Leccion 8 Edicion para Maestros “Discernimiento: salvaguardia del reavivamiento” 24-08-2013

Edición para maestros. Tercer trimestre (julio-septiembre) de 2013

“Discernimiento: salvaguardia del reavivamiento”

Lección 8:  Para el 24 de agosto de 2013

 

escuela-sabatica-mEl sábado enseñaré…

Texto Clave: 1 Juan 2:3-6.

Enseña a tu clase a:

 

Saber la diferencia entre los reavivamientos verdaderos y los falsos, y comprender que los reavivamientos verdaderos evitan el formalismo por un lado, y el fanatismo, por el otro, mientras conducen a una obediencia amante a los mandatos de Dios.

Sentir el deseo de conocer a Cristo personalmente, manifestando el fruto del Espíritu y experimentando el verdadero reavivamiento en su vida.

Hacer: Honrar a Dios al máximo, viviendo una vida piadosa de modo tal que Dios pueda confiarle sus dones espirituales con poder pentecostal.

 

Bosquejo de la Lección

  1. Saber: La relación entre el reavivamiento y la obediencia
    1. ¿Cómo se relaciona un reavivamiento genuino con la ley de Dios?
    2. ¿Qué peligro hay de que un énfasis en la obediencia lleve a caer en el legalismo o el formalismo?
    3. ¿Cómo podemos evitar el fanatismo y el emocionalismo sensacionalista en un reavivamiento verdadero?
  2. Sentir: Milagros, verdaderos y falsos
    1. En toda la lección, hay un énfasis en distinguir entre los milagros verdaderos y los falsos. ¿Qué peligro hay en estar tan preocupado por identificar las manifestaciones falsas del Espíritu que nos perdamos los milagros verdaderos que Dios está obrando?
    2. ¿Cómo podemos fomentar actitudes de humilde sumisión a fin de prepararnos para el reavivamiento genuino y los milagros subsiguientes que Dios obrará en los últimos días?
  3. Hacer: Glorificar a Dios: la esencia del reavivamiento
    1. Siendo que el Espíritu Santo es el originador de todo reavivamiento, ¿cómo debemos relacionarnos con su conducción a fin de poder prepararnos para recibir su poder en plenitud?
    2. A la luz del poderoso derramamiento del Espíritu Santo que ocurrirá en el tiempo del fin, ¿por qué debemos glorificar a Dios en nuestras vidas?

 

Resumen

Dios anhela derramar su Espíritu Santo con poder pentecostal sobre su iglesia en el tiempo del fin, para poder concluir su obra sobre la Tierra. Al recibir este poderoso derramamiento del Espíritu Santo, deseando glorificar a Dios por medio de nuestras vidas, el reavivamiento vendrá.

CICLO DE APRENDIZAJE

Pasaje destacado: Mateo 7:21-24.

Concepto clave para el crecimiento espiritual: El fruto de un reavivamiento genuino no se manifiesta con señales y maravillas, sentimientos emocionalista o milagros sensacionales. El reavivamiento se basa en una relación profunda con Jesús, que resulta en el fruto del Espíritu. Se muestra en una vida de servicio abnegado. Los milagros pueden acompañar al reavivamiento, pero no son la evidencia del reavivamiento; un estilo de vida piadoso y de obediencia sí lo es.

 

PASO 1: ¡Motiva!

Solo para los maestros: Analiza con tu clase por qué un reavivamiento genuino está acompañado por vidas transformadas. Dios obra milagros. En el ministerio de Jesús, los milagros testificaron del poder divino de Dios, y harán lo mismo hoy. Sin embargo, los milagros solos no confirman la autenticidad de un reavivamiento. ¿Por qué?

