Leccion 13 Jonathan Gallagher. “El regreso de nuestro Señor Jesús” (2T 2018—Preparación para los días finales)

Leccion 13. El Regreso de Nuestro Señor Jesús (2T 2018—Preparación para los días finales)

Textos Bíblicos: Isaías 13:6, 9; Mateo 24:30, 31; Daniel 2:34, 35; 2 Timoteo 4:6-8; 2
Tesalonicenses 1:7-10; Mateo 24:27.

Citas
• La creencia en la inminente segunda venida de Cristo es la razón y la base de nuestra existencia… Si no creemos que la segunda venida de Cristo está cerca, no pertenecemos al movimiento adventista. Además, si ya no tenemos esta creencia, no tenemos nada que hacer aquí. Arthur S Maxwell
• Nuestra preparación no debe depender de la inminencia del regreso de Cristo sino de su realidad en nuestra propia experiencia. Sakae Kubo
• El evento (la Segunda Venida) entonces, realmente debería ser enfrentado con la pregunta, ‘¿Qué está tratando de decirnos Dios al actuar de esta manera? ¿Qué quiere decir esto?’; (la pregunta teológica) en lugar de ‘¿Cómo sucede?’ o ‘¿Cuándo?’ (la pregunta histórica). Jack Provonsha
• Deseo afirmar el hecho de que es la fe en la segunda venida de Cristo y la creencia en una vida futura lo que hace que las personas cristianas puedan vivir mejores vidas aquí y ahora. W.A. Fagal
• Así será con el cristiano en su relación con Cristo. Su enfoque se fijará en el regreso de su Señor, y cada acto de su vida será gobernado y regulado en consecuencia de aquello. “Jesús volverá” será… un estándar por el cual se mide todo valor en la vida. Pondrá propósito y significado en todo lo que hace. T.R. Torkelson
• La ‘bendita esperanza’ de la segunda venida de Cristo no es una doctrina marginal. Es el tejido mismo que mantiene unida la fe cristiana. La esperanza es la urdimbre y la trama de la experiencia humana… El Segundo Advenimiento no es una teoría, sino que debe tocar cada faceta de la experiencia de nuestra vida en el aquí y ahora. R.R. Bietz
• Sobre la base del evangelio, se puede decir que la expresión “el regreso de Cristo” denota el tema central de la expectativa de la salvación. G.C. Berkouwer

Para debatir
¿Por qué la segunda venida de Cristo viene siendo tan significativa para nuestra comunidad cristiana? ¿De qué maneras damos a conocer nuestras creencias en nuestras vidas? ¿Por qué la segunda venida de Cristo es tan importante para nuestro sistema de creencias? ¿Cómo afecta esto a las tras doctrinas? ¿Hemos estado diciendo que Jesús vuelve pronto que ya puede parecer hasta que no es verdad? ¿Cómo mantenemos viva la esperanza?

Resumen Bíblico
Isaías 13:6, 9 nos dice que el día del Señor está cerca. Mateo 24:30, 31 nos nos habla acerca de la venida del hijo del hombre. Daniel 2:34, 35 habla de la roca que fue cortada sin mano alguna y que se expande hasta cubrir toda la tierra. Reconociendo que su final está cerca; Pablo afirma que ha peleado la buena batalla (2 Timoteo 4:6-8). Parte de la segunda venida de Jesús es para el juicio (2 Tesalonicenses 1:7-10). ¡La segunda venida de Cristo será increíble y todo ojo la verá! (Mateo 24:27)

