Lección 11 Edicion Adultos: “Reforma: tener nuevos pensamientos” Sabado 14 de Septiembre

 

Sábado 7 de septiembre

rclaroLee Para el Estudio de esta Semana: Colosenses 3:1-4; 2 Corintios 3:17, 18; 10:3-5; Romanos 12:2, 3; Juan 10:10; Mateo 5:13-15.

rojoPara Memorizar: “Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra” (Col. 3:1, 2).

A ISAAC WATTS se le atribuyen más de 750 himnos, muchos de los cuales se cantan todavía hoy. Una vez, en Londres, se hizo un desfile en honor de Watts. La gente salió a las calles para ver al famoso hombre. Mientras su carruaje pasaba bajo un balcón lleno de espectadores, una dama se asombró de que este hombre bajito, encorvado por la edad, hubiera escrito esos majestuosos himnos. Exclamó: “¿Usted es Isaac Watts?” Watts pidió que el carruaje se detuviera. Se estiró cuanto pudo y exclamó: “Señora, si hubiera estado en el polo, o tuviera la creación en mis manos, todavía me medirían por mi mente, porque la mente es la medida del hombre”.

Isaac Watts tenía razón. La mente es la medida de un hombre, y la reforma tiene que ver con las mentes. Si reformamos nuestros pensamientos, reformaremos nuestras acciones. La reforma solo ocurre cuando el Espíritu Santo pone nuestros pensamientos en armonía con los pensamientos de Cristo. Cuando esto sucede, nuestras acciones lo siguen.

 

Domingo 8 de septiembre:

La mente importa

Nuestros pensamientos dictarán nuestra conducta. La forma en que pensamos influirá en la manera en que actuamos. Lo inverso también es cierto. Las acciones repetidas influirán sobre los pensamientos. El cristiano es una “nueva criatura”. Nuevos esquemas reemplazan los antiguos esquemas de pensamiento (2 Cor. 5:17).

Cuando un velero inicia un viaje, se despliegan las velas para darle dirección. A menudo, las velas deben ser reorientadas para mantener el curso deseado. Si se descuidan las velas, la embarcación saldrá de su curso. Como esas velas, nuestros pensamientos dan dirección a nuestra vida espiritual. Cuando Pablo amonesta a los cristianos a “poner la mira en las cosas de arriba” (Col. 3:1-4), nos insta a concentrar los pensamientos en dirección al Cielo. Lo que ponemos dentro de la mente le da su forma, y las cosas con las cuales pasamos tiempo modelan los pensamientos.

¿Qué milagro de gracia sucede en nuestra vida cuando contemplamos a Dios en su Palabra? 2 Cor. 3:17, 18.

Al contemplar a Jesús en su Palabra, somos transformados. Pensamientos nuevos reemplazan a los antiguos. Al mirarlo, llegamos a ser más semejantes a él. “Hay una ley en la naturaleza intelectual y espiritual según la cual modificamos nuestro ser mediante la contemplación. La inteligencia se adapta gradualmente a los asuntos en que se ocupa. Se asimila lo que se acostumbra a amar y a reverenciar. Jamás se elevará el hombre a mayor altura que la de su ideal de pureza, de bondad o de verdad. Si se considera a sí mismo como el ideal más sublime, jamás llegará a cosa más exaltada. Caerá más bien en bajezas siempre mayores. Solo la gracia de Dios puede elevar al hombre. Si depende de sus propios recursos, su conducta empeorará inevitablemente” (CS 611).

La reforma tiene que ver con mirar a Jesús, para que él llene nuestras mentes. Jesús da forma a los pensamientos y guía nuestras acciones. Cuando contemplamos a Jesús, él nos guiará a normas más elevadas que el mero apego a las reglas. No podemos realmente mirar a Jesús y seguir iguales. Cuando pensamos sus pensamientos, solo tenemos un deseo: hacer su voluntad.

¿Qué consejo le darías a una persona que lucha para hacer de Jesús la prioridad de sus pensamientos? ¿Qué quiere decir la Biblia cuando habla de “contemplar” o “mirar” a Jesús?

 

Lunes 9 de septiembre:

Los filtros de la mente

Hay algunos padres que están tan preocupados acerca de los hábitos de sus hijos en cuanto a navegar por Internet que han instalado filtros para bloquear ciertos sitios. Otros hacen lo mismo con la televisión. El propósito de esos “filtros electrónicos” es permitir que entren ciertas cosas mientras que otras quedan afuera. Dios ha provisto “filtros espirituales” para nuestras mentes. Fueron construidos para permitir que solo entren en nuestras mentes las cosas que edifiquen la experiencia espiritual con Jesús.

