Jonathan Gallagher Leccion 5. El conflicto continúa (1T 2016—Rebelión y Redención)

Leccion 5. El conflicto continúa (1T 2016—Rebelión y Redención)

Textos bíblicos: 1 Samuel 17:43–51, 2 Samuel 11:1–17, 1 Reyes 18:21–39, 2 Reyes
19:21–34, Ester 3:8–11, Nehemías 1; 2:18.

Citas
• El plan y propósito de Dios para la salvación es como él mismo: Eterno. Eric
Alexander
• Las Escrituras no fueron dadas para aumentar nuestro conocimiento sino para
transformar nuestras vidas. D.L. Moody
• Nunca temas encomendar un futuro que no conocer en manos de un Dios que
conocer. Corrie ten Boom
• Creo que es mejor decir una verdad que una mentira. Creo que es mejor ser libre
que esclavo. Y creo que es mejor saber que ser un ignorante. H. L. Mencken
• Dios no creó el mal. Así como la oscuridad es la ausencia de luz, el mal es la
ausencia de Dios. Albert Einstein

Para debatir
¿De qué manera estas historias del Antiguo Testamento nos ayudan a comprender
los temas del Gran Conflicto? ¿De qué manera cada vida nos muestra este conflicto
cósmico? Aunque consideramos a estos individuos como héroes, ¿qué podemos decir de
sus defectos? ¿Cómo podemos aplicar las lecciones que aprendemos en nuestra propia
vida?

Resumen bíblico
Este estudio examina el Gran Conflicto en la vida de David, Elías, Ezequías, Ester
y Nehemías. 1 Samuel 17:43–51 registra la historia de David, cuando vence a Goliat,
mientras que en 2 Sam. 11:1–17 se nos cuenta la historia de David y Betsabé. 1 Reyes
18:21–39 nos presenta el suceso de Elías en el Monte Carmelo. 2 Kings 19:21–34 nos
revela la protección de Dios por el Rey Ezequías y Jerusalén de manos de los Asirios.
Ester 3:8–11 nos muestra parte de la historia de Ester. Nehemías 1 registra la oración de
Nehemías para regresar a Jerusalén, y la respuesta positiva que recibió (Nehemías 2:18).

Comentario
Todo el asunto de la Gran Controversia se trata de Dios y quién es él, y de nuestra
adoración y gozo al descubrir que Dios no es la clase de persona que el Diablo ha
presentado, sino que es la fuente de todo lo bueno, verdadero y amoroso…
La Biblia registra a Dios hablando repetidamente contra los males de la injusticia,
la corrupción y la discriminación. El hecho de que estas cosas existan ya nos indica que
la gran controversia continúa, y que necesitamos abrir nuestros ojos para ver bien lo que
está sucediendo. Nuestra conclusión no debe ser que estas cosas son inevitables, sino que
son el resultado de seguir el camino de Lucifer. Él alegaba que estaba trayendo libertad,
pero en lugar de ello trajo esclavitud. Sus acusaciones contra Dios en realidad son la
descripción de sí mismo— injusto, desagradable e indiferente—y aun así continúa
colocando a Dios como blanco de sus acusaciones.

En el escenario del gran conflicto, las cuestiones planteadas por Lucifer merecen
una respuesta, y esto solo puede lograrse a través de una demostración transparente de la
verdad. Claro está, la información que aparece en los libros no es para informar a Dios,
por lo tanto la información debe tener un significado en un contexto más amplio. Solo
tiene sentido cuando otros miran, y es aquí donde entra el concepto de la gran
controversia. La información es parte de la evidencia a la hora de establecer las dudas que
se han planteado sobre Dios y su gobierno.

Aunque este estudio pone énfasis en la experiencia de Dios en la vida de David,
Elías, Ezequías, Ester y Nehemías, debemos dar una mirada más profunda que solo los
eventos actuales. Necesitamos ver a Dios llevando a cabo sus propósitos a través del rey
David, a través de Elías y su mensaje profético, durante del tiempo del Exilio (Ester,
aunque ni siquiera se mencione a Dios), así como en la vida del rey Ezequías y en el
regreso bajo el liderazgo de Nehemías.

Miremos al menos un caso específico: qué tal el caso del rey Ezequías y su vida,
que le fue extendida son solo pedirlo. ¿Fue eso “bueno”? A la luz de la historia posterior,
podemos ver que extender su vida no fue lo mejor que le pudo pasar…
Debemos leer la Biblia para descubrir a su Autor. No solo leerla por leerla como
algunos hacen, sino porque es vital para conocer al Dios cuya naturaleza y carácter se
revelan en este libro para nosotros, y para aceptar su oferta de sanidad y salvación. Como
dijo el mismo Jesús: “Ustedes examinan las Escrituras porque piensan que a través de
ellas obtendrán la vida eterna. ¡Pero la evidencia que ellas dan está a mi favor!”
La razón principal para leer la Biblia es que en ella podemos encontrar al Dios
Salvador que quiere que seamos sus amigos más íntimos. La intención de Dios es llegar a
tener la relación más profunda posible con cada uno de nosotros, y por eso se da a
conocer, para que podamos aceptar su salvación y vivir junto a él: “Ahora bien, esta es la
vida eterna: Que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo a quien has
enviado.”

Comentarios de Elena de White
Los santos habitantes de los otros mundos observaban con profundo interés los
acontecimientos que ocurrían en la tierra… Mediante el desarrollo del gran conflicto, Dios
demostrará los principios de su gobierno, los cuales han sido falseados por Satanás y por
todos los que él ha engañado. {Historia de los Patriarcas y Profetas, p. 65}
La Biblia es su propio intérprete. Debe compararse texto con texto. El estudiante
debería aprender a considerar la Biblia como un todo y a ver la relación que existe entre
sus partes. Debería adquirir el conocimiento de su gran tema central, del propósito
original de Dios hacia el mundo, del comienzo de la gran controversia y de la obra de la
redención. Debería comprender la naturaleza de los principios que luchan por la
supremacía, y aprender a rastrear su obra a través de las crónicas de la historia y la
profecía, hasta la gran culminación. Debería verificar cómo interviene este conflicto en
todos los aspectos de la vida humana; cómo en su mismo caso cada acto de su vida revela
uno u otro de esos dos motivos antagónicos; y cómo, consciente o inconscientemente,
ahora mismo está decidiendo en qué lado de la contienda se va a encontrar. {LA
Educación, p. 190}
Está por sobrecogernos la lucha final del gran conflicto, cuando con “grande
potencia, y señales, y milagros mentirosos, y con todo engaño de iniquidad”, Satanás
obrará para representar falsamente el carácter de Dios, a fin de seducir, “si es posible, aun
a los escogidos”. Mateo 24:24. Si hubo alguna vez un pueblo que necesitase un aumento
constante de la luz del cielo, es el pueblo que, en este tiempo de peligro, Dios llamó a ser
depositario de su santa ley y a vindicar su carácter delante del mundo. Aquellos a quienes
se confió un cometido tan sagrado deben ser espiritualizados y elevados por las verdades
que profesan creer. {Testimonios para la Iglesia, p. 696}

Preparado y escrito por: © Jonathan Gallagher 2016
Traducción: Shelly Barrios De Ávila.

escuela sabatica jonathan gallagher

0 comments… add one

Leave a Comment