Leccion 5 Edicion para Maestros – Cristo y el sábado – Sabado 3 de Mayo de 2014

El sábado enseñaré…
Texto clave: Marcos 2:27.

Enseña a tu clase a:
escuela sabaticaSaber que el sábado todavía es un símbolo de la Creación y también de la
Redención.
Sentir la experiencia del sábado como un tiempo de liberación y descanso.
Hacer: Encontrar deleite en guardar el sábado.
Bosquejo de la lección:
I. Saber: Una señal sin limitación de tiempo.
A. ¿Por qué los adversarios de Jesús lo acusaron de quebrantar el sábado?
B. ¿Cómo defendió Jesús la conducta de sus discípulos en sábado, en
Marcos 2:23 al 28?
C. ¿Dónde se originó el sábado? ¿Cuál era la intención de Dios para el
sábado?
II. Sentir: Una celebración de la libertad.
A. ¿Cómo puede el sábado ser un día de delicia?
B. ¿Por qué aprovechó Jesús la oportunidad de aliviar el sufrimiento en
sábado?
C. ¿Cómo te sientes acerca de dormir el sábado de mañana y faltar a los
cultos de la iglesia?
III. Hacer: El evento culminante de la semana.
A. Jesús preguntó: “¿Qué está permitido en sábado: hacer el bien o hacer
el mal, salvar una vida o matar?” (Mar. 3:4, NVI). ¿Significa esto que debemos
pasar nuestros sábados en servicios de emergencias? ¿Dónde
está el tiempo para la adoración y el descanso?
B. ¿Qué puedes hacer a fin de que el sábado sea una delicia para quienes
te rodean?
C. ¿Cómo puedes guardar el sábado sin recurrir a una lista de cosas que
no puedes hacer en él?
Resumen: Jesús creó el sábado durante la semana de la Creación, y no vino
para anular la observancia de ese día, sino para restaurarlo como un símbolo
de la Creación así como de la Redención.

Ciclo de aprendizaje
Texto destacado: Marcos 2:27.
Concepto clave para el crecimiento espiritual: El sábado es una
manera de experimentar el descanso y la liberación en Cristo.

1: ¡Motiva!

• Solo para los maestros: A menudo se afirma que, aunque no hay
evidencia bíblica sólida para la observancia del domingo, los cristianos adoran en
domingo para conmemorar la resurrección de Jesús. Puedes usar la siguiente
historia para analizar este argumento.
Marcela hizo un descubrimiento sorprendente al entrar en la habitación de
su madre. La mamá estaba revisando los papeles que contenía una gran caja
de cartón.
-¿Qué estás buscando, mamá? -preguntó Marcela.
-Una copia de tu certificado de nacimiento -contestó la mamá.
Por unos momentos, Marcela y su madre buscaron juntas en la caja.
-Ah, aquí está. Pero, mamá, algo está mal. Este certificado de nacimiento
dice que nací el 7 de octubre. Tú sabes que mi cumpleaños es el 16 de marzo.
-Querida, no te preocupes por ese viejo papel. Esa fecha fue solo para el
personal del hospital. Tu papá y yo cambiamos tu cumpleaños al 16 de marzo
en honor de tu tío Max. Ese día, él dejó de fumar. Eso vale la pena celebrarlo,
¿no te parece?
Por un momento, Marcela quedó sin habla, y luego estalló:
-El 16 de marzo ¿no es mi cumpleaños verdadero?
La mamá trató de consolarla explicándole que ahora había llegado a ser una
tradición en la familia, y que la fecha de octubre no era un buen momento para
una celebración, pues tenían mucho trabajo en su plantación.
-Además, ¿tiene tanta importancia el día? -preguntó la mamá. (Basada en
el folleto Birthday Switcheroo, de Randy Fishell.)
Analiza: ¿Te sentirías amada y respetada si fueras Marcela? ¿Tenían sus
padres alguna base legal para el cambio de fecha? ¿Qué tiene que ver esta
historia con la observancia del sábado o del domingo?
Actividad inicial: Invita a los miembros de la clase a compartir cuál es su
actividad favorita del sábado. Subraya la importancia de hacer las que edifican
relaciones con Dios y con otros, así como ayudarnos a encontrar reposo.

 2: ¡Explora!

