Jonathan Gallagher Lección 13 Crucificado y resucitado(2T 2016—Mateo)

Crucificado y resucitado(2T 2016—Mateo)

Textos bíblicos: Mateo 27:11–26; Juan 3:19; Isaías 59:2; Mateo 27:45, 46,49–54;
Hebreos 8:1–6;Mateo 28:1–20.

Citas
• Puedes poner la verdad en una tumba, pero no se quedará allí. Puedes clavarla en una cruz, envolverla en sábanas y ocultarla en una tumba, ¡pero aun así se levantará! C. W. Hall
• ¿Alguien escuchó alguna vez sobre un Dios sufriente? Es una idea ridícula. Dios está arriba en el cielo, y seguirá estando allí. Pero ¿no sería maravilloso que fuera verdad que Dios vino a visitarnos, como un rey que visita a sus súbditos? O, mejor aún, ¿no sería maravilloso que viniera a estar con nosotros como uno de nosotros, como partícipe de nuestra forma de vivir, con todas sus tragedias, pesares y aflicción? Alister E. McGrath
• Si Jesús fue quien dijo que era, y murió en una cruz en determinado momento de la historia, entonces, para toda la historia pasada y futura es relevante porque es el punto central para el perdón y la redención.Josh McDowell
• La resurrección corporal de Jesucristo de entre los muertos es la prueba suprema del cristianismo. Si no hubiera habido resurrección, entonces el cristianismo es una religión falsa. Pero gracias a la resurrección, Cristo es Dios y la fe Cristiana es pura verdad. Henry Morris
• Sin la resurrección, la cruz no es más que una mala noticia. C. Scriven

Para debatir
¿Por qué es tan importante que nos aseguremos de hablar de la resurrección tanto como hablamos de la cruz? ¿De qué manera la cruz y la resurrección nos muestran la verdadera naturaleza de Dios? ¿Qué hay de las cuestiones de retribución y justicia? ¿Cómo encajan estos conceptos? ¿Qué respuestas nos proporcionan la cruz y la resurrección? ¿Cómo entendemos ahora a Dios y sus acciones?

Resumen bíblico
Mateo 27 nos da detalles sobre el interrogatorio al que fue sometido Jesús ante Pilato, el fin de Judas, y la crucifixión de Jesús. También podemos leer sobre la sepultura de Jesús a cargo de José de Arimatea, y las precauciones tomadas para evitar que robaran el cuerpo de Jesús y anticiparse así a un falso anuncio de su resurrección. Mateo 28
registra la resurrección, y demuestra que fue real. María Magdalena y “la otra María” reciben orden de un ángel para ir y anunciar la resurrección de Jesús a sus discípulos. El mismo Jesús se les aparece, y luego una vez más en Galilea, mientras los jefes de los sacerdotes traman una historia para convencer a los discípulos que el cuerpo de Jesús fue
robado. Juan 3:19 nos habla de Jesús como la luz que vino al mundo, pero que el pueblo prefirió las tinieblas, y se mantuvieron separados de Dios por sus pecados (Isaías 59:2). Hebreos 8:1–6 nos habla sobre el ministerio sacerdotal de Jesús en el cielo.