Actividad inicial: Durante la Reforma del siglo XVI, el diablo levantó fanáticos para contrarrestar la obra de Martín Lutero. Estos extremistas pretendían que sus conciencias estaban sujetas solo a Dios por medio de las impresiones de su Espíritu. Creían que tenían conversaciones sobrenaturales con el Cielo, y que el ángel Gabriel los instruía. Estos fanáticos atrajeron a muchos seguidores y crearon bastante excitación en Wittenberg. Durante toda la Reforma, Lutero enfrentó ardiente fanatismo por un lado, y un formalismo helado por el otro. Comentando cómo Lutero afrontaba estos movimientos heréticos, Elena de White añade: “Denodadamente defendió Lutero el evangelio contra los ataques de los que era objeto desde todas partes. La Palabra de Dios demostró ser un arma poderosa en cada conflicto” (CS 204).

Pide a tu clase que complete las siguientes declaraciones:

  1. El fanatismo es como tener un automóvil sin _________________.
  2. El formalismo es como tener un automóvil sin ___________________.
  3. ¿Qué preferirías: un automóvil sin poder o uno sin frenos? Respuestas: A) Frenos B) Poder

Pregunta para analizar ¿Por qué es peligroso depender de señales, maravillas sobrenaturales y milagros para definir la verdad?

 

PASO 2: ¡Explora!

Solo para los maestros: Esta sección repasa los tres puntos principales de la lección en tres pasajes de las Escrituras.

  1. Una vida piadosa, cristocéntrica, de obediencia y servicio, revela la obra genuina del Espíritu Santo.
  2. Aunque milagros puedan acompañar un reavivamiento verdadero, ellos no son necesariamente evidencia de un reavivamiento verdadero, porque Satanás puede crear señales y milagros falsos.
  3. El fruto del Espíritu debe revelarse en la vida a fin de que los dones del Espíritu se manifiestan plenamente.

Comentario de la Biblia

I. La evidencia de un reavivamiento verdadero

(Repasa, con tu clase, 1 Juan 2:2-6).

Es obvio que algunas herejías se habían infiltrado en la iglesia en los días de Juan, y el apóstol estaba preocupado. Es probable que algunos gnósticos hayan mezclado enseñanzas no bíblicas con la verdad de la Palabra de Dios. Los gnósticos negaban la Encarnación, y enseñaban que Cristo solamente pareció tener un cuerpo humano. Para estos falsos maestros, el conocimiento, que es la base de la palabra gnosticismo, era la esencia de la salvación. Juan afrontó a estos herejes concentrándose en el nacimiento, la muerte y la resurrección de Cristo. Planteó que “conocer a Dios” es mucho más que un asentimiento intelectual. Es más que un ejercicio mental, o un frío formalismo. Es una relación personal con Jesús. Para Juan, conocer a Jesús significaba experimentar su gracia personalmente, amándolo sobre todo y obedeciéndolo de todo corazón. Juan usa las palabras conocer/conocido, en toda su epístola, para indicar una experiencia con Jesús de este modo (ver 1 Juan 2:4, 5, 13; 3:1-3; 4:2).

Juan destaca lo que realmente significa conocer a Cristo: “El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo” (1 Juan 2:6). La palabra para “permanecer”, en el griego, es méno. Significa continuar estando presente, o quedarse. Es una permanencia continua en la presencia de Cristo, un conocimiento profundo de él, que lleva a una vida transformada y de obediencia. Este es el centro del reavivamiento verdadero.

Considera: En todas las epístolas de Juan, la mayor evidencia de ser un verdadero discípulo de Cristo es una vida de obediencia amante. Juan también destaca la necesidad de la obediencia al final de los mensajes de los tres ángeles, en el Apocalipsis (14:12). Lee este pasaje y analiza la relación entre amar a Dios en forma suprema y obedecerlo completamente.

II. La evidencia del reavivamiento falso

(Repasa, con la clase, 2 Tes. 2:9-12).

Nuestro pasaje bosqueja la estrategia del inicuo; anticristo. Actuará “con gran poder y señales y prodigios mentirosos” (2 Tes. 2:9). Jesús advirtió a sus discípulos acerca de los astutos engaños del maligno, al declarar: “Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los elegidos” (Mat. 24:24). El Apocalipsis confirma esta temible realidad. Satanás usará milagros para engañar a multitudes y conducirlas a recibir la marca de la bestia (ver Apoc. 13:13, 14; 16:14; 19:20).

