Jonathan Gallagher Leccion 6. “Las marcas de un mayordomo” – Sabado 10 de febrero

Leccion 6. Las marcas de un mayordomo (1T 2018—Mayordomía: Las motivaciones del
corazón)

Textos Bíblicos: Hebreos 11:8–12; Romanos 4:13; 18–21; Mateo 6:24; Hebreos 9:14; 1 Juan 5:2, 3; Lucas 16:10–12; 1 Corintios 4:1, 2.

Citas
• Quiero ser un buen mayordomo y asegurarme de que lo que hay en mi corazón agrada a Dios, y cuando esto sea una realidad, quedará en sus manos lo demás que él quiera hacer en mí. Lauren Daigle
• No deberíamos considerarnos a nosotros mismos como gobernantes de esta Tierra, sino como mayordomos conscientes altamente poderosos: La Tierra se nos es confiada, y podemos arruinarla o hacer que funcione bien y de manera sostenible Kim Stanley Robinson
• La “Economía para todos” comienza con la comprensión de los principios de Dios para organizar su creación y lo que estos significan para nosotros como criaturas y mayordomos. R. C. Sproul
• Si Dios era el dueño, yo era el gerente. Necesitaba adoptar la mentalidad de un mayordomo para con los bienes que Él me había confiado (no dado). Un mayordomo maneja los bienes para el beneficio del propietario. El mayordomo no tiene ningún sentido de derecho a los bienes que maneja. Es su trabajo averiguar qué es lo que el propietario quiere hacer con sus bienes, y luego cumplir su
voluntad. Randy Alcorn
• Pienso que, de hecho, podemos confiar más aun en Dios de lo que ya lo hacemos. Henry David Thoreau
• Ser confiable es un cumplido más grande que ser amado. George Macdonald
• La fe no es un disparo irresponsable en la oscuridad. Es una confianza responsable en Dios, quien conoce los deseos de tu corazón, los sueños que se te son otorgados y los objetivos que has establecido. Él guiará tus caminos hacia el bien. Robert Schuller

Para debatir
¿Cuál es la aptitud esencial de un mayordomo? ¿Cómo se demuestra la confianza? ¿De qué manera la confianza resume nuestra relación con Dios? ¿Cómo elegimos a aquellas personas en quienes podemos confiar? Si, por ejemplo, estuvieras buscando a alguien que cuide a tu hijo ¿Qué te gustaría saber sobre esa persona? ¿Cómo sabemos que Dios es digno de confianza?

Resumen Bíblico
Hebreos 11:8–12 nos muestra la historia de Abraham, quien recibe primero la promesa, y posterior a ello sus herederos vienen a ser mayordomos de esta. Romanos 4:13, 18-21 retoma la historia de Abraham, señalando su gran confianza en Dios y cómo él creía que Dios podía hacer todo lo que había prometido. “Nadie puede servir a dos señores” Dice Jesús (Mateo 6:24). Servimos al Dios viviente (Hebreos 9:14); Lo amamos y seguimos sus mandatos (1 Juan 5:2, 3). Tenemos que demostrar que podemos ser personas confiables con lo que Dios nos da (Lucas 16:10-12), también 1 Corintios 4:1,2.

Comentario
Confianza. Esa es la palabra clave de la lección de esta semana. Porque, si los mayordomos no son dignos de confianza, no son Mayordomos en absoluto. Entonces, ¿cómo demostramos que se confiar en nosotros?
Para que confiemos en alguien, debemos conocerlo bien. Antes de prestar dinero a alguien, nos gusta saber que recuperaremos nuestro dinero. Queremos saber algo sobre esa persona para poder confiar. Pero, ¿cómo desarrollamos esa confianza? Conociéndole, pasando tiempo juntos, y observando su actuar. Sin duda, Dios necesita poder confiar en nosotros. ¿Somos dignos de confianza? ¿Somos buenos mayordomos de lo que Dios nos ha confiado?
Una crisis de confianza para ilustrar nuestro problema humano es la de Pedro registrada en Lucas 22: 33-34. Pedro está listo. Él está completamente seguro. No tanto en Dios, sino en sí mismo. Siente que puede hacerlo, que no tiene miedo. “¡Señor, estoy listo para ir contigo a la prisión, y morir contigo!” Pero con ojos tristes, Jesús mira a Pedro y predice su crisis de confianza, su traición. Y sucede… Toma tiempo para que Pedro demuestre que ha recuperado su confianza en Jesús. Entonces, ¿qué hay de Dios? ¿Creemos que es confiable? Él quiere recuperar nuestra confianza, así que toda la Biblia es un registro de cómo actúa y se comporta; nos narra detalles de las razones por las que podemos confiar en él sobre todas las cosas. Jesús, el Dios que vino a nosotros, es la demostración de que podemos tener una confianza total y completa en él. Con su vida y muerte, Él ilustra la verdad, desnudando la mentira del diablo; y nos muestra que el Dios de la voz apacible es justo y bueno, y podemos confiar en Él.
La fe es un riesgo. Confiar implica riesgos. Tenemos suficiente evidencia para convencernos de que realmente podemos confiar en Dios, pero debemos ejercer nuestra confianza y esto requiere una acción definida. No es suficiente creer solamente. Tenemos que confiar en Dios y dejar que haga su trabajo en nosotros. De lo contrario, no confiamos, no nos soltamos de la cuerda, y Dios no puede ayudarnos. Necesitamos tener la capacidad de confiar. En términos religiosos, debemos tener fe. La fe en Dios es razonable y está basada en la evidencia. Eso es lo que Dios quiere, no una fe ciega e irreflexiva que pueda llevarnos a algunas ideas completamente equivocadas sobre sí mismo.
Cuando llegue la crisis de confianza, escucha el suave susurro, la voz apacible, y haz lo que dice. Solo entonces confiaremos verdaderamente en Dios, y solo entonces tendremos la victoria, Dios y nosotros.
Eso es lo que Jesús vino a demostrar personalmente: que se puede confiar en Dios completa y enteramente. ¡No hay duda! Y eso es lo que tenemos que descubrir en nuestra propia experiencia: que podemos ponernos en las manos de Dios sin temor a caer. Todo es una cuestión de confianza.

Comentarios de Elena de White
Hemos de ser súbditos del reino de Cristo, fieles y dignos de confianza, para representar debidamente ante los mundanamente sabios las riquezas, la bondad, la misericordia, la ternura y la cortesía de los ciudadanos del reino de Dios. {La Educación Cristiana, p. 310} Ser dignos de confianza en nuestro puesto y vocación, estar dispuestos a negarnos a nosotros mismos para beneficio de los demás, impartirá paz al espíritu y nos brindará el favor de Dios {Testimonios para la Iglesia, p. 347}
Aquellos que son colocados en puestos de confianza, enfrentarán diferentes tipos de pruebas, en las que su lealtad y confianza se verá constatada según sus acciones. {Signs of the Times, 25 de mayo de 1888 par. 4} Dios es verdadero. Dios es fiel. Él habla con los hombres, y se mueve sobre los corazones humanos. {Manuscript Releases, Tomo 17, p. 201}

  • Preparado y escrito por: © Jonathan Gallagher 2018
Radio Adventista
1 comment… add one
  • Bendiciones pastor, le agradezco por sus sabios comentarios que el espíritu de Dios lo siga usando para engrandecer su obra acá en la tierra.
    Me gustaría que siempre lo hiciera

    Reply

Leave a Comment