Jonathan Gallagher Leccion 3. ¿Quién es Jesucristo? (2T 2015 – El libro de Lucas)

Leccion 3. ¿Quién es Jesucristo? (2T 2015 – El libro de Lucas)

Textos bíblicos: Lucas 4:16–30, 6:5, Efesios 1:3–5, Lucas 9:18–27, 2 Pedro 1:16–18.

Citas
• Me gusta el Cristo de ustedes, pero no me gustan sus cristianos. Ellos son muy
diferentes su Cristo. Mahatma Gandhi
• Cristo es la persona más singular en la historia. Ningún hombre puede escribir una
historia de la raza humana, sin dar, ante todo, lugar al pobre maestro de Nazaret.
H. G. Wells
• Entre Jesús y quienquiera que los tenga más en el mundo que no hay comparación
posible. Napoleón Bonaparte
• Cuando los puntos de vista religiosos de los demás se interponen entre nosotros y
la experiencia primaria de Jesús como el Cristo, nos convertimos en agentes de
viajes poco convincentes repartiendo folletos de lugares que nunca hemos
visitado. Brennan Manning
• Conocer a Dios sin conocer nuestra propia miseria nos hace orgullosos. Conocer
nuestra propia miseria sin conocer a Dios nos lleva a la desesperación. Conocer a
Jesucristo nos aporta el equilibrio porque nos muestra a Dios y nos muestra
nuestra propia miseria. Blaise Pascal
• Estoy tratando de evitar que alguno diga la cosa más tonta que a menudo se dice
acerca de Él: “Estoy listo para aceptar a Jesús como un gran maestro moral, pero
no acepto su afirmación de ser Dios.” Esa es la única cosa que no debemos decir.
Un hombre que, siendo solamente hombre, dice las cosas que Jesús dijo no sería
un gran maestro moral. Sería, o un lunático – al mismo nivel que un hombre que
dice que es un huevo cocido -, o de lo contrario sería el Diablo del Infierno. Usted
debe elegir. O este hombre fue, y es, el Hijo de Dios, o es un loco, o algo peor.
Usted puede asumir que este hombre es un tonto, escupirlo y matarlo como a un
demonio, o puede caer a sus pies y llamarlo Señor y Dios; pero no vengamos con
la tontería condescendiente de decir que él fue un gran maestro humano. Él no ha
dejado lugar para esa opción. No fue ese su propósito. C. S. Lewis

Para debatir
¿Por qué es tan importante nuestra respuesta a esta pregunta? ¿Cómo explicamos
esto a otros que ya tienen prejuicios? ¿De qué manera nuestra respuesta afecta por
completo nuestra percepción de Jesús y de su misión? ¿Qué podemos aprender de los
contemporáneos de Jesús? ¿Por qué Jesús no hizo más clara su divinidad? ¿Por qué
dudaba tanta gente?

Resumen bíblico
En Lucas 9:18 FBV Jesús hizo la pregunta: “Toda esta multitud de personas,
¿quién dicen que soy?” Luego, en el versículo 20: ¿Y ustedes?” preguntó él. “¿Quién
dicen ustedes que soy yo?” Las respuestas variaron. Desde Juan el Bautista, Elías, o uno
de los profetas. Pedro es el que dice que Jesús es el Mesías de Dios. Lucas 4:16-30 nos
habla acerca de Jesús en la sinagoga de Nazaret, y su lectura en el libro de Isaías. Su
declaración de “Esta Escritura que acaban de oír se ha cumplido hoy” (Lucas 4:21 FBV)
llamó la atención, pero cuando señaló el rechazo de los profetas en el pasado, se pusieron
furiosos y trataron de matarlo. En Lucas 6:5 Jesús dice a sus oyentes que el Hijo del
hombre es Señor del sábado. “¡Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que
nos ha bendecido en Cristo con todo lo que es espiritualmente bueno en el mundo
celestial, tal como nos escogió para estar en él antes del principio de este mundo, de
modo que en amor pudiéramos ser santos y sin mancha delante de él. Él decidió de
antemano adoptarnos como hijos suyos, obrando por medio de Jesucristo, para atraernos
a sí mismo. Él estuvo complacido de hacerlo porque es lo que quería.” Efesios 1:3-5
FBV. En 2 Pedro 1:16-18 Pedro nos explica que él y los otros discípulos fueron testigos
oculares de la majestad de Jesús, y que había oído la voz que hablaba desde el cielo.

