada una de estas mini-historias o metáforas de la salvación proporcionan una ventana a la verdad acerca de la salvación. Si nos concentramos en una de las metáforas, perdemos la riqueza que proveen las otras. Por ejemplo, la metáfora de Pablo de la redención y la justificación tenían una resonancia especial para la gente versada en el sistema legal romano.

Cuando presentamos las buenas nuevas acerca de Jesús, como Pablo, debemos tener cuidado de expresarlo en términos que la gente pueda comprender.

Considera: Si estás compartiendo el evangelio con un incrédulo sin antecedentes en el cristianismo, ¿qué metáforas crees que sería más útil? ¿Cuál de las parábolas de Jesús sería apropiada para usar en ese caso?

II. Encontrar a la gente donde está

(Repasa, con tu clase, 1 Cor. 1:22-24.)

A menudo cuando pensamos acerca de nuestra misión a la comunidad, pensamos en métodos para atraerlos a la iglesia. Así que hablamos de cosas como la predicación persuasiva, música inspiradora, y feligreses amistosos. E invitamos a la comunidad a eventos especiales en la iglesia que creemos que les apelará.

Todas esas cosas son vitalmente importantes, pero nunca debemos olvidar que toda la idea de misión es que vayamos adonde está la gente, en vez de esperar que ellos vengan a nosotros. Jesús demostró esto en su ministerio cuando descendió del cielo y “habitó entre nosotros” (Juan 1:14).

El apóstol Pablo siguió el ejemplo de Jesús de ir a la gente. Viajó por todo el mundo conocido entonces, encontrándose con la gente en los mercados, en las calles, en el Areópago. Y él sabía que un ministerio efectivo debe comenzar donde está la gente, edificando sobre su conocimiento y experiencia corrientes, antes de llevarlos donde Jesús quiere que estén.
En el pasaje de hoy, Pablo dice que él predicó “a Cristo crucificado” a judíos y gentiles.

Aunque esto es cierto, él adaptó su mensaje a sus oyentes. Por ejemplo, en Hechos 14 con Bernabé visitaron la ciudad pagana de Listra, y ni una vez mencionaron a Cristo crucificado. Sin embargo, un poco antes, cuando hablaba a los judíos, Pablo habló acerca de la muerte de Cristo y su resurrección (Hech. 13:31-39). El tiempo llegaría para compartir la historia de la crucifixión de Cristo a los paganos, pero él primero necesitaba ponerles algo de fundamento espiritual.

Considera:

  1. ¿Cómo podemos saber cuándo es apropiado compartir ciertas verdades con la gente?
  2. ¿Qué precauciones debemos tomar para asegurarnos que en nuestro deseo de conectarnos con la gente, no diluyamos nuestro mensaje?

 

PASO 3: ¡Aplica!

Solo para los maestros: Elena G. de White nos insta a no estar “acostumbrados a trabajar de una sola forma” sino a adaptar nuestros métodos de testificación de manera creativa (Ev 82) No obstante, solo porque una idea sea nueva o imaginativa, ¿crees que será siempre efectiva para alcanzar a la gente para Cristo? Explora con tu clase diferentes maneras de evaluar si las ideas nuevas para alcanzar a otros es apropiada o no.

Preguntas de aplicación:

Elena G. de White aconsejó: “Sed muy cuidadosos de no presentar la verdad de una manera que despierte el prejuicio, y cierre la puerta del corazón a la verdad” (Ev 107). ¿Cómo comunicarías una verdad eterna tal como la del sábado o del estado de los muertos de una manera que no despierte prejuicios?

Actividad:

Divide la clase en tres o cuatro grupos y asigna a cada uno una verdad espiritual y una audiencia “difícil”. Por ejemplo:

Verdad espiritual: “El pronto retorno de Jesús, y la Audiencia difícil: “un grupo de profesionales educados”.

Verdad espiritual: “Dios creó la tierra”, y la Audiencia difícil: algunos jóvenes estudiantes universitarios.

Analiza:

a) Maneras de construir puentes de confianza y de atraer el interés en el tema, y luego, b) maneras específicas de comunicar realmente la verdad a esta audiencia. ¿Qué paso en el proceso es más fácil? ¿Concentramos a veces toda nuestra energía en el primer paso –construir puentes− y no lo suficiente para el segundo, comunicar realmente la verdad? Como clase, conversen sobre lo que aprendieron en este ejercicio.

Pregunta para reflexionar:

Uno de los peligros de ser excesivamente cauteloso en nuestro deseo de no ofender o hablar en forma inapropiada es que nunca lleguemos a compartir realmente nuestra fe. ¿Cómo encontramos el equilibrio correcto?

escuela sabatica maestros

PASO 4: ¡Crea!

Solo para los maestros: Explora con tu clase el poder de los símbolos en nuestras vidas diarias. Nota cuán importantes son hasta en los sitios Web, donde los símbolos vuelven intuitivas las cosas para la gente para que sepa qué tecla tocar para ciertas acciones o informaciones. Por ejemplo, un ícono en forma de sobre para “enviar”, o un ícono como un carro de compras para mirar tus pedidos en línea, o una pequeña lupa para indicar “buscar”. Estos íconos son metáforas visuales. Los que trabajan en mercadeo saben cuánto poder tiene una metáfora. Analiza con tu clase su importancia en nuestras vidas espirituales, y las manera en las que ciertos cuadros verbales tendrán más significado para personas diferentes.

Actividad:

Lee con la clase algunas metáforas del reino que usó Jesús. (Repasa Mateo 13 para la mayor colección de “parábolas del reino”, donde se lo compara con una red, un tesoro en un campo, la levadura, etc.)

Invita a la clase en forma individual o como grupo a trabajar en algunas metáforas contemporáneas de la salvación. ¿Qué parábolas podrían usarse hoy? Anímalos a ser creativos (por ejemplo, el reino de los cielos es como la Internet, o Dios es el Maestro del Reciclado). Después de algunos minutos, invita a algunos a compartir sus ideas y a analizar cómo estas metáforas modernas podrían impactar a la gente de antecedentes diversos.

Radio Adventista
1 comment… add one
  • Muy buena

    Reply

Leave a Comment