Jonathan Gallagher Lección 5: La guerra visible y la guerra invisible (2T 2016—Mateo)

La guerra visible y la guerra invisible (2T 2016—Mateo)

Textos bíblicos:Mateo 11:11, 12;Apocalipsis 5:5;Mateo 12:25–29; Isaías 27:1; Mateo
11:1–12; Hebreos 2:14, Mateo 10.

Citas
• Dios no creó el mal. Así como la oscuridad es la ausencia de luz, el mal es la ausencia de Dios. Albert Einstein
• La vida—tal como es realmente—es una batalla, no entre lo malo y lo bueno, sino lo malo y lo peor. Joseph Brodsky
• Aquellos que olvidan el bien y el mal y procuran solo conocer los hechos tienen más probabilidad de lograr el bien que aquellos que ven el mundo desde el medio distorsionado de sus propios deseos. Bertrand Russell
• Los hombres nunca hacen el mal tan implacablemente y con tan alegría como cuando lo hacen por convicción religiosa. Blaise Pascal
• Solo hay un bien: el conocimiento; y un mal: la ignorancia. Sócrates
• Para el bien y el mal, el hombre es un espíritu creador libre. Esto es lo que produce el extraño mundo en que vivimos, un mundo en constante creación y por ende en continuo cambio e inseguridad.Joyce Cary

Para debatir
¿Cuáles son los asuntos centrales en la guerra? ¿Por qué es tan importante este tema global del gran conflicto? ¿Es esta otra forma de hablar sobre la batalla entre el bien y el mal? ¿Cuán importante es este tema para nosotros de manera individual? ¿Cómo resolvemos los problemas que tienen que ver con la confianza y el uso del poder?

Resumen bíblico
En Mateo 10 Jesús reúne a los doce discípulos y los envía para que anuncien la llegada del reino de Dios. El relato continúa en Mateo 12 donde Jesús hace un recorrido por las veredas y ciudades. Al ver que no fue recibido en Corazín y Betsaida, Jesús incluso llega a compararlas con Sodoma y Gomorra.Luego, a los mensajeros de Juan el
Bautista les responde con un llamado a que examinen la evidencia de su ministerio. En Mateo 12:24-45 Jesús responde a las acusaciones que hacen diciendo que él está vinculado con el Diablo, así como a los que le piden una señal milagrosa. ¡Es aquí donde podemos ver el desarrollo del Gran Conflicto!Notemos en especial esto: “Desde los tiempos de Juan el Bautista hasta ahora el reino de los cielos sigue estando bajo ataque y personas violentas están tratando de apoderarse de él a la fuerza.” Mateo 11:12 FBV. El triunfo final de Jesús se registra en Apocalipsis 5:5, junto a la imagen del conflicto en Isaías 27:1. “Y como los hijos tienen en común carne y sangre, él participó de su carne y sangre del mismo modo, para así destruir por medio de la muerte a aquél que tiene el poder de la muerte—el diablo.” Heb. 2:14 FBV.

Comentario
La guerra que inició en el cielo (Apocalipsis 12:7) aún sigue aquí en la tierra, ya sea visible o invisible, este conflicto sobre quién dice la verdad y quién miente se revela de manera particular en el ministerio de Jesús. Sin embargo, la esencia del Gran Conflicto está en el carácter de Dios, el uso de su poder, cómo él trata con los que no están de su parte, y qué diferencia hacen la verdad y lo recto en realidad. El escritor adventista Herb Douglass identificó el Gran Conflicto como la única contribución de la Iglesia Adventista a la Teología. Elena de White lo llamó “el gran tema central” de la Biblia. Aunque muchos están de acuerdo con la idea de que hay un conflicto en nuestro mundo entre el bien y el mal, hay muchas sugerencias sobre cómo surgió este conflicto y cuáles son los asuntos que lo conforman realmente.
El problema es que si no sabemos qué fue lo que salió mal en un principio, y cómo se están resolviendo tales asuntos, no comprenderemos las soluciones.Por eso me deleito en que estemos comenzando con este tema tan vital, una “metanarrativa” como se le conoce, que fundamenta toda nuestra teología, y que nos da una perspectiva única de
este mundo, de la salvación y del futuro.
Algunos, incluso dentro de la iglesia, han llamado al gran conflicto “la mitología adventista.” Dicen que esta es solo una historia inventada. Incluso Lutero dijo que los primeros cristianos “fantaseaban” con que existía una guerra en el cielo. Sin duda alguna debemos ser fieles a la Escritura y no apoyarnos en fuentes extra bíblicas para sustentar
nuestras creencias fundamentales, especialmente en un área tan importante como el Gran Conflicto. Quizás no hemos logrado dar una explicación correcta del gran conflicto basados en la Biblia. No obstante, esto es precisamente lo que debemos hacer al dialogar con otros cristianos y no creyentes.
¿Dónde comenzar entonces? Iniciamos con la guerra en el cielo y Génesis 3:15, así como Isaías 14 y Ezequiel 28. Tampoco debemos olvidarnos de Colosenses 1:16-20 y Efesios 4:10. Aunque discutible, la demostración más clara de la guerra es el constante ataque a Jesús a lo largo de su vida, culminando con su injusto juicio y ejecución. El
conflicto en la gran controversia es sobre ideas, pensamientos y actitudes que luego se traducen en acciones. Dios responde a las acusaciones con la demostración, de la cual nosotros somos parte. El Diablo atacó a Jesús con tentaciones en el desierto, y todas fueron parte de un intento por lograr que Jesús hiciera un mal uso de su poder para beneficio propio. Aquí el Diablo tentó a Jesús para traicionarse a sí mismo y a su misión, que era la de representar correctamente a Dios y traernos de vuelta a su amor y confianza.

Como parte de la respuesta en el Gran Conflicto es importante que entendamos y estemos de acuerdo con Dios en lo que es la verdad exactamente. Solo entonces podremos “crecer en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.” (2 Pedro 3:18 NLT). Dios no está buscando siervos obedientes e incondicionales sino amigos fieles: hijos fueles que están de acuerdo con su amoroso Padre sobre lo que es verdadero y recto. Hijos que caminan en la luz, siguiendo los mandamientos de Dios, no porque estén obligados a ello, sino porque no quisieran actuar de otro modo. (Al estudiar esta semana no perdamos de vista Mateo 10, que no aparece incluido en la lección
trimestral).

Comentarios de Elena de White
¿Por qué se permitió que el gran conflicto se prolongara por tantos siglos? ¿Por qué no se suprimió la existencia de Satanás al comienzo mismo de su rebelión? Para que el universo se convenciera de la justicia de Dios en su trato con el mal; para que el pecado recibiese condenación eterna. En el plan de salvación hay alturas y profundidades
que la eternidad misma nunca podrá agotar, maravillas que los ángeles desearían escrutar. {La Educación, p. 308}
Desde el principio de la gran controversia en el cielo, Satanás ha sostenido su causa por medio del engaño; y Cristo ha estado obrando para desenmascarar sus planes…{El Deseado de Todas las Gentes, p. 210}

Preparado el 21 de Agosto de 2015 © Jonathan Gallagher 2015
Traducción: Shelly Barrios De Ávila.

escuela sabatica jonathan gallagher

Radio Adventista
0 comments… add one

Leave a Comment