Lección 1: Edicion para Maestros “El Santuario celestial” Sabado 5 de Octubre 4to trimestre

Edición para maestros. Cuarto trimestre (octubre-diciembre) de 2013

 “El Santuario celestial”

Lección 1:   Para el 5 de octubre de 2013

 

escuela-sabatica-mstEl sábado enseñaré…

Texto Clave: 1 Reyes 8:49.

 

Enseña a tu clase a:

 

Saber captar la realidad y las funciones del Santuario celestial.

Sentir aprecio por la calidez e intimidad del Santuario celestial como el hogar de Dios.

Hacer: Aceptar el cuadro bíblico de un Santuario celestial real, e internalizar su mensaje de “Dios con nosotros”.

 

Bosquejo de la Lección

  1. Saber: La realidad y funciones del Santuario celestial
    1. La Biblia afirma la realidad del Santuario celestial. ¿Por qué es importante que el Santuario celestial sea un lugar real en el cielo, y no solo una metáfora de la salvación?
    2. Hay cinco funciones principales del Santuario celestial: residencia de Dios; centro de comando del universo; lugar de adoración; tribunal celestial; y centro de salvación. ¿Cuáles existieron ya antes del pecado, y cuáles seguirán después que termine la gran controversia?
  2. Sentir: El Santuario como el hogar de Dios
    1. La Escritura describe el Santuario celestial como la morada de Dios. ¿Cómo afecta esto tus sentimientos acerca del Santuario cuando lo miras como más que un tribunal celestial, como el hogar personal de Dios?
  3. Hacer: El Santuario celestial y el carácter de Dios
    1. ¿Cómo puede expandir nuestra visión del carácter de Dios el comprender que el Santuario celestial es el lugar donde “Dios está con nosotros” (y no solo es un lugar de juicio)?

 

 Resumen

El Santuario celestial revela un Dios amante que condescendió a morar con sus criaturas desde la Creación.

 

 CICLO DE APRENDIZAJE

Pasaje destacado: 1 Reyes 8:49.

Concepto clave para el desarrollo espiritual: El Santuario celestial demuestra el principio “Emanuel” [Dios con nosotros] desde el principio de la Creación y a través de toda la eternidad: Dios descendió del cielo al tiempo y al espacio terrenal para morar con sus criaturas, las invita a un compañerismo íntimo consigo (adoración), y (después del pecado) preparó un camino para restaurar esta relación íntima.

 

PASO 1: ¡Motiva!

Solo para los maestros: Este trimestre enfocaremos un tema que tal vez es el más fundacional y penetrante de la Biblia: el Santuario. Elena de White escribió en 1906: “La correcta comprensión del ministerio del Santuario celestial es el fundamento de nuestra fe” (Ev 165), Urías Smith, pionero adventista, describió la importancia que él veía en el mensaje del Santuario: “¡El Santuario! ¡Qué tema trascendental! ¡Núcleo grandioso alrededor del cual se agrupan las gloriosas constelaciones de la verdad presente! ¡Cómo abre a nuestra comprensión el plan de la salvación! ¡Cómo levanta el velo de la posición de nuestro Dios en el cielo! ¡Qué halo de gloria arroja sobre su ministerio! ¡Qué divina armonía establece en la palabra de Dios! ¡Qué inundación de luz arroja sobre el cumplimiento pasado de la profecía! ¡Cómo fortalece las poderosas verdades de estos últimos días! ¡Qué gloria arroja sobre el futuro! ¡Con qué esperanza y gozo y consuelo llena el corazón del creyente! ¡Glorioso tema! Su importancia no puede ser exagerada ni sobrestimada”.–“Reflections on the Sanctuary”, AR&SH, 25 de marzo de 1858.

Actividad inicial: Pide a tu clase que imaginen y describan cómo creen que es el Santuario celestial. ¿Por qué creen que Dios, que es omnipresente, necesita residir en un Santuario celestial?

Considera: Jesús encarnado es llamado “·Emanuel”, “Dios con nosotros” (Isa. 7:14; Mat. 1:23). ¿Estaba en operación el “principio Emanuel” antes de la Encarnación, cuando Dios habitó en un lugar en el cielo que él llamó su Santuario? Explica. Ver Éxodo 25:8, donde Dios afirma su propósito para el Santuario. ¿Cuándo se originó el Santuario celestial? ¿Había un Santuario celestial aun antes de la necesidad de resolver el problema del pecado en el universo? Da razones para tu respuesta.

