Jonathan Gallagher Leccion 34. “Escape de las costumbres del mundo” – Sabado 27 de enero

Leccion 4. Escape de las costumbres del mundo (1T 2018—Mayordomía)

Textos Bíblicos: Salmos 119:11; Efesios 6:18; Romanos 8:5-6; Hebreos 11:1-6; 1 Reyes 3:14; Ezequiel 36:26-27; Proverbios 11:4,28.

Citas
• El mundo dice: “Si tienes necesidades: satisfácelas.” Tienes tanto derecho como los ricos y los poderosos. No dudes en satisfacer tus necesidades; es más, expande tus necesidades y exige más.” Esta es la doctrina mundana de hoy. Y ellos creen que esto es libertad. El resultado para los ricos es el aislamiento y el suicidio, para los pobres, la envidia y el asesinato. Fyodor Dostoyevsky
• El juego del Diablo es hacer que las personas piensen que es necesario que conozcan los caminos del mundo. John R. Rice
• Lo normal es vestirse con ropa que compras solo para el trabajo y conducir en medio del tráfico un automóvil que todavía estás pagando: para llegar al trabajo necesitas pagar la ropa y el automóvil, y la casa que dejas vacante todo el día para que, de esta forma, puedas permitirte vivir en ella. Ellen Goodman
• Cuando un hombre se convierte en cristiano, se vuelve trabajador, confiable y próspero. Ahora, si ese hombre, cuando obtiene todo lo que puede y ahorra todo lo que puede, no da todo lo que puede, ¡tengo más esperanza para Judas Iscariote que para ese hombre! John Wesley
• ¿Vivo tan descuidada y mundanamente como los incrédulos mientras profeso ser un seguidor de Jesús? Si es así, estoy exponiendo al cristianismo y ridiculizándolo y llevando a la gente a hablar mal del santo nombre por el cual soy llamado hijo de Dios. Charles Spurgeon
• Hay una gran diferencia entre ser amado por lo que eres y ser amado por las cosas mundanas que traes en una relación. Un sabio preguntaría, ‘¿Qué pasaría si esas cosas se fueran? Edmond Mbiaka
• Guardamos lo que regalamos. Tim Hiller Para debatir Habiendo reconocido el problema, ¿qué podemos hacer al respecto? ¿Qué promete Dios hacer por nosotros? ¿En qué medida reconocemos los “caminos del mundo”? ¿Cómo podemos asegurarnos de que nuestras mentes estén gobernadas por el Espíritu? ¿A qué nos referimos realmente cuando decimos: “suelta y déjaselo a Dios”? ¿Controla Dios nuestras elecciones?

Resumen bíblico
“En mi corazón he guardado tus dichos para no pecar contra ti.” (Salmos 119:11 NVI). Efesios 6:18 nos hace un llamado a orar siempre. Rom. 8:5, 6 nos dice que necesitamos tener mentes siempre gobernadas por el Espíritu. Heb. 11:1–6 nos habla de algunos personajes en las Escrituras que tuvieron éxito al poner siempre su confianza en Dios;hemos de obedecer a Dios y seguir sus mandatos, como lo dice 1 Reyes 3:14; Dios nos promete darnos un corazón y un espíritu nuevo (Ez. 36:26, 27). Cuando venga el fin, la riqueza no tendrá ningún valor y los que dependan de ella caerán, según Proverbios 11:4, 28).

Comentario
En la iglesia no hay nada más peligroso que un cristiano inconsistente, sin embargo, todos parecemos tener la capacidad de pensar de manera ambigua, en diferentes momentos y circunstancias.Todos podemos en alguna ocasión revelar discrepancias en nuestras ideas y principios, y habrá situaciones en las que no practicamos lo que predicamos. Pero esta esquizofrenia espiritual que nos permite creer una cosa y actuar de manera opuesta nos terminará haciendo daño y también a quienes nos rodean.
Las costumbres del mundo son totalmente contrarias a las de Jesús. Por eso él dedicó tiempo para mostrar los contrastes y diferencias. Por ejemplo, en el sermón del monte, Jesús mostró que el sistema de valores de Dios es distinto al nuestro, y cómo nuestro modo de vivir debe distinguirse al del mundo si seguimos a Jesús.
No sigamos el sistema de valores del mundo, sino sigamos los valores de Dios, les decía Jesús a sus oyentes. Rechacen la intolerancia, la pretensión espiritual, las preocupaciones materiales. No vivan ostentando la religión, queriendo que otros vean lo buenos que son. Perdonen a quienes les deben. Acumulen riquezas en el cielo, no en el mundo. Porque el corazón está donde está nuestro tesoro. No se preocupen por la vida.
Jesús se pone en nuestro lugar, tratando de entender nuestro modo de pensar. En realidad, nuestro sistema de valores está completamente al revés, pues vivimos en oposición a Dios. De modo que al tratar de enderezar nuestra forma de pensar sobre las cosas que son importantes, y al mostrarnos el orden correcto de prioridades, señalando lo verdadero y eterno, termina hablando en dichos inversos. A través de su ministerio, Jesús enunció verdades a través de las cuales trató de arreglar nuestro modo de pensar. Solo siguiendo el camino de Jesús y sus pasos podremos tener una vida con propósito, y una vida que realmente vale la pena.

Comentarios de Elena de White
Que nadie se imagine que el egoísmo, el amor propio y la complacencia propia son compatibles con el espíritu de Cristo. Sobre cada hombre o mujer verdaderamente convertido descansa una responsabilidad que no podemos estimar correctamente. Las máximas y los modales del mundo no deben ser adoptados por los hijos y las hijas del Rey celestial. {Hijos e Hijas de Dios, p. 11} Muchos son los obstáculos que hay en la senda de los que quieren obedecer a los mandamientos de Dios. Hay fuertes y sutiles influencias que los vinculan con los caminos del mundo. Pero el poder del Señor puede romper esas cadenas. El suprimirá todo obstáculo delante de los pies de sus fieles, o les dará fuerza y valor para vencer toda dificultad si buscan fervientemente su ayuda. Todos los obstáculos se desvanecerán ante un ferviente deseo de hacer la voluntad de Dios y un esfuerzo persistente por cumplirla a cualquier costo, aun cuando se hubiere de sacrificar la vida misma. La luz del Cielo iluminará las tinieblas de aquellos que, en las pruebas y perplejidades, avancen mirando a Jesús como el autor y consumador de su fe. {Testimonios para la Iglesia, Tomo 4, p. 148}
¿Acaso este placer del que estoy gozando hace parte de un carácter que fortalecerá mi corazón hacia un servicio fiel a Dios? ¿Me fortalecerá para la prueba y me permitirá discernir la tentación y los caminos del mundo? ¿Puedo pedirle a Dios que me acompañe en este arreglo que será para mi propio placer? Si no, no lo haré, por muy atractivo que parezca. He de tener ojos solamente para la gloria de Dios. Nada de lo que venga me hará ver las cosas de manera equivocada, o hará que mis intereses sean divididos e impidan que mi corazón completo glorifique a Dios. {Review and Herald, enero 10, 1899 par. 15traducido}
Las costumbres del mundo están llenas de engaño, fraude y miseria, pero están hechos para lucir atractivos… {Review and Herald, junio 27 de 1899, traducido}

Preparado y escrito por: © Jonathan Gallagher 2018

0 comments… add one

Leave a Comment