Comentario
¿Por qué es que siempre queremos medir el tiempo? ¿Por qué queremos saber cuándo algo va a suceder, exactamente? ¿Por qué no estamos contentos con el hecho de que ese algo solo se haya prometido? ¿Por qué no nos gusta la promesa de Jesús “Vengo pronto” y preferiríamos una fecha clara? ¿Por qué queremos saber qué tan pronto es “pronto”? Tal vez sea por duda. Creemos que, si tenemos una fecha definida, entonces es más seguro que solo un vago “pronto”. Tal vez los padres tienen un poco de culpa, por ejemplo, cuando un niño pide algo, decimos “espera”, y cuando pregunta cuánto tiempo, solo decimos: “Ah, pronto”. La mayoría de los niños saben que cuando un padre dice “Hay que ver”, realmente quieren decir “no”. Entonces, para nosotros, una promesa parece más segura si existe un límite de tiempo estricto. “Pronto” no es lo suficientemente bueno para nosotros. Queremos saber exactamente cuándo.

Otra razón sería porque entonces no tenemos que preocuparnos por ser sorprendidos haciendo algo incorrecto. Si algo va a suceder pronto, entonces tenemos que estar constantemente preparados para ello. Todos sabemos lo difícil que es eso. Imaginemos que un amigo promete venir a visitarnos, pero no nos da una fecha definitiva. Él solo dice que vendrá a verte pronto. ¿Puedes imaginar cómo reaccionarías? Sé que a mi esposa no le gustaría la idea, tendría que asegurarse de que siempre hubiera una cama lista, y comida en el armario, tal vez incluso una comida preparada y un lugar extra
siempre listo. Saber que algo va a suceder pronto sin saber la fecha exacta significa mucho más trabajo y un estado de constante preparación. Además, si Jesús realmente viene “pronto”, entonces el futuro es muy incierto. Nadie puede estar seguro de qué planificar de antemano; todo puede ser cambiado por este visitante inesperado. Y si realmente creemos que es pronto, ¿deberíamos hacer algún plan a largo plazo? ¿Deberíamos contar con el futuro? El “pronto” -sentido de esta venida es tan
confuso.
Tal vez queremos olvidarnos de esta pronta venida. 1. Ha tardado tanto en llegar que realmente no pudo haber sido “pronto” en primer lugar. 2. “Pronto” es una expresión tan vaga que me hace dudar ligeramente de que realmente suceda, al menos por el momento. 3. “Pronto” significa que siempre tendré que estar mirando y esperando, y no tengo tiempo para eso.
Entonces, ¿Qué hay de nosotros? ¿Somos adventistas buscando su venida? ¿O somos Salidistas, buscando nuestra ida? Adventistas. ¿Por qué nos llamamos así? ¿Por qué era eso tan importante para nuestros antepasados espirituales que lo querían como principal denominación? Y si esa creencia en el pronto advenimiento de Jesús es tan importante, ¿por qué parece que hablamos tan poco al respecto? ¿Estamos comenzando a decir “Nuestro Señor tarda en venir”? Y, por cierto, ¿quién
estaba en la parábola de Jesús que dijo eso? ¡El malvado sirviente! Entonces, ¿Dónde estamos? ¿Perdemos la voz mientras otros están encontrando la suya? Nuestros hermanos cristianos ciertamente están hablando más acerca de la segunda venida de lo que solían hacerlo. Una vez estuvimos casi solos al predicar esta creencia. ¡Pero ahora encontramos a muchos otros cristianos robando nuestras mejores líneas! E incluso la sociedad secular está mucho más preocupada por proporcionar un mejor futuro que antes. La gente está genuinamente preocupada por su futuro y el futuro de este planeta.

