Escuela Sabática Texas USA Lección 5: “La experiencia de la unidad en la iglesia primitiva” Sabado 3 de Noviembre de 2018

El Pentecostés fue una demostración de cómo será la vida en el cielo. En Babel se produjo la confusión de las lenguas, cuando cada familia pasó a hablar una lengua diferente, formando naciones diferentes y hostiles entre sí (ver Génesis 10: 5, 20, 31 y 32). De ahí surgieron las fronteras nacionales, el nacionalismo y la guerra. Cada nación quería ser más que las otras, construir sus cosas y robar las cosas de las otras naciones. Mientras querían cultivar el orgullo en conjunto se convirtieron en una confusión de intereses difusos y conflictivos. Este estado belicoso, competitivo y de intereses propios se inserta en las personas, y allí estaba un grupo de seguidores de JESÚS en el mismo sentimiento del mundo. Parecían como el mundo, actuaban como el mundo y se comporta como las personas del mundo. Se les enseñó por más de tres años a ser como orienta el amor, pero poca cosa cambió, hasta que durante diez días, reflexionando sobre lo que aprendieron, Dios cambió sus mentes y los transformó en seres capaces de amarse unos a otros. Ahora ya no interesaba más competir, sino colaborar. No querían más, al ejemplo del Maestro, ser servidos, pero querían servir.

Radio Adventista
0 comments… add one

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.