As. Metropolitana MX Lección 1. “Me seréis testigos” Sábado 7 de Julio de 2018

Estamos viviendo en tiempos que se percibe la necesidad de salir del planeta. La ciencia se esfuerza por desarrollar la posibilidad de vivir en Marte, u otro lugar más lejano, aunque cerca, tal vez en nuestra Galaxia, no haya planeta preparado para la vida. Y si lo tiene, estará ocupado por seres perfectos, no podríamos ir allá y degenerar su civilización. ¿Nuestro planeta Tierra está perdiendo la capacidad de vida social, los seres humanos cada vez tienen menores condiciones de convivencia, luego de que algunos resuelven  mudarse a otro planeta? Sería para destruirlo como se hace aquí en la Tierra.
Nosotros esperamos y anunciamos lo que Dios prometió y lo que Jesús viabilizó, un nuevo Cielo y una nueva Tierra. No habrá más odio allí, el amor reinará para siempre, y todos serán felices, con vida eterna. No es una utopía, sino pura realidad. De hecho, si dependemos de los vehículos desarrollados por la ingeniería humana, no vamos mucho más allá de la luna, y aún sólo algunos. Y el costo de mantenimiento por allí, o sea, donde esten, será tan elevado que tendrían que trabajar mucho aquí en la Tierra para mantenerlos allá lejos. El plan de Dios es sostenible; otros planes no tienen durabilidad pues son inviables en todos los sentidos, además de no poder ir muy lejos de la Tierra. El Creador puede atravesar nuestra Galaxia, atravesar el Universo, e ir más allá, si lo desea.

0 comments… add one

Leave a Comment