Nota que millones serán engañados por estos falsos milagros. Es “por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos”; y porque “no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia”, que aceptaron un engaño poderoso y creyeron una mentira (2 Tes. 2:10-12).

La Biblia es nuestra defensa contra los ardides del enemigo. Por esto, Elena de White escribió: “Solo los que hayan fortalecido su espíritu con las verdades de la Biblia podrán resistir en el último gran conflicto. Toda alma ha de pasar por la prueba decisiva: ¿Obedeceré a Dios antes que a los hombres? La hora crítica se acerca. ¿Hemos asentado los pies en la roca de la inmutable Palabra de Dios? ¿Estamos preparados para defender firmemente los mandamientos de Dios y la fe de Jesús?” (CS 651, 652).

Considera: Comprender la Palabra de Dios y aplicar sus principios a nuestras vidas nos mantendrá seguros en la crisis venidera. ¿Cómo podemos comprender la Biblia correctamente y no ser desviados por falsas interpretaciones? (Ver Juan 7:17).

III. El fruto y los dones del Espíritu

(Repasa, con tu clase, Gál. 2:22, 23; 1 Cor. 12:4-8).

El fruto del Espíritu Santo son las cualidades de carácter que el Espíritu Santo nos da al tener comunión con Jesús en oración, estudio de la Biblia y testificación. Estas cualidades revelan una experiencia cristiana auténtica. No son los impulsos naturales del corazón humano. Son realmente “el fruto del Espíritu”. Los dones del Espíritu Santo son cualidades divinamente impartidas o talentos naturales redirigidos con los cuales el Espíritu Santo equipa a los creyentes para su ministerio de testificación y servicio. Sin el fruto del Espíritu, los dones del Espíritu podrían degenerar en un exhibicionismo egoísta. El Nuevo Testamento nos enseña a buscar el fruto del Espíritu y permitir que Dios nos dé los dones del Espíritu que él desea. En su sabiduría infinita, él sabe cuáles son los dones que usaremos de una manera útil para bendecir al cuerpo de Cristo y ensanchar su Reino.

Considera: Si nos concentramos en recibir los dones del Espíritu en vez de tener el fruto del Espíritu, estamos abiertos a los engaños del maligno. Si nos concentramos en conocer a Dios, en someternos a su voluntad y obedecerlo, él impartirá los dones más preciosos para bendecir a otros. ¿Por qué es importante concentrarnos en el fruto del Espíritu en vez de buscar los dones del Espíritu?

 

PASO 3: ¡Aplica!

Solo para los maestros: Lee Gálatas 5:16 y conduce a la clase en un análisis de lo que realmente significa “andar en el Espíritu”.

Preguntas para reflexionar:

  1. ¿En qué forma es diferente andar en el Espíritu que andar en la carne?
  2. ¿Cómo es la vida en el Espíritu, en términos prácticos?
  3. ¿De qué modo la vida en el Espíritu nos ayuda a evitar las trampas del formalismo o del fanatismo?
  4. ¿Por qué los dones del Espíritu Santo son tan importantes para la testificación y el servicio? ¿Por qué podemos esperar una manifestación plena de los dones del Espíritu justo antes de la venida de Jesús, en un pueblo que revela el fruto del Espíritu?

 

PASO 4: ¡Crea!

Actividad: Pide a los miembros que compartan uno de sus recuerdos favoritos de una Navidad en familia, o de un cumpleaños. Al pensar en los recuerdos positivos de la vida, pídeles que compartan por qué esas ocasiones fueron tan especiales ¿Qué es más importante desde la perspectiva de un adulto: la experiencia especial o los dones recibidos? Destaca que los niños buscan los regalos pero los adultos buscan relaciones. Los cristianos maduros procuran conocer a Jesús en forma íntima. Su relación con él es vital. Ellos están dispuestos a permitirle que obre por medio de ellos en las formas en que él crea mejor. Ellos procuran vivir vidas piadosas y obedientes, y permitirle que imparta los dones que mejor los equiparán para servirlo. Reconocerán que el fruto del Espíritu es la señal distintiva del reavivamiento genuino.

Radio Adventista
0 comments… add one

Leave a Comment