 

PASO 2: ¡Explora!

Solo para los maestros: La Biblia contiene veintenas de referencias al Santuario celestial. (Hay una tesis de Elías Brasil de Souza, que examina 43 pasajes del Antiguo Testamento; y además, un estudio adicional de más de 35 pasajes sobre el Santuario celestial en el Nuevo Testamento). Muchos pasajes de la Biblia, subrayan repetidamente la realidad del Santuario celestial como un lugar real en el cielo (ver, p. ej., Apoc. 4:2; 11:19). Hay cinco funciones principales del Santuario celestial: 1) la residencia de Dios; 2) el centro de comando del universo, donde Dios gobierna desde su trono; 3) el lugar de la adoración celestial; 4) la sala del tribunal celestial donde Dios realiza juicios justos; y 5) el lugar (junto con la cruz) donde se resuelve el problema del pecado. Los adventistas del séptimo día a menudo enfatizan la cuarta y la quinta funciones, que se hicieron visibles después del pecado, y serán el tema de varias lecciones próximas. Por cuanto los primeros tres propósitos básicos (y eternos) del Santuario celestial son a menudo descuidados, destacaremos ahora esas funciones.

Comentario de la Biblia

I. El hogar celestial de Dios

(Repasa, con la clase, 1 Rey. 8:49.)

En el Antiguo Testamento, el Santuario celestial es mencionado a menudo como un “templo”, en el que está Dios (Sal. 11:4: Isa. 6:1; Miq. 1:2; Hab. 2:20; etc.). La palabra hebrea para “templo”, hekal se deriva de la antigua palabra súmera EGAL que significa “casa grande”. El Santuario a menudo es llamado “la casa de Dios” (p. ej., ver Sal. 23:6) y la “morada” de Dios (ver Deut. 26:15; Sal 68:5; Jer. 25:30; Zac. 2:13) De este modo, el Santuario celestial/Templo es la residencia de Dios, ¡su hogar!

Este Templo celestial ha existido desde el comienzo de la Creación (ver Jer. 17:12, cuyo lenguaje recuerda a Génesis 1:1). Aunque la metafísica .de la existencia de Dios es difícil de entender, él condescendió a vivir en el espacio y el tiempo para estar cerca de sus criaturas, “Dios con nosotros”. Y Jesús está ahora preparando “moradas” para que vivamos eternamente en “la casa de mi Padre” (Juan 14:1-3), que se refiere al Santuario celestial.

Considera: ¿De qué manera tu comprensión del Santuario celestial como la casa propia de Dios, a donde él invita a tener comunión con sus criaturas (y un día a vivir con él), expande tu perspectiva de Dios como una Persona cálida, amistosa e invitadora?

II. El centro de comando del universo

(Repasa, con tu clase, Sal. 47:6-9.)

Muchos pasajes de las Escrituras hablan del Santuario celestial como la sala del trono de Dios. (Ver especialmente 1 Rey. 22:19; Sal. 93:1, 2; 97:2; 103:19, 20.) Así como Salomón, el rey de Israel, construyó un “pórtico del juicio” junto con su residencia personal (ver 1 Rey. 7:1, 7, 8), donde administraba los asuntos de Israel, podemos visualizar que el Rey celestial tiene una sala del trono o “pórtico del juicio” (el Lugar Santísimo) y su residencia personal (el Lugar Santo). Desde su “centro de comando” en el Santuario celestial, Dios conduce los “asuntos de gobierno” del universo.

Considera: ¿Qué clase de “asuntos de gobierno” imaginas que Dios realiza desde la sala de su trono antes, y después, del surgimiento del pecado?

III. El lugar de adoración celestial

(Repasa, con tu clase, Apoc. 4; 5.)