¿Qué instrucción práctica da Pablo a los cristianos como un filtro para proteger sus mentes de las influencias del mal? ¿Cómo se aplica hoy este consejo a nuestros hábitos en cuanto a ver televisión, Internet, DVD, etc.? Fil. 4:7, 8; Rom. 12:2.

Aquí hay una sencilla realidad. No es posible desarrollar pensamientos espirituales si alimentamos la mente con violencia, inmoralidad, codicia y materialismo. Nuestros sentidos son la puerta de entrada a la mente. Si la mente es bombardeada con escenas estimulantes del entretenimiento provisto por Hollywood y otros sitios, será moldeada por experiencias sensuales en vez de serlo por los principios de la Palabra de Dios. Los productores de los medios gastan millones para manipular nuestras emociones, condicionar nuestros pensamientos y dar forma a nuestros valores. Estos gurúes del entretenimiento no se preguntan: “¿De qué modo estas producciones preparan a la gente para el pronto regreso de Jesús?” Lo que los motiva más es el dinero. Los adventistas del séptimo día que se preparan para la segunda venida de Cristo deberían reflexionar cuidadosamente antes de sacrificar sus almas en el altar de los entretenimientos del mundo.

Hay en Milán, Italia, una catedral con tres grandes puertas de madera. Esculpidas en la puerta de la izquierda están estas palabras: “Todo lo que agrada dura un momento”. Sobre la puerta de la derecha, en relieve, resaltan las palabras: “Todo lo que aflige es solo por un momento”. Y en grandes letras destacadas sobre la puerta central está esta frase: “Solo permanece lo que es eterno”. Pregúntate: ¿Cuán a menudo pienso en lo que es eterno? ¿De qué modo tus elecciones reflejan estos pensamientos?

 

Martes 10 de septiembre:

La salvaguardia de la mente

“Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” (Fil. 4:7). Esta es una promesa maravillosa, pero debemos atenderla activamente a fin de hacerla real en nuestra vida.

Hay muchas maneras en las que podemos bajar la guardia. Podemos dejar entrar la basura del entretenimiento de este mundo. Nuestras mentes pueden ser vencidas por la ira, la amargura y el resentimiento. Pueden quedar sumergidas en un océano de placeres embriagadores o hábitos adictivos. Las buenas nuevas son que Jesús ha prometido salvaguardar nuestras mentes, si se lo permitimos.

Lee 2 Corintios 10:3 al 5. Cuando Pablo dice que “las armas de nuestra milicia no son carnales” sino espirituales, ¿qué quiere decir? El apóstol también habla acerca de llevar “cautivo” todo pensamiento “a la obediencia a Cristo” (2 Cor. 10:5). ¿Qué quiere decir él, y cómo puede lograrse esto?

Se cuenta que Billy Graham dijo: “No puedes impedir que las aves vuelen por sobre tu cabeza, pero puedes evitar que hagan un nido en ella”. En otras palabras, los pensamientos entrarán rápidamente en tu mente. Hay diversas cosas que vemos, sonidos y aromas que estimularán ciertos pensamientos. Diferentes experiencias evocarán emociones distintas. No podemos siempre elegir los pensamientos que corren por nuestras mentes. Podemos elegir meditar en ellos y permitir que dominen nuestro pensamiento, o no. Permitir que cada pensamiento sea traído a la obediencia a Cristo es entregar nuestras mentes a Jesús. Los pensamientos carnales no son expulsados con solo desear que se vayan. Son expulsados cuando la mente se llena de otras cosas. La mente que se concentra en los principios positivos de la Palabra de Dios es la mente “salvaguardada” y “mantenida” por la gracia de Dios de los ataques del maligno.

Cuando Pablo dice: “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús” (Fil. 2:5), ¿qué quiere decir, específicamente? ¿Cómo es posible que tengamos la mente de Cristo? ¿Dónde indica la palabra “haya” que está la responsabilidad para el cambio?

 

Miércoles 11 de septiembre:

Las relaciones mente/cuerpo

Los antiguos griegos enseñaron una forma de dualismo; es decir, creían que había una gran distinción entre nuestros cuerpos y nuestras almas. En contraste, la Escritura enseña que los seres humanos son una unidad integrada por dimensiones física, mental, emocional y espiritual. Lo que afecte a una parte del marco humano afecta a todas las partes. Los discípulos enseñaron que la salud física, mental, emocional y espiritual está interconectada, y no puede ser separada.

