Leccion 5 Jonathan Gallagher. “La conversión de Pablo” (3T 2018—El libro de Hechos)

Leccion 5. La conversión de Pablo (3T 2018—El libro de Hechos)

Textos bíblicos: Hechos 26:9–11, Deut. 21:23, Hechos 9:1–20, 1 Cor. 9:1, Gal. 1:1, Hechos 9:20–30.

Citas
• El encuentro de Pablo con Cristo tuvo dos efectos personales importantes: Lo tomó por sorpresa darse cuenta que lo que él había considerado que era servicio, era realmente Resistencia al plan de Dios, haciéndole reconocer como Señor a ese que quiso quebrantar; y forzó una reorganización de un marco teológico de todas las ideas antiguas sobre Israel, los Gentiles, la justicia de la ley, la salvación y la escatología. Harold J. Dyck
• Ningún evento, aparte del evento de Cristo ha demostrado ser tan determinante para el curso de la historia cristiana como la conversión y comisión de Pablo. F.F. Bruce
• Un análisis psicológico de la conversión de Pablo también puede demostrar que se convirtió al cristianismo por una conducta de discrepancia. La mente de Pablo parece estar dividida entre las exigencias de la ley y su propia conciencia, entre lo que quería hacer y lo que hacía. Su conducta discrepante se puede ver en lo que dice en Romanos 7:15, “No hago lo que quiero, sino lo que no quiero, eso hago.” Lovemore Togarasei

Para debatir
¿De qué manera Pablo “redirigió” el sendero de la iglesia primitiva? ¿Por qué el Señor no derribó a Saulo como perseguidor de la iglesia? ¿Por qué Pablo tuvo que pasar tres años en Arabia y Damasco antes de ir a Jerusalén? ¿Qué nos enseña la historia de la conversión de Pablo sobre el carácter de Dios y sus respuestas al gran conflicto?

Resumen bíblico de la lección
Hechos 26: 9-11 es parte del discurso de Pablo ante el rey Agripa detallando su conversión. Es necesario leer todo el capítulo para entender el contexto. Hechos 9 nos proporciona el relato histórico contado por Pablo a Lucas sobre lo que sucedió exactamente en el camino a Damasco. Notemos de manera especial las “amenazas asesinas” que estaba lanzando contra los cristianos, y de repente se enfrenta al Señor, quien le dice: “Yo soy Jesús, a quien tú persigues”. Notemos también la renuencia de Ananías a involucrarse al principio, porque sabía que Saulo era un gran enemigo de la iglesia. Las preocupaciones sobre los motivos de Saulo continuaron persiguiéndolo en sus primeros días de ministerio, y muchos cristianos pensaron que era un engaño. Deut. 21:23 deja en claro que cualquiera que haya sido crucificado está bajo la maldición de Dios, entonces, ¿cómo podría un judío creyente creer en Jesús? Pablo responde la acusación de que él no era un apóstol “verdadero” en 1 Cor. 9: 1 y Gal. 1:1, dejando claro que fue llamado por Dios.

Comentario
Imaginemos el impacto en el “otro lado” de la controversia entre cristianos y judíos. ¡Aquí estaba Saulo, su principal perseguidor y defensor de la fe, poniéndose del lado del enemigo! Debe haber habido un debate considerable sobre por qué Saulo haría esto, especialmente por su gran convicción de la verdad del judaísmo y su elocuencia al defenderla. Seguramente esto también estaba en el plan de Dios, a fin de que aquellos que creían estar en lo correcto reconsideraran su posición, porque si Saulo podía llegar a convencerse de lo contrario, tal vez ellos debían hacerlo también … Por supuesto, muchos habrían visto esto como traición, y habrían deseado pelear aún más fuerte. Pero la pérdida de su campeón fue un duro golpe para su programa de exterminio, y ello les habría dado una pausa para pensar ya que su gran agente de persecución ahora estaba del otro lado.
Para Saulo, quien se convirtió en Pablo, este encuentro con Jesús en el camino a Damasco fue seguramente la culminación de un largo proceso de reconsideración. Había escuchado a Esteban defender apasionadamente la fe cristiana, y lo había visto morir como un mártir en completa serenidad. Tal vez estas crecientes dudas en cuanto a la verdad de sus creencias llevaron a Saulo a oponerse aún más fuertemente a los cristianos, queriendo convencerse a sí mismo de que tenía razón y que ellos estaban equivocados. Cualquiera fuese el caso, conocer a Jesús fue el momento decisivo de Saulo. Cuando Jesús le dijo que él era a quien perseguía, esto hizo que Saulo se arrodillara. Esto no fue un acto de compulsión por parte de Jesús, sino simplemente una manera de confrontar a Saulo
con lo que realmente estaba haciendo. De muchas maneras, Saulo ya había visto a Jesús como el cumplimiento de las profecías del Antiguo Testamento, especialmente con respecto al Mesías. Sin duda ya había intentado reprimir tales pensamientos, pero ahora estaba más claro que nunca. Como un “fariseo de los fariseos,” tenía un profundo conocimiento de las Escrituras, y en Jesús todo se unió y tuvo sentido. La realidad de su conversión no fue simplemente esta “visión celestial” como más tarde la llamó, sino que el imperativo de la verdad siguió hasta su conclusión lógica.

Comentarios de Elena de White
Saulo de Tarso, en el camino a Damasco, podría fácilmente haber sido muerto por
el Señor, y se hubiera restado mucha fuerza al poder perseguidor. Pero Dios en su
providencia no sólo le perdonó la vida, sino que lo convirtió, transfiriendo así un
campeón del bando del enemigo al bando de Cristo. Como elocuente orador y crítico
severo, Pablo, con su firme propósito y denodado valor, poseía precisamente las
cualidades que se necesitaban en la iglesia primitiva. {Los Hechos de los Apóstoles, p.
102}
Antes de su conversión, Pablo era un acérrimo perseguidor de los discípulos de
Cristo. Pero ante las puertas de Damasco le habló una voz, resplandeció en su alma la luz
del cielo, y en la revelación que recibió del Crucificado, contempló lo que cambió todo el
curso de su vida. Desde entonces en adelante, el amor por el Señor de gloria, a quien
había perseguido tan implacablemente en la persona de sus santos, lo superaba todo…
La vida de Pablo fue una vida de actividades intensas y variadas. De ciudad en ciudad, y
de país en país, él viajaba, contando la historia de la cruz, ganando conversos para el
Evangelio y estableciendo iglesias. {GW 58}
Los judíos quedaron totalmente sorprendidos y confundidos ante la conversión de
Pablo. Estaban perfectamente al tanto del puesto que ocupaba en Jerusalén, y sabían cuál
era el principal motivo de su viaje a Damasco, y que había sido comisionado por el sumo
sacerdote que lo había autorizado para prender a los creyentes en Jesús con el fin de
enviarlos detenidos a Jerusalén; no obstante, ahora lo veían predicando el Evangelio de
Cristo, fortaleciendo a los que ya eran sus discípulos y ganando constantemente nuevos
conversos a la fe que una vez había tenido que sufrir su fiera oposición. Pablo demostró a
todos los que lo escuchaban que su cambio de fe no era el fruto del impulso ni del
fanatismo, sino que se basaba en evidencias incontestables. {La Historia de la Redención, p. 286}

Preparado y escrito por © Jonathan Gallagher 2018
Traducción al español: Shelly Barrios De Ávila

0 comments… add one

Leave a Comment