Escuela Sabática Texas USA Lección 5: “Cristo en el Santuario celestial” Sabado 5 de mayo

JESÚS pasó por un solo sacrificio que fue válido para siempre. Por ese sacrificio se propició el perdón a toda la humanidad, y se propició también la posibilidad, a quien quiera, de la vida eterna. Esto todo está disponible para toda la humanidad, porque JESÚS ha pagado el pecado de todos, habiendo llevado sobre sí los pecados de todos.

Pero porque Jesús murió una sola vez, por todas las personas? ¿No tendría que morir tantas veces como tantas personas vinieran a existir aquí? Muy simple responder: el día de su muerte Él asumió los pecados de todos, luego, fue necesario, afortunadamente, morir una sola vez. En verdad, fue lo mismo que morir individualmente por la vida de cada ser humano, ya que en aquella sola vez cargó los pecados de todos. Entonces, intente imaginar la intensidad del sufrimiento que Él enfrentó en esa única muerte. Indescriptible!

0 comments… add one

Leave a Comment