¿Cómo se refleja esta idea en 1 Tesalonicenses 5:23?

Para los creyentes del Nuevo Testamento, el bienestar físico, mental y emocional está indisolublemente ligado al bienestar espiritual. El apóstol Pablo apeló a los creyentes para “glorificar a Dios en sus cuerpos”. Creía que toda la humanidad fue comprada con un precio, y que no somos nuestros (1 Cor. 6:19, 20). Cuidar de nuestros cuerpos al adoptar un estilo de vida más sano hace mucho más que añadir unos pocos años a nuestras vidas, y hecho con los motivos correctos puede ser un acto de adoración en sí mismo.

¿De qué modo Romanos 12:2 y 3; Juan 10:10; y 1 Corintios 10:31 muestran la íntima relación entre nuestra salud física y la espiritual?

El Espíritu Santo no se limita a un aspecto de nuestra vida cuando nos convence de nuestra necesidad de crecimiento. La reforma no es unidimensional. El Espíritu anhela llevar nuestra vida a una total conformidad con la voluntad de Cristo en cada área. Si hay prácticas de un estilo de vida físico que no están en armonía con su voluntad, Dios nos invita a renunciar a ellas para su gloria. Satanás quiere controlar nuestras mentes por medio de nuestros cuerpos; Jesús anhela controlar nuestros cuerpos por medio de nuestras mentes. Nuestros cuerpos son un templo, no una casa de diversiones. Al seguir los principios del Cielo, podemos vivir vidas más llenas de gozo, más productivas, abundantes y sanas.

¿Qué experiencias personales te han mostrado cuán inseparable es el vínculo entre nuestras naturalezas física y espiritual? ¿Qué elecciones puedes hacer para ayudarte a ponerlas más en una armonía beneficiosa?

 

Jueves 12 de septiembre:

Imágenes de influencia

Jesús usa muchas imágenes para describirse a sí mismo y a su iglesia. Una es “luz”. Él es “la luz del mundo” (Juan 8:12). También es la “luz verdadera, que alumbra a todo hombre, [que] venía a este mundo” (Juan 1:9). Él nos anima a andar “entre tanto que tenéis luz” y nos exhorta: “creed en la luz” (Juan 12:35, 36).

Compara Mateo 5:13 al 15 con Filipenses 2:14 al 16. ¿Cuál es la meta de nuestro Señor para su pueblo en este mundo? ¿Qué significa esto en términos prácticos? ¿Cómo podemos ser lo que hemos sido llamados a ser?

La meta de todo reavivamiento y reforma es permitir que la luz del amor, la gracia y la verdad de Cristo brille por medio de nuestra vida. La luz brilla en contraste con la oscuridad. Jesús llamó a su pueblo a vivir un estilo de vida claramente diferente del que se vive en el mundo, a fin de demostrar la superioridad de su manera de vivir. Nos llama a ser compasivos, interesados y preocupados por otros en un mundo de egoísmo, codicia y egotismo. Nos llama a sostener altas normas de entretenimiento en una sociedad embriagada con placeres (Col. 3:1, 2). Nos llama a vivir en forma saludable en momentos en que millones están muriendo demasiado jóvenes por enfermedades autoimpuestas (Juan 10:10). En medio de una generación inmodesta, centrada en el sexo, saciada de emociones, Jesús nos llama a algo diferente. Nos llama a la modestia, la corrección y la pureza moral (1 Ped. 3:3, 4).

El profeta Isaías, del Antiguo Testamento, hizo un llamado a Israel para que se reformara, unos setecientos años antes de Cristo. Sus palabras son relevantes para una iglesia que espera el retorno de nuestro Señor: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dice Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos” (Isa. 55:8, 9). El ideal de Dios para su iglesia y para nosotros, como individuos, es más elevado de lo que podemos imaginar. Todo el cielo anhela revelar el carácter de amor de Dios por medio de su pueblo.

Considera las normas que marcan tu estilo de vida. ¿De qué manera revelan que eres un seguidor de Jesús y que tu vida está fija en otra cosa que este mundo pasajero?

