Jonathan Gallagher Lección 8. “El Espíritu Santo y los dones del Espíritu ” (1T 2017—El Espíritu Santo y la Espiritualidad)

El Espíritu Santo y los dones del Espíritu (1T 2017—El Espíritu Santo y la
Espiritualidad)

Textos bíblicos: 1 Corintios 12:4-7, 11; Efesios 4:7; 1 Corintios 12:14-31; Romanos
12:3-8; 1 Juan 4:1-3.

Citas
• Hemos llegado a preocuparnos de una manera incluso patética por los ministeriosextraordinarios y no universales del Espíritu, y mientras tanto hemos descuidado…los más generales. J. I. Packer
• Algunas personas tienen una idea distorsionada de la vida cristiana. Al ver cristianos talentosos y exitosos, tratan de imitarlos. Para ellos, la hierba en el otro lado de la cerca siempre es más verde. Pero cuando se dan cuenta de que sus propios dones son diferentes o sus contribuciones son más modestas (o incluso invisibles), se hunden en el desánimo y pasan por alto las posibilidades reales que están abiertas para ellos. Se han olvidado de que están aquí para servir a Cristo, no a sí mismos. Billy Graham
• Antes de Pentecostés, a los discípulos se les dificultaba hacer cosas fáciles; pero después de Pentecostés les resultaba fácil hacer cosas difíciles. A. J. Gordon
• Los dones espirituales no garantizan que estemos escuchando correctamente en todas las cosas. Craig S. Keener
• Algunas personas solo son “creyentes” porque quieren que Dios les de cosas; una emoción, dinero, dones espirituales, etc., pero nunca piensan dos veces sobre lo que ellos le pueden dar a Dios. Son parásitos cristianos, siempre deseosos de recibir más, en lugar de siervos cristianos que siempre están dispuestos a dar. Lisa Bedrick
• El Espíritu Santo puede estar siempre con nosotros y guiarnos de nuevo hacia Él, pero para disfrutar de los beneficios de este santo regalo, debemos recibirlo con sinceridad y usarlo en nuestra vida. Qué triste sería que se nos diera un regalo tan precioso y luego dejarlo de lado y no usarlo nunca. Margaret D. Nadauld
• En muchas iglesias sólo una minoría de gente conoce sus dones. Esto se debe a que la mayoría no tiene dones porque no están en el cuerpo de Cristo. Las cabras no tienen dones. Sus pastores necesitan dejar de predicar sermones sobre “cómo descubrir su don,” y comenzar a predicar sermones sobre “cómo arrepentirse y nacer de nuevo.” David Servant

Para debatir
¿Cuáles son los dones del Espíritu? ¿Deberíamos hacer una lista de los frutos del Espíritu en orden de importancia, según nos parezca? ¿Variaría nuestra lista de la de los demás? ¿Quién define lo que es un don del Espíritu? ¿Son las habilidades naturales también dones espirituales? ¿Podemos depender de simplemente recibir dones en lugar de trabajar? ¿Deberíamos ver como prioridad tener una plena comprensión de la verdad?

Resumen bíblico
1 Corintios 12:4-7 nos dice que hay distintos dones espirituales, pero el Espíritu es el mismo, y todos obran por un buen fin común. Cada uno de nosotros recibe gracia según la medida que Dios nos da (Efesios 4:7). Hay dones que han sido otorgados para la edificación del cuerpo de Cristo (Romanos 12:3-8). En consecuencia, “ninguno debería tener un concepto de sí mismo más alto que el que debería tener. Ustedes deben tener un auto concepto realista, conforme a la medida de fe que Dios les ha dado.” Romanos 12:3 FBV. Además, se nos llama a “probar los espíritus” (1 Juan 4:1-3).

Comentario
¿Cuáles son los fines de los dones espirituales? En la década de los 80, tuve unamserie de talleres que habían sido diseñados para descubrir los dones espirituales. El problema frecuente que descubrimos fue que muchas personas querían dones espirituales para sí mismos pero no para la edificación del cuerpo de Cristo. Pero la Escritura es muy clara cuando dice que los dones del Espíritu no son para nuestra propia edificación, sino también para la comunidad en general. Es por eso que algunas presuntas manifestaciones (como hablar en lenguas) puede ser problemáticas, ya que con frecuencia se utilizan como una “insignia de honor.” ¿Cuál es la razón por la que Pablo prefería hablar cinco palabras con el entendimiento que diez mil en una lengua desconocida. El énfasis está siempre en la comprensión e interpretación, no la expresión milagrosa.
Esto revela la verdad acerca de un Dios que quiere hacer las cosas “decentemente y con orden,” y cuyo deseo es edificar más la comunidad de fe que a cualquier individuo.
En la medida que veamos cuál es el propósito de los dones, tendremos una imagen muchommás clara de las intenciones de Dios. 1 Corintios 12: 8, 9 habla de los dones espirituales de la sabiduría y del conocimiento. ¡Tales dones del Espíritu son generalmente los más controversiales! Además, tenemos la tendencia a pensar que estos dones los adquirimos a través de nuestro propio estudio y experiencia. ¿Quiere decir esto que debemos renunciar a la lectura y el estudio y que solo debemos esperar hasta que el Espíritu nos de dones? Efesios 4:11 podría interpretarse en cierto sentido como un indicio de predestinación. ¿Es el Espíritu quien decide lo que cada quien debe hacer? ¿Qué hay del concepto del respeto de Dios hacia nuestra libertad individual? No obstante, el problema real es que aunque que todos deseamos dones espirituales, ¿cuál es la razón fundamental por la que los deseamos? Todos deberíamos preguntarnos ¿cuál es el don espiritual que más quiero y por qué?” Porque en algunos casos, nuestros deseos están fundamentados en nuestros propios deseos y no en la edificación del cuerpo de creyentes… Dios no nos da los dones para demostrar quién es el
favorito, sino para difundir las buenas nuevas y animar a los fieles.

Comentarios de Elena de White
Los dones especiales del Espíritu no son los únicos talentos representados en la parábola. Ella incluye todos los dones y talentos, ya sean originales o adquiridos, naturales o espirituales. Todos han de ser empleados en el servicio de Cristo. Al convertirnos en sus discípulos, nos entregamos a él con todo lo que somos y tenemos. Él nos devuelve esos dones purificados y ennoblecidos, a fin de que los empleemos para su gloria bendiciendo a nuestros prójimos. {Palabras de Vida del Gran Maestro, p. 263} Pero los dones del Espíritu son prometidos a todo creyente conforme a su necesidad para la obra del Señor. La promesa es tan categórica y fidedigna ahora como en los días de los apóstoles. “Estas señales seguirán a los que creyeren.” Tal es el privilegio de los hijos de Dios, y la fe debe echar mano de todo lo que puede tener como apoyo.
{El Deseado de Todas las Gentes, p. 762} Los que son guiados por el Espíritu Santo no se dejan llevar por un sentimiento de entusiasmo que pronto se apaga en la oscuridad. El hechizo de la influencia de Cristo es permanente. “Estad quietos y reconoced que yo soy Dios.” Esta es una quietud solemne y
permanente en Dios. {Manuscript Releases, Vol. 5, p. 235}

Preparado y escrito por:© Jonathan Gallagher 2017
Traducción: Shelly Barrios De Ávila

escuela sabatica jonathan gallagher

Radio Adventista
0 comments… add one

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.