Comentario
Desde su nacimiento la gente ha estado discutiendo acerca de Jesús… ¿Por qué
hay tanta discusión? ¿No pudo Jesús haber sido más claro? Y si es así, ¿cómo?
La verdadera pregunta es cómo puede uno decidirse. ¿Es acaso porque el
concepto es atractivo? ¿Es porque eso es lo que nos han enseñado? ¿Es por los
sentimientos? ¿Cómo elaboramos nuestra propia respuesta ante la pregunta “quién fue
Jesús?”
Jesús mismo atrajo algunas respuestas. Estas variaron desde Juan el Bautista
resucitado, el Profeta (Deuteronomio) o “”implemente” un profeta. Pero la respuesta de
Pedro es la que proviene de la revelación junto a la demostración: Pedro ha visto, y está
convencido. La creencia se basa en la evidencia, y esto es muy cierto hoy.
Luego encontramos la experiencia de “la duda” de Thomas. Pero incluso allí,
Jesús no hizo ninguna apelación a una fe “sin razón” o ciega. Jesús invitó a Tomás de
manera específica a que examinara la evidencia. El comentario de Jesús tampoco debe ser
visto como una renuncia a examinar las cosas, sino más bien a la confianza que aún
podemos tener, aunque estemos a gran distancia en tiempo y en espacio de la evidencia
original. Lo que Dios quiere es un pensamiento claro y un análisis lógico. Esto no es lo
mismo que lo que llamamos sabiduría y conocimiento desde una perspectiva humanística.
Dios no está en contra de la razón, aunque no siempre entendamos. Es simplemente una
cuestión de capacidad, no de una metodología diferente.
Sin embargo, desde la perspectiva de hoy en día, todavía depende del peso que le
asignemos a las evidencias. “¿Quién fue Jesús?” Sigue siendo una cuestión de
convicción, aun tras haber examinado la información. De la misma manera que Dios no
exige la aceptación de su existencia, Jesús tampoco no exige la aceptación de su
divinidad. Simplemente demuestra, y a través de los testimonios de amigos y enemigos,
nos deja tomar nuestra decisión.

Comentarios de Elena de White
Al venir a morar con nosotros, Jesús iba a revelar a Dios tanto a los hombres
como a los ángeles. Él era la Palabra de Dios: el pensamiento de Dios hecho audible. En
su oración por sus discípulos, dice: “Yo les he manifestado tu nombre”—“misericordioso
y piadoso; tardo para la ira, y grande en benignidad y verdad,”—“para que el amor con
que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos.” Pero no sólo para sus hijos nacidos en la
tierra fue dada esta revelación. Nuestro pequeño mundo es un libro de texto para el
universo. El maravilloso y misericordioso propósito de Dios, el misterio del amor
redentor, es el tema en el cual “desean mirar los ángeles,” y será su estudio a través de los
siglos sin fin. {El Deseado de Todas las Gentes, p. 11}
¿Quién es Cristo? Es el Hijo unigénito del Dios viviente. Es, en su relación con el
Padre, como una palabra que expresa el pensamiento: como un pensamiento hecho
audible. Cristo es la Palabra de Dios. Cristo dijo a Felipe: “El que me ha visto, ha visto al
Padre”. Sus palabras eran el eco de las de Dios. Cristo era la semejanza de Dios, el
resplandor de su gloria, la misma imagen de su persona. {Hijos e Hijas de Dios, p. 23}

escuela sabatica jonathan gallagherPreparado y escrito por: © Jonathan Gallagher 2015
Traducción: Shelly Barrios De Ávila

Radio Adventista
2 comments… add one
  • q bueno todo esto q ley me ayuda Muchi para mi alma

    Reply
  • AMADOS HERMANOS
    NO DEBE EXISTIR NI UNA SOLA DUDA DE LA MANIFIESTA PRESENCIA ENTRE LOS HOMBRES DE YAHSHUA NUESTRO AMADO ELOHIM DIOS
    YAHWEH ELOHIM DIOS YAHSHUA RUACH HAKODESH EJAD UNO SOLO ES

    REBE KAROL

    Reply

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.