Leccion 10 Jonathan Gallagher. “El tercer viaje misionero” (3T 2018—El libro de Hechos)

Leccion 10. El tercer viaje misionero (3T 2018—El libro de Hechos)

Pablo, como apóstol de los extranjeros, necesitaba comprender a todos los diversos pueblos a los que quería llegar y asegurarse de que el mensaje fuera relevante y comprensible. Este enfoque revela los aspectos fundamentales del testimonio: las enseñanzas fundamentales no cambian, pero la forma en que se expresan está determinada por el idioma y la cultura, a fin de que las buenas noticias puedan ser aceptadas por diferentes personas con diferentes costumbres

Textos bíblicos: Hechos 18:24–28; Hechos 19; Hechos 20:7–12, 15–27; 2 Cor. 4:8–14;
Hechos 21:1–15.

Citas
• Si Dios te llama a ser un misionero, no te rebajes a ser un rey. Jordan Groom
• Las personas que no conocen al Señor preguntan por qué en el mundo desperdiciamos nuestras vidas como misioneros. Se olvidan de que ellos también están gastando sus vidas… y cuando estalle la burbuja, no tendrán nada de importancia eterna para mostrar por los años que han desperdiciado. Nate Saint
• Las personas que no creen en las misiones no han leído el Nuevo Testamento. Desde el principio Jesús dijo que el campo es el mundo. La iglesia primitiva entendió esto y por ello fueron al este, al oeste, al norte y al sur. J. Howard Edington
• Las naciones no están reunidas automáticamente. Si Dios ha prometido bendecir a “todas las familias de la tierra”, ha prometido hacerlo “por medio de la simiente de Abraham” (Génesis 12: 3, 22:18). Ahora somos la simiente de Abraham por fe, y las familias de la tierra serán bendecidas solo si vamos a ellos con el evangelio. Ese es el simple propósito de Dios. John R.W. Stott
• Alguien preguntó: “¿Se salvarán los paganos que nunca han escuchado el Evangelio?” La pregunta sería más bien si nosotros, que tenemos el Evangelio y no se lo damos a los que no lo tienen, podremos ser salvos. Charles Spurgeon

Para debatir
¿Qué convenció a Pablo de pasar su vida como un evangelista itinerante? ¿Por qué Pablo pensó que esta era la mejor forma de difundir el evangelio? ¿Qué otros métodos usó aparte de hacer discursos? ¿Qué es lo que más admiramos, la forma en que entró sin temor en una situación peligrosa o su deseo de presentar la verdadera imagen de Dios?

Resumen bíblico de la lección
Una breve línea al margen nos presenta a Apolos, que solo conocía el bautismo de Juan. Pero una vez aprendió sobre una verdad más grande, va y predica en la sinagoga. Se muda a Acaya (Grecia) y “porque podía refutar enérgicamente a los judíos en debates públicos, demostrando con las Escrituras que Jesús era el Mesías.” Hechos 18:28 VBL. En Hechos 19 Pablo se traslada a Éfeso, predicando en la sinagoga durante tres meses, y cuando se le niega la entrada a ese lugar, se traslada a la sala de conferencias de Tirano, por dos años. A Pablo le toca lidiar con muchas situaciones, incluso con falsos
profetas, ¡y disturbios! Está claro que el conflicto cósmico sigue siendo un aspecto subyacente a la difusión del evangelio. Pablo decide irse (Hechos 20), y en su camino de regreso a Macedonia, eventualmente llega a Troas (donde ocurre el milagro de resucitar al joven que murió al caerse de una ventana). Pablo se encuentra con los ancianos de Éfeso en Mileto, y después de mucho más viaje, llega a Jerusalén (Hechos 21).

