Jonathan Gallagher Lección 2. “En medio de los candeleros” Primer Trimestre del 2019

Leccion 2. Entre los Candelabros (1T 2019—Apocalipsis)

Textos Bíblicos: Apocalipsis 1:9-18; Hechos 7:54-0; Mateos 2:8; Éxodo 20:11; Daniel
10:5,6; Apocalipsis 1:20; Apocalipsis 2:1-7; 3:21.

Citas
• De hecho, esto puede ser una descripción del Espíritu Santo, no como una “Persona” de alguna manera dividida en siete partes, sino como un conducto de siete ramas de la comunicación de Dios a las siete iglesias mencionadas anteriormente en el versículo. Por lo tanto, Juan incluye a “los siete espíritus” como fuente de la profecía para especificar cómo se impartió a las siete iglesias. Richard
T. Ritenbaugh
• Cristo, al explicar a Juan el significado de lo que había visto, dijo: “Los siete candelabros que has visto son las siete iglesias” (Apocalipsis 1: 12-20). El número siete en la Biblia denota un número completo. El candelabro de oro labrado, con sus siete tazones para las lámparas, era un “ejemplo y sombra de las cosas celestiales” (Hebreos 8: 5). Sus siete ramas, cada una sosteniendo una lámpara,
representan la iglesia de Dios. Stephen Haskell
• Estos siete candelabros son un símbolo de la iglesia en su existencia ideal y en relación con su Señor, como una luz que brilla para la gloria de Dios en Cristo. Representan a la iglesia en perfecta santidad y justicia, como lo está en el consejo de Dios, y como lo será una vez que el Señor la presente como su novia perfecta y glorificada, sin mancha ni defecto. El simbolismo nos recuerda, por supuesto, el candelabro de siete brazos, o lámpara, que una vez estuvo en el lugar santo del templo en Jerusalén. Herman Hoeksema

Para debatir
¿Quién está en medio de los candelabros? ¿Qué pueden significar estos símbolos para nosotros? ¿Qué necesitaba Juan, y cómo Dios suplió esta necesidad a través de una visión? ¿Cómo podemos aplicar todo esto a nuestra situación actual, hoy en día? ¿De qué formas es esta visión parte de la respuesta de Dios en la gran controversia? ¿Cuál es el mensaje que debemos sacar de esta lección en particular?

Resumen Bíblico
En Apocalipsis 1:9-18 a Juan se le instruye que debe escribir todo lo que ve y enviarlo a las siete iglesias. Su misión viene del Cristo resucitado y que se encuentra en medio de los siete candelabros. La descripción de la visión es dada en Apocalipsis 1:20. Apocalipsis 2:1- 7 es el mensaje a Éfeso, la primera iglesia, la cual es elogiada por su trabajo duro, pero criticada también por haber perdido su primer amor. Apocalipsis 3:21 es parte del mensaje a la última iglesia, Laodicea, y es un mensaje para animarlos a salir vencedores. En Hechos 7:54-60 está registrado el apedreamiento de Esteban. Mateo 12:8 nos recuerda que el Hijo del hombre es el Señor del Sábado. En Éxodo 20:11 está el mandamiento del sábado. Dan. 10: 5, 6 es claramente la descripción paralela del AT a la que Juan hace referencia en su visión.

Comentario
Comenzamos nuestros estudios este trimestre enfatizando que esta es la Revelación de Jesucristo y trata sobre Jesucristo. Debemos recordar esto una vez más en esta lección y en todas las lecciones subsiguientes. El enfoque no son los candelabros sino Aquél que está en medio de ellos. Toda nuestra atención debería estar centrada en este Hijo del hombre, cómo es descrito, qué significó esto para Juan y cómo podemos aplicarlo a nosotros mismos hoy. El aspecto esencial a considerar es cómo Dios le estaba recordando a Juan la victoria final en la gran controversia, y cómo nosotros también podemos ver en esta visión al Señor glorificado, que es todopoderoso, y que todavía invita a todos sus seguidores a vivir de acuerdo con su Principios del amor desinteresado. A medida que establecemos todas las visiones y símbolos dentro del papel de Dios en la gran controversia, obtenemos una visión
mucho más profunda del significado del libro y su aplicación para nosotros. En todo momento deberíamos preguntarnos: “¿Qué imagen de Dios vemos aquí? ¿Qué podemos aprender acerca de Dios en este pasaje?

Entonces, en lugar de examinar todos los aspectos históricos de las siete iglesias y todo eso, es más importante ver lo que el Espíritu está diciendo a estas iglesias. Miremos las palabras que describen la iglesia específica y preste atención tanto a la recomendación como a la crítica. Porque mientras podemos rastrear aplicaciones históricas, hay elementos hoy que reflejan las siete iglesias. Dios se preocupa profundamente por su iglesia y quiere que cada uno de nosotros sea victorioso a través de su fuerza, deseando que apliquemos sus principios de sacrificio personal en nuestras vidas, buscando que todos nosotros lo representemos correctamente a él y a su mensaje de salvación para con todos los que nos rodean. La visión dada a Juan del Hijo del hombre glorificado entre los candelabros es principalmente para darnos ánimo. Aunque las iglesias enfrentan los desafíos del hombre, Jesús está allí en medio. Él es la fuente de su fortaleza y promete su gracia para ayudar en momentos de necesidad. También podemos aplicar esta tranquilidad a nosotros mismos individualmente, esta increíble visión de nuestro maravilloso Dios es para que cada uno de nosotros lo consideremos. No estamos solos. Dios está a nuestro lado para ayudarnos en nuestro camino. Como Jesús prometió: “Recuerden, yo estoy siempre con ustedes hasta el fin del mundo.” Mateo 28:20 VBL.

Comentarios de Elena de White
“…y vuelto, vi siete candeleros de oro; y en medio de los siete candeleros, uno semejante al Hijo del hombre.” Apocalipsis 1:10-13. {Los Hechos de los Apóstoles,p. 464} Fue ricamente favorecido el discípulo amado. Había visto a su Maestro en el Getsemaní con su rostro marcado con el sudor de sangre de su agonía; “tan desfigurado, era su aspecto más que el de cualquier hombre, y su forma más que la de los hijos de Adam.” Isaías 52:14 (VM). Le había visto en manos de los soldados romanos, vestido con el viejo manto purpúreo y coronado de espinas. Le había visto pendiendo de la cruz del Calvario, siendo objeto de cruel burla y abuso. Ahora se le permite contemplar una vez más a su Señor. Pero, ¡cuán distinta es su apariencia! Ya no es varón de dolores, despreciado y humillado por los hombres. Lleva vestiduras de brillantez celestial. “Su cabeza y sus cabellos eran blancos como la lana blanca, como la nieve; y sus ojos como llama de fuego; y sus pies semejantes al latón fino, ardientes como en un horno.” Apocalipsis 1:14, 15. Su voz era como el estruendo de muchas aguas. Su rostro brillaba como el sol. En su mano tenía siete estrellas, y de su boca salía una espada aguda de dos filos, emblema del poder de su palabra. Patmos resplandeció con la gloria del Señor resucitado. Juan fue fortalecido para vivir en la presencia de su Señor glorificado. Entonces ante sus maravillados ojos fueron abiertas las glorias del cielo. Le fue permitido ver el trono de Dios… En figuras y símbolos, se le presentaron a Juan asuntos de gran importancia… Esa revelación fue dada para la orientación y el aliento de la iglesia durante la dispensación cristiana. {Los Hechos de los Apóstoles, p. 465}

Preparado y escrito por: © Jonathan Gallagher 2019

Radio Adventista
0 comments… add one

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.