Comentario de la Biblia
I. Jesús y el sábado
(Repasa, con tu clase, la visita de Jesús a la sinagoga de Nazaret en Luc. 4.)
En los sábados, encontramos generalmente a Jesús en la sinagoga o en el
Templo. Lucas es muy explícito cuando cuenta la historia de la vida y el ministerio
de Jesús en relación con el sábado: “Vino a Nazaret, donde se había criado;
y en el día de reposo [sábado] entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y
se levantó a leer” (Luc. 4:16, el énfasis fue añadido). Cuando lo invitaron a leer,
Jesús lo hizo en Isaías 61:1 y 2, acerca de la obra del Mesías. El Ungido, guiado
por el Espíritu, predicaría buenas noticias a los pobres, proclamaría libertad a
los prisioneros, restauraría la vista a los ciegos y libraría a los oprimidos. Qué
mensaje explosivo. Cuando Jesús devolvió el rollo, Lucas dice que añadió una
frase: “Hoy se cumple esta Escritura en presencia de ustedes” (Luc. 4:21,
NVI). El intercambio que siguió llevó a una turba furiosa a tratar de linchar al
más famoso Hijo de Nazaret.
Considera: ¿Qué dirías si alguien se pusiera de pie en tu clase de Escuela
Sabática y afirmara que es un profeta? ¿Cómo reaccionarías, especialmente si
conocieras a esa persona? ¿Cómo debemos reaccionar en momentos cuando
nuestra experiencia es profundamente sacudida?
II. El sábado y el conflicto
(Repasa, con tu clase, el milagro de Juan 5.)
Parece que muchos conflictos de Jesús con los dirigentes religiosos comenzaron
en sábado. Aunque él no buscaba confrontaciones teológicas, a menudo
usó sus sermones o sus curaciones sabáticos para destacar conceptos teológicos
importantes que chocaban con la teología tradicional judaica de esos días.
Uno de los pasajes más importantes que tratan del sábado y los conflictos
en el ministerio de Jesús se encuentra en Juan 5. Inicialmente, el lector no
se da cuenta de cuándo Jesús visita el estanque de Betesda, donde muchos
enfermos esperaban curación. Jesús ve a un “inválido” (NVI) que había estado
enfermo durante 38 años. Jesús le pregunta lo obvio (vers. 6): “¿Quieres ser
sano?” La respuesta del enfermo sugiere que era incapaz de moverse solo; tal
vez sufría algún tipo de parálisis. Él no podía llegar a tiempo al estanque después
de que el agua se movía. Nota cómo Jesús lo sana en este caso: pronuncia tres
imperativos (“Levántate, toma tu lecho, y anda”), que marcaron la diferencia
entre el sufrimiento y la curación. De inmediato el hombre se sanó, tomó su
lecho (un recordativo de su pasado) y comenzó a caminar.
El lector ha sido llevado en esta narración. Casi podemos ver y escuchar a
los otros enfermos. Oímos la conversación entre Jesús y ese hombre, y nos
maravillamos por el poder de su palabra. Nos alegramos con el hombre que
se sana y camina, y luego, como notó el erudito adventista Sigve K. Tonstad,
nos sentimos tomados “completamente por sorpresa por las implicaciones de
la siguiente frase, cargada como una negativa inesperada: ‘Pero ese día era
sábado’ (vers. 9, NVI).”-The Lost Meaning of the Seventh Day, p. 183.
La siguiente sección describe el diálogo entre “los judíos” (generalmente
los líderes judíos, en el Evangelio de Juan) y el hombre sanado (Juan 5:10-13).
Suena más como un interrogatorio en un comisaría de policía. La secuencia
lógica es: “Siendo que es sábado, no puedes llevar tu lecho, porque la Ley
prohíbe que lo hagas. Por eso, ¿con qué autoridad levantaste tu lecho?”
Aquí no hay gozo compartido con un recién restaurado hijo de Dios. No hay
sorpresa al ver el tono muscular y el andar atlético de alguien cuyo cuerpo se
había caracterizado por la incapacidad de moverse libremente. En Juan 9:14,
se describe otro milagro de Jesús en sábado que involucra a un hombre ciego;
Juan no incluye esta narración para documentar más curaciones. Esta narración
y la previa en Juan 5 fueron elegidas porque se concentran en la observancia del
sábado y la relación de Jesús con la Ley. Juan proporciona un indicio para esto
en su referencia a llevar el lecho y a hacer barro en Juan 9:6. Es decir, Jesús
eligió a propósito el sábado para subrayar el hecho de que él es Uno con Dios
el Padre (comparar con Juan 5:18). Su palabra es creadora, y Juan lo enfatiza
en su prólogo (Juan 1:1-18). Siendo que la razón del sábado está basada en la
Creación (Éxo. 20:8-11), las curaciones en sábado crean un vínculo importante
entre la Ley y el Legislador.
Considera: ¿Qué diferencia básica con respecto al propósito de la observancia
del sábado puedes ver entre las actividades de Jesús y las de los fariseos
en sábado?
III. La declaración firmada por Dios
(Repasa, con tu clase, Éxo. 20:8-11; Deut. 5:12-15.)
Como lo indica Tonstad, las curaciones en sábado también hablan acerca
del carácter de Dios (y, por extensión, el de Jesús): “La insistencia de Jesús
de sanar en sábado se entiende mejor cuando vemos que el sábado no es
una posesión preciada de los judíos, sino una declaración firmada por Dios. En
efecto, Jesús recuerda el compromiso original investido en el séptimo día en
la Creación”.-The Lost Meaning of the Sabbath, p. 197. Jesús no solo re-crea,
sino también participa en el compañerismo con quienes están oprimidos y
marginados, así como Dios compartió el primer sábado con Adán y Eva. Dios
se interesa en la gente, y el sábado es un monumento de la Creación y también
de la Redención (Deut. 5:12-15). El conflicto previsto de Jesús con los dirigentes
judíos ayudó a cristalizar su identidad propia, su misión y su teología. El Dador
de la Ley la explica más claramente por sus acciones.

