Asc. Metropolitana MX Lección 11: “Las deudas: una decisión diaria” Sabado 17 de marzo

Hay hoy un fuerte llamamiento psicológicamente bien trabajado para consumir, no para ahorrar. El enemigo sabe que las personas endeudadas no logran ser al mismo tiempo buenos cristianos. Y una iglesia con miembros endeudados será una iglesia frágil, con problemas para resolver. Por eso debemos tener una postura equilibrada en relación al futuro, ahorrar hoy para tener después y no dar el paso mayor que las piernas, es decir, no adquirir bienes arriesgando más que el buen sentido recomienda.

“Haced, con Dios, el solemne pompromiso, con su bendición, de pagar tus deudas y no deber nada a nadie, aunque tengas que vivir a pan y agua. Es tan fácil, al preparar la mesa, sacar del bolsillo dinero para gastos extraordinarios. Cuida de lo poco y lo mucho cuidará de sí mismo. … No vaciles, no desanimes ni desistas. Niega tu gusto, niega la condescendencia con el apetito, ahorra tu dinero y paga tus deudas. Esfuerza para pagarlas tan pronto como sea posible. Cuando puedas presentarte de nuevo a un hombre libre, no debiendo nada a nadie, habrás alcanzado una gran victoria “(Consejos sobre Mordomía, 257).

0 comments… add one

Leave a Comment