Comentario
En lugar de centrarnos en todos los nombres y lugares involucrados en el tercer viaje misionero de Pablo, veamos el mensaje que estaba presentando. El tema constante de Pablo era Jesús y solo Jesús. Lo que más quería era presentarle a la gente el tipo de Dios que había llegado a conocer y amar, en completo contraste con el Dios vengativo y legalista en el que había creído una vez. El mensaje de alguien totalmente transformado como Pablo se basaba en esta esperanza fundamental (1 Tesalonicenses 4, etc.). Era un mensaje de convicción absoluta, y era parte de la fuerza que impulsó a Pablo por todo el mundo conocido hasta ese momento. Visión, cambio y
esperanza. Esos fueron los 3 aspectos. De camino a Damasco, Saulo – que se convirtió en Pablo -, experimentó una transformación total en su visión. Estaba literalmente ciego, y hasta tenía que ser guiado por la mano. Cuando las “escamas” cayeron de sus ojos, vio con completa claridad cómo
su imagen anterior de Dios había estado muy equivocada, y se encontró cara a cara con el
Señor al que había perseguido anteriormente. Al pasar un tiempo solo en Arabia y Damasco, tuvo la oportunidad de cambiar. Y para Pablo, este fue un cambio total de paradigma. De muchas maneras tuvo que volver a poner tales ideas en sus mentes. La conversión tiene que ver con un cambio total de
mentalidad, tal como lo indica la palabra griega metanoia. Pablo cambió de ser el campeón de la persecución de los cristianos a ser ahora su más ardiente defensor. Ahora, en lugar de formalismo muerto, ¡tenía una esperanza viva! Predicaba esta esperanza por doquiera iba, y es un tema evidente en todas sus cartas. No hablaba de castillos en el aire, sino de una esperanza que cambió su vida y era real en su presente. Pronto “estaremos con el Señor para siempre”. Así que anímense unos a otros con estas palabras “. 1 Tes. 4:17, 18 VBL.
A menudo pensamos que el mundo en el que comenzó la iglesia primitiva estaba formado principalmente por romanos, griegos y judíos. Pero había muchos otros pueblos con diferentes antecedentes que los primeros cristianos tuvieron que abordar. Por ejemplo, la religión de los pueblos celtas no era la misma que la de los griegos o los romanos.
Pablo, como apóstol de los extranjeros, necesitaba comprender a todos los diversos pueblos a los que quería llegar y asegurarse de que el mensaje fuera relevante y comprensible. Este enfoque revela los aspectos fundamentales del testimonio: las enseñanzas fundamentales no cambian, pero la forma en que se expresan está determinada por el idioma y la cultura, a fin de que las buenas noticias puedan ser aceptadas por diferentes personas con diferentes costumbres.

Comentarios de Elena de White
Pablo habla de las riquezas de la Gloria del misterio que ha de revelarse a los gentiles. Hay muchos misterios en la Palabra de Dios que no comprendemos, y muchos nos contentamos deteniendo nuestra investigación cuando tan sólo hemos comenzado a recibir algo de conocimiento concerniente a Cristo. Cuando comienzan a desplegarse un poco ante la mente los propósitos divinos y comenzamos a obtener un leve conocimiento del carácter de Dios, quedamos satisfechos y pensamos que hemos recibido aproximadamente toda la luz que hay para nosotros en la palabra de Dios. Pero la verdad de Dios es infinita. Con arduo esfuerzo, deberíamos trabajar en las minas de la verdad, descubriendo las joyas preciosas que se han escondido. Es el privilegio del obrero tener un suministro constante de verdad fresca para la gente. Debería estar en una posición tal que pueda traer de la casa del tesoro de Dios, no la misma cosa una y otra vez, sino una nueva belleza y una nueva verdad. [Traducción libre] {Gospel Workers92, p. 389} Únicamente mientras contemplamos el gran plan de la salvación podemos apreciar correctamente el carácter de Dios… Dice Pablo: “Habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos, Abba, Padre”. Romanos 8:15. {Testimonios para la
Iglesia Tomo 5, p. 690}

Preparado y escrito por: © Jonathan Gallagher 2018
Traducción al español: Shelly Barrios De Ávila

Radio Adventista
0 comments… add one

Leave a Comment