Considera: A menudo tenemos una imagen de Jesús como un Redentor
suave y lleno de gracia, algo que podemos ver, sin duda, en muchos momentos
clave de su ministerio. ¿Por qué, entonces, provocaría tanto a los líderes
judíos con sus numerosas curaciones en sábado, que involucraban actividad
física?

3: ¡Aplica!

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
1. En una época de comunicaciones masivas, ¿por qué molestarse todavía
en tener iglesias e ir a la iglesia? ¿No sería más fácil quedarse en casa, y mirar
sermones y música de calidad excepcional por el Canal Hope, el canal Esperanza,
o 3ABNLatino?
2. El sábado no tiene la intención de restringir o de oprimir, sino de proveer
descanso, liberación y gozo. ¿Cómo puede la observancia del sábado ser una
manera de expresar nuestra libertad y gozo en Cristo?
3. ¿Qué quiso decir Jesús con : “Mi Padre aun hoy está trabajando, y yo
también trabajo” (Juan 5:17, NVI), cuando los fariseos lo acusaron de quebrantar
el sábado?
4. Piensa un momento en nuestro nombre: Adventistas del Séptimo Día.
¿Cómo apunta el sábado del séptimo día hacia la Segunda Venida? (Indicio:
piensa en la relación entre la Creación y la re-creación.)
PREGUNTAS DE APLICACIÓN:
1. ¿Por qué vas a la iglesia el sábado? ¿Cuál es tu parte favorita del culto de
adoración? ¿Cómo puedes hacer que las otras partes sean más significativas?
2. ¿Qué pasos prácticos puedes dar como individuo o como familia de la
iglesia para hacer que el sábado sea una delicia, y a la vez un día que sea santo?
3. ¿Qué actividades son endosadas como aceptables en sábado en tu
cultura? ¿Están estas basadas en sólidos principios bíblicos o en tradiciones?
4. ¿De qué maneras puedes mejorar tu experiencia de observancia del
sábado? ¿Cómo podemos evitar quedar tan exhaustos durante la semana que
no nos queden energías para gozar del sábado?

4: ¡Crea!

Actividad: Rosita es una adventista del séptimo día recientemente bautizada,
con dos niños pequeños. Su esposo no está interesado en la religión.
Ella acepta que el sábado es el día santo de Dios y desea guardarlo, pero no
está segura de cómo debería observarlo. ¿Qué consejos prácticos le darían
ustedes, como clase?

2 comments… add one
  • !excelente material¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ gracias Dios los Bendiga

    Reply
  • Parece cuando estudiamos la LECCION DE LA ESCUELA SABATIA,nos animamos y nos aumentamos en la fé,pero cuando uno no repasa su LECCION DE LA ESCUELA SABATICA,nos enflaquezemos en lo espiritual,que DIOS los bendiga a todos los hermanos,un feliz sábado.

    Reply

Leave a Comment