Jonathan Gallagher leccion 10. Jesús en Jerusalén (2T 2016—Mateo)

Leccion 10. Jesús en Jerusalén (2T 2016—Mateo)

Textos bíblicos: Zacarías 9:9, Mateo 21:1–46, Romanos 4:13–16, Apocalipsis 14:7–12,
Hechos, Mateo 22:1–15.

Citas
• Las preguntas son geniales, pero solo si conoces las respuestas. Si haces preguntas y las respuestas te sorprenden, parecerás un tonto. Laurell K. Hamilton
• Si pueden hacer que hagas las preguntas incorrectas, no tendrán que preocuparse por las respuestas. Thomas Pynchon
• Conozco las respuestas teológicas, pero ¿las vivo realmente? Ann Voskamp
• Hacer la pregunta ‘correcta’ es mucho más importante que recibir una respuesta. La solución es un problema yace en la comprensión del problema; la respuesta no está fuera del problema sino dentro del problema mismo. JidduKrishnamurti
• Con fe no hay preguntas; sin fe no hay respuestas. Yisroel Meir Ha-Cohen

Para debatir
¿Qué hay detrás de las distintas preguntas que se le hicieron a Jesús? ¿Cómo reflejan estos ataques los asuntos que hay en el Gran Conflicto? ¿Qué podemos aprender de las respuestas de Jesús? Sabiendo hacia dónde se dirigía todo esto, ¿de qué manera la conducta de Jesús es más que inspiradora? ¿Qué es más importante, ganar la discusión o
mostrar gracia?

Resumen bíblico
Mateo 21 registra la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén (profetizada en Zacarías 9:9), la purificación del temple, la maldición de la higuera, las preguntas sobre la autoridad de Jesús y las parábolas que fueron dichas contra los líderes religiosos, y que continúan en Mateo 22. No debe sorprendernos que todo esto los haya conducido a ser
hostiles con Jesús.Mateo 22:15 FBV dice: “Entonces los Fariseos se fueron de allí y se reunieron para conspirar la manera en que podrían atraparlo por las cosas que decía.”
Aunque los textos bíblicos asignados para esta lección llegan hasta aquí, es esencial que sigamos leyendo y demos un vistazo a las preguntas que le hicieron a Jesús y cómo él las respondió. Romanos 4:13–16 nos dice que la salvación viene a través de la promesa de Dios, y no por la observancia de la ley. Apocalipsis 14:7–12 nos da los mensajes de los
tres ángeles, mientras que Hechos 6:7 nos habla sobre la rápida expansión del cristianismo en Jerusalén y la conversión de muchos sacerdotes después de la muerte y resurrección de Jesús.

Comentario
Jesús entra a Jerusalén en medio de una atmósfera de gran emoción, adorado por las multitudes y temido por los líderes religiosos. Jesús sabe que esto terminará en un enfrentamiento, y por ello habla de manera muy directa.Su entrada triunfal pronto toma un tono diferente cuando los líderes religiosos intentan desacreditar a Jesús. Sus
preguntas malintencionadas que tenían como fin atraparlo eran respondidas por él con elocuencia, pero esto solo lograba que estuvieran más determinados a destruir a Jesús y su influencia. Con el tiempo, la adulación de la gente del pueblo da lugar al rechazo, y este viene a ser el principio del fin.
Pero hay mucho que aprender de la visita final de Jesús a Jerusalén. Podemos ver su papel con un enfoque más claro cuando notamos que sus enemigos usan todo tipo de técnicas para atacar su mensaje. No quieren a esta clase de Dios, así que intentan matar al mensajero. En lugar de preguntar si lo que Jesús enseña es verdad, ellos exigen saber “con qué autoridad” él está actuando. En lugar de admitir que la parábola de los arrendatarios los describe a ellos y sus malas acciones, ellos solo quieren matarlo. En lugar de hacer preguntas genuinas, tratan de ponerle trampas para atraparlo y condenarlo. En lugar de tener un trato honesto con Jesús, ellos muestran su verdadera naturaleza con sus tácticas encubiertas que prepararon para poner a Jesús en aprietos y así poder acusarlo y castigarlo en un juicio. ¡Cuánto revela esto la verdadera naturaleza del conflicto que hay respecto al carácter y la naturaleza de Dios! Del mismo modo en que Lucifer usó formas engañosas y erróneas para criticar y condenar a Dios y su uso del poder, así también vemos a Lucifer detrás de estos ataques a Jesús.
Jesús responde honesta y directamente, empleando gran sabiduría al no dejarse ofender ni volverse hostil, sino procurando ganar el debate con un llamado a la razón y al demostrar lo que es realmente bueno. Aquí podemos ver maneras útiles en las que podemos responder cuando somos falsamente acusados o cuando las personas tratan de
manipularnos.
Desde luego, Jesús sabía a dónde se dirigía todo esto. Él conocía sus intenciones de asesinarlo. Pero por causa de las personas que aún estaban dudosas él quería darles una prueba de Dios y su justicia, tratando de ayudarlos a ver la verdad y a tomar decisiones correctas. Siendo que Jesús ya conoce el fin, procura salvar y sanar a los que están perdidos y pereciendo. A él no le interesa dar una respuesta “correcta” sino mostrar la verdad de Dios a un pueblo que estaba perdido en la ignorancia del verdadero camino de salvación del Señor.

Comentarios de Elena de White
Los escribas, sacerdotes y gobernantes fueron reducidos todos al silencio. Desconcertados y chasqueados, permanecieron cabizbajos, sin atreverse a dirigir más preguntas a Jesús. Por su cobardía e indecisión habían perdido en gran medida el respeto del pueblo, que observaba y se divertía al ver derrotados a esos hombres orgullosos y
henchidos de justicia propia.
Todos los dichos y hechos de Cristo eran importantes, y su influencia había de sentirse con intensidad que iría en aumento después de su crucifixión y ascensión. Muchos de los que habían aguardado ansiosamente el resultado de las preguntas de Jesús, serían finalmente sus discípulos, atraídos a él por sus palabras de aquel día lleno de
acontecimientos. Nunca se desvanecería de sus mentes la escena ocurrida en el atrio del templo…. Pero mientras el sentimiento popular se inclinaba a Jesús, el odio de los sacerdotes hacia él aumentaba. La sabiduría por la cual había rehuido las trampas que le tendieran era una nueva evidencia de su divinidad y añadía pábulo a su ira. {El Deseado
de Todas las Gentes, p. 545} En su debate con los rabinos, no era el propósito de Cristo humillar a sus
contrincantes. No se alegraba de verlos en apuros. Tenía una importante lección que enseñar. Había mortificado a sus enemigos permitiéndoles caer en la red que le habían tendido.{El Deseado de Todas las Gentes, p. 545}
Cristo dijo a sus discípulos que ellos debían comenzar su trabajo en Jerusalén. Esa ciudad había sido el escenario de su asombroso sacrificio por la raza humana. Allí, cubierto con el vestido de la humanidad, había caminado y hablado con los hombres, y pocos habían discernido cuánto se había acercado el cielo a la tierra. Allí había sido condenado y crucificado. En Jerusalén había muchos que creían secretamente que Jesús de Nazaret era el Mesías, y muchos que habían sido engañados por los sacerdotes y gobernantes. El Evangelio debía ser proclamado a éstos. Debían ser llamados al arrepentimiento.{Los Hechos de los Apóstoles, p. 25}
Preparado y escrito por © Jonathan Gallagher 2015
Traducción: Shelly Barrios De Ávila.

escuela sabatica jonathan gallagher

0 comments… add one

Leave a Comment