 

Viernes 13 de septiembre

Para Estudiar y Meditar:

“Muchos profesan estar del lado del Señor sin estarlo; el peso de todas sus acciones está a favor de Satanás. ¿Por qué medios determinaremos en qué lado estamos? ¿Quién posee el corazón? ¿Acerca de quién conversamos con deleite? ¿A quién dedicamos nuestros más cálidos afectos y nuestras mejores energías? Si estamos del lado del Señor, nuestros pensamientos están con él, y nuestras reflexiones más dulces se refieren a él. No trabamos amistad con el mundo; hemos consagrado todo lo que tenemos y somos a Dios. Anhelamos llevar su imagen, respirar su espíritu, hacer su voluntad y agradarle en todo” (FV 222).

“Es el privilegio de toda alma ser un canal vivo por medio del cual Dios pueda comunicar al mundo los tesoros de su gracia, las inescrutables riquezas de Cristo. No hay nada que Cristo desee tanto como agentes que representen al mundo su Espíritu y su carácter. No hay nada que el mundo necesite tanto como la manifestación del amor del Salvador mediante la humanidad. Todo el cielo está esperando que haya canales por medio de los cuales pueda derramarse el aceite santo, a fin de que sea un gozo y una bendición para los corazones humanos” (PVGM 345).

Preguntas para Dialogar:

  1. ¿Qué términos usaron Pablo y Juan para describir la elevada vocación del pueblo de Dios? 2 Cor. 5:18-20; 6:17, 18. ¿Qué significan estas imágenes en términos prácticos? ¿Cómo muestran nuestras vidas que esto está hablando acerca de nosotros?
  2. Si somos honestos, podemos leer y reclamar todas las promesas bíblicas que queramos, pero a menos que hagamos una elección consciente en el momento de la tentación, de fijar nuestras mentes en las cosas en que deberíamos hacerlo, caeremos en la tentación. ¿Qué principios o prácticas has encontrado útiles para controlar tus pensamientos cuando estás tentado?
  3. ¿Cómo deberías responder a alguien que te dice: “Sí, mis pensamientos no siempre son los que deberían ser, pero mis acciones y estilo de vida son sin tacha”?
  4. Junto con las maravillosas verdades espirituales y doctrinales que hemos recibido como adventistas del séptimo día, tenemos también el mensaje de salud. ¿Cómo podemos aprender a integrar mejor estos principios en nuestras vidas, y en nuestros esfuerzos misioneros y de testificación? ¿Qué lugar debería tener el mensaje de la salud en el reavivamiento y la reforma?
Radio Adventista
2 comments… add one
  • reforma:tener nuevos pensamientos
    para tener nuevos pensamientos debemos invitar al Espiritu santo a que viva en nuestras vidas a que entre en nuestras mentes que cambie esas ideas antiguas por nuevas que nos lleven a los pies de jesus dice en génesis 1:1 y el Espíritu de DIOS se movía sobre la faz de las aguas y dijo sea la luz y fue la luz donde mora el Espíritu santo hay cosas nuevas las cosas viejas pasaron pero debemos tener cuidado que entra por nuestras mentes todos los dias por que la mente es un arma para satanas .. nuestra mente es un ventana una puerta puede entrar el mal por eso debemos pedir al Espiritu santo por nuestra mente debemos permitirle la entrada, el no puede entrar si nosotros no lo invitamos … hoy en día todo lo que nos rodea televisión, mercadotecnia etc… tratan de dominar a la humanidad por mente, por que saben que la mente domina al cuerpo…por que tu manera de pensar determina tus acciones, tu conducta, tus hábitos a satanas no le interesa tu mano, tu pies, le interesa tu mente para que el pueda entrar en ti, no se lo permitas col. 3:1-2 asi, pues, a ver resucitado con cristo, buscad las cosas de arriba, donde esta cristo. poned la mira en las cosas de arriba no en las de las tierras…. que el Espiritu santo haga en nuestras mentes un taller donde se elaboren nuevas ideas que nos conduzcan a jesus a un reavivaviento espiritual si eres director de escuela sabática, planear para el sabado como hacer de esta lección un llamado a los miembros que los conduzcan a los pies de jesus, romper con lo tradicional el sermón de escuela sabatica no, es una escuela sabática debe haber participacion de todos, hagamos reforma que nos lleven a las cosas celestiales por que con el Espíritu santo todos los dias tendremos cosas nuevas……feliz sabado

    Reply
  • si me pueden mandar estudios del santuario que no lo entiendo y lo tomo que es para tapar un error que cometieron, gracias

    Reply

Leave a Comment