Comentario
A lo largo de los milenios, desde la muerte y la resurrección de Jesús, se ha debatido mucho sobre estos eventos. Han surgido muchas ideas para tratar de explicar cómo esto nos salva, con diversas “teorías de expiación”. Sin embargo, el tratar de enfocarnos en transacciones de pecado y pagos con sangre, etc., podemos perder de vista el aspecto vital de todo esto: Jesús nos está mostrando quién es él, Dios, realmente. Pues si no comprendemos la naturaleza del problema, de seguro no entenderemos cómo Dios trata con él.
El asunto principal es que nosotros no confiamos en Dios, y nos hemos puesto en enemistad contra él por iniciativa propia. ¿Cómo entonces recupera Dios nuestro amor y confianza? Solo mediante esta demostración de sacrificio propio en la cruz, seguido por el poder vivo de la resurrección. Queda demostrado que Dios es fiel, y que el Diablo es
un mentiroso. Dios no es el tirano dictador que Satanás ha inventado. Se puede realmente confiar en Dios, y él tiene las mejores intenciones para nosotros. Más que todo está dispuesto a morir y salvarnos por su increíble amor por nosotros.
Por su muerte Jesús nos trae de regreso a él. Al ser levantado él atrae a todos sus seres creados a la increíble vista de su gran amor. De este modo él nos trae de regreso a nosotros y a cada ser en el universo, respondiendo así todas las preguntas, para poder restaurar la armonía nuevamente, y que nosotros logremos estar en armonía [expiados]
con él. Después de su resurrección, Jesús no confronta a sus enemigos, ni a contraatacar, como quizás nosotros lo hubiéramos hecho. En la resurrección de Jesús no hay venganza triunfalista, no hay ajustes de cuenta con los que lo mataron sino un establecimiento gloriosos del reino eterno, garantizado por Dios por su entrega para salvar de su propia destrucción a los que perecen. A esos que enfatizan el aspecto legal de la crucifixión como un pago o una transacción para propiciar a Dios, la resurrección puede parecerles de poca importancia. A la vista de estas cosas, los aspectos contractuales quedan satisfechos con el sacrificio, y nuestro estado legal queda ajustado como resultado de
ello. Por medio de esto, los aspectos de apaciguamiento/pago/satisfacción son los aspectos esenciales. No obstante, esto deja de lado la importancia de la resurrección como lo predicaban los primeros apóstoles. Si todo radicaba en el pago legal, ¿por qué el libro de Hechos y las cartas del Nuevo Testamento hacen tanto énfasis en la resurrección?Sin la resurrección, como lo explica Pablo, nuestra fe sería en vano. La resurrección es la garantía, la prueba, la demostración del intento de nuestro fiel Dios por garantizarnos que estaremos para siempre con él. En su crucifixión y resurrección, Jesús nos ha revelado a Dios, ha hecho posible la salvación, ha sido levantado de la tierra para atraernos a todos hacia él. Pronto vendrá otra vez para completar la realidad de la salvación, para llevarnos a estar con él donde él está, para levantarnos al cielo y llevarnos hacia él. Este es el momento de nuestra resurrección.
Pero por el momento vivimos en un tiempo intermedio, entre el “ya” y el “todavía no.” Entre el comienzo del pan de Dios para salvar, y la consumación de ese plan. Entre la promesa y el cumplimiento. Entre el “he venido” y el “vendré otra vez.”

Comentarios de Elena de White
El [Jesús] hizo el sacrificio infinito, no sólo para que el pecado fuese quitado, sino para que la naturaleza humana pudiese ser restaurada, reembellecida, reconstruida desde sus ruinas y hecha idónea para la presencia de Dios. {5T 506} Es mediante la eficacia de la cruz, que los ángeles son guardados contra la apostasía. Sin la cruz, no estarían más seguros que lo que estaban los ángeles antes de la caída de Satanás. {La Verdad Acerca de los Ángeles, p.210}
La primera obra que hizo Cristo en la tierra después de su resurrección consistió en convencer a sus discípulos de su no disminuido amor y tierna consideración por ellos.
Para probarles que era su Salvador vivo, que había roto las ligaduras de la tumba y no podía ya ser retenido por el enemigo la muerte, para revelarles que tenía el mismo corazón lleno de amor que cuando estaba con ellos como su amado Maestro, les apareció vez tras vez. Quería estrechar aún más en derredor de ellos los vínculos de su amor. {El
Deseado de Todas las Gentes, p. 736}

Preparado y escrito por © Jonathan Gallagher 2016
Traducción: Shelly Barrios De Ávila.

escuela sabatica jonathan gallagher

0 comments… add one

Leave a Comment