A veces tenemos ideas extrañas sobre este regreso de Jesús. Incluso soñamos con eso. ¿Alguna vez has tenido tal sueño? Usualmente bastante horrible y atemorizante. Preocupándonos sobre si estamos listos, etc. Casi queremos posponer el evento. Pero si llamas a tu esposa/esposo y él/ella dice: “Oh, no vengas a casa”, ¿qué pensarías? ¿Cómo te sentirías? ¿Qué puedes sospechar? No podrías decir que fue una buena relación…
Por eso tenemos que ponerle actitud al regreso de Jesús. Para hacer eso, debemos tener una actitud correcta hacia Dios. ¿Debemos temer el regreso de Jesús o esperarlo ansiosamente?
Después del final del primer siglo de la iglesia cristiana, en lugar de decir “Maranata” -el Señor viene, se comenzó a orar para que el Señor demorara su venida. ¿Por qué? ¡Porque comenzaron a malinterpretar el tipo de Dios que adoraban, y la razón de su regreso!
¿No sería trágico si nos sucediera lo mismo? Porque al Diablo no le importa que nos aferremos a la Segunda Venida como una doctrina, como parte de nuestra creencia, si no hace ninguna diferencia en la forma en que vivimos, si es ineficaz en nuestras vidas. Es por eso por lo que creo que este tema es tan importante, porque nos debe afectar mucho. Creer que el regreso de Cristo debería marcar la diferencia. En última instancia, este es nuestro destino: la maravillosa escena final de este drama llamada la gran controversia. A pesar de algunos de los escenarios de miedo que hemos visto en estas lecciones actuales, el objetivo final es que haya armonía en todo el universo de Dios. “Y así
estaremos siempre con el Señor”. Ese es nuestro hogar eterno. ¡Esperemos con ansias! “Esta doctrina de la [segunda venida] es una de las doctrinas fundamentales de las Sagradas Escrituras. Encuentra un lugar más grande en las páginas de la Sagrada Escritura que cualquier otra doctrina de la iglesia, este evento glorioso se menciona más de trescientas veces en el Nuevo Testamento…” Carlyle B. Haynes
“La importancia del pensamiento de Dios acerca de la Segunda Venida de Cristo se ve en el hecho de que este evento es mencionado un número de veces mayor en el Nuevo Testamento que incluso el número de capítulos que este posee. Lo han dicho aquellos que se han tomado la molestia de contar que se menciona 318 veces en los 260 capítulos del Nuevo Testamento. Y uno que hizo un estudio de toda la vida de la doctrina ha dicho que ocupa uno de cada veinticinco versículos desde Mateo hasta el Apocalipsis” R.A. Torrey

Comentarios de Elena de White
Una de las verdades más solemnes y más gloriosas que revela la Biblia, es la de la
segunda venida de Cristo. {El Conflicto de los Siglos, p. 301}
Estamos esperando la segunda venida de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. No solo
debemos creer que el final de todas las cosas está cerca. Debemos estar llenos del espíritu del
advenimiento para que cuando el Señor venga pueda hallarnos listos para encontrarnos con él,
ya sea que estemos trabajando en el campo, o construyendo una casa, o predicando la Palabra;
listos para decir: “He aquí, este es nuestro Dios: lo hemos esperado, y él nos salvará” (Isaías
25: 9). {Manuscript Releases, Tomo 10, p. 388 9 (traducido al español)}
El mensaje de la segunda venida de Cristo debe tener el concurso de un poder viviente.
No debemos descansar hasta tanto hayamos visto a muchas almas convertirse a la bendita
esperanza del regreso del Señor. En los días de los apóstoles el mensaje que éstos predicaron
efectuó una obra real al apartar a las almas de los ídolos para hacerlas servir al Dios viviente.
La obra que hoy debemos hacer es igualmente real, y la verdad de ahora sigue siendo verdad
tanto como entonces; sólo que debemos predicar el mensaje con mucho más fervor debido a
que la venida del Señor está más cercana. El mensaje para esta época es positivo, sencillo y de
la más grande importancia. Debemos obrar como hombres y mujeres que creen en esto.
Nuestra obra consiste en esperar, velar, trabajar, orar y amonestar al mundo… {El
Evangelismo, p. 163}
El Señor viene pronto. Hablen acerca de ello, oren para que así sea y créanlo.
Transfórmenlo en una parte de su propia vida. {Testimonios para la Iglesia, Tomo 7, p. 226}
Preparado el 1 de diciembre de 2017 © Jonathan Gallagher 2017

0 comments… add one

Leave a Comment