Muchos pasajes bíblicos describen el Santuario celestial como un lugar de adoración. Isaías 14:12 al 21 y Ezequiel 28:11 al 19 no solo describen la caída de Lucifer y el surgimiento del mal, sino también describen la existencia del Santuario celestial aun antes del pecado, y a Lucifer como el “querubín grande, protector” (vers. 14), o “querubín ungido que cubrías” (VM) (ver Éxo. 37:9). Aquí, el cargo de Lucifer como el querubín protector implica el Lugar Santísimo del Santuario celestial en el “monte de Dios” (Eze. 28:14). La función de este santuario anterior a la caída se indica en el pasaje paralelo: es el “Monte de la Reunión” (Isa. 14:13, BJ). En el Santuario celestial, las inteligencias creadas que no cayeron se reúnen para adorar a su Creador. Después de la entrada del pecado, continuó la función de alabanza (doxológica) del Santuario celestial. A Isaías se le muestra el Templo celestial cuando está activo con doxología: “Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de tu gloria” (Isa. 6:3). Apocalipsis 4 y 5 describen una escena similar de adoración en el Santuario celestial después de la ascensión de Cristo: las criaturas celestiales alaban a su Creador (Apoc. 4) y Redentor (Apoc. 5). Y la doxología continuará saliendo del Santuario durante el clímax de la gran controversia, y por toda la eternidad (Apoc. 19:1-5; Isa. 66:23; Apoc. 21:1-3).

Considera: ¿Cuál es tu reacción al siguiente aforismo teológico: “Antes de la soteriología [el plan de salvación] está la doxología [adoración]”? ¿Qué dice esto acerca del carácter de Dios y de su propósito original y eterno al establecer el Santuario celestial?

 

PASO 3: ¡Aplica!

Solo para los maestros: Es vital captar que el propósito original del Santuario celestial era revelar parte de la naturaleza del carácter de Dios, –“Emanuel”–, Dios con nosotros. Que Dios condescienda a vivir en un Santuario celestial, entre los seres celestiales creados, revela que no se mantiene apartado, distante, y prohibitivo. Él anhela estar cerca de sus criaturas, morar con nosotros.

Preguntas para reflexionar:

  1. ¿Es el Santuario celestial un lugar real en el tiempo y en el espacio, o es solo una metáfora? Apoya tu respuesta con la Biblia.
  2. Muchos en el mundo cristiano (siguiendo el pensamiento del dualismo platónico) todavía creen que Dios es esencialmente “atemporal”; es decir, él no desciende para vivir en el espacio y el tiempo. ¿De qué modo la realidad histórica del Santuario celestial llega a ser una clave que proporciona una visión correcta de la naturaleza de Dios? ¿Por qué esto es importante?

Pregunta de aplicación:

¿De qué manera el comprender el “principio Emanuel”, con respecto al Santuario celestial, afecta tu comprensión personal de la doctrina del Santuario y agudiza tu perspectiva acerca del carácter de Dios?

 

PASO 4: ¡Crea!

Solo para los maestros: Ayuda a tus alumnos a visualizar la calidez e intimidad del Santuario celestial como el hogar de Dios. Una decoradora de interiores de Rusia, que llegó a ser profesora de teología después de la caída del comunismo, escribió un artículo titulado “Una decoradora de interiores examina el Santuario celestial”. Ella señalaba que los decoradores de interiores profesionales pueden decir mucho acerca del carácter de la persona que vive en una casa, por la manera en que está decorada. Ella sugería que el moblaje del Santuario celestial, el hogar de Dios, revela mucho acerca del carácter de Dios, aun antes que comenzara el problema del pecado.

Actividad: Piensa en los diversos “muebles” del Santuario celestial (el hogar de Dios) descritos en Apocalipsis y reflejados en el Santuario terrenal; visualiza lo que estos muebles nos dicen acerca de Dios, aún antes de que llegaran a ser símbolos de salvación? (Por ejemplo, ¿cómo podría la mesa de los panes conectarse con el “comedor” de Dios donde ocurre el “compañerismo a las mesas” entre Dios y las inteligencias celestiales que se reúnen en adoración a Dios?) ¿Qué decir del candelabro, el incienso, y el arca? ¿Qué podrían revelar estos muebles acerca del carácter de Dios?

2 comments… add one
  • Cuan maravilloso son los temas que Dios nos ha dejado para que los estudiemos, y lindo son las palabras que Dios inspira “la corecta comprención del ministerio del Santuario Celestial es el fundamento de nuestra fe.” debemos ser diligentes al estudiar y comprender este tema tan maravillos y edificante. D.T.B

    Reply
  • gracias por ayudarnos a esclarecer nuestros dudas

    Reply

Leave a Comment