Jonathan Gallagher Lección 7. “El Espíritu Santo y el fruto del Espíritu ” (1T 2017—El Espíritu Santo y la Espiritualidad)

El Espíritu Santo y el fruto del Espíritu (1T 2017—El Espíritu Santo y la
Espiritualidad)

Textos bíblicos: Juan 15:1-11; Gal. 5:22, 23; 1 Corintios 13; Romanos 14:17; Efesios
5:9; Mateo 5:5.

Citas
• El fruto del Espíritu no es emoción ni ortodoxia: es carácter. G. B. Duncan
• No es apropiado, cuando se está en el servicio de Dios, tener una cara sombría o una apariencia aterradora. San Francisco de Asís
• ¿Alguna vez han notado la diferencia en la vida cristiana entre el trabajo y los frutos? Una máquina puede hacer un trabajo, pero solo la vida puede dar fruto. Andrew Murray
• El fruto siempre se constituye en un milagro, como lo creado; nunca es el resultado de la voluntad, sino siempre del crecimiento. El fruto del Espíritu es un don de Dios, y sólo Él puede producirlo. Los que llevan fruto, igual que el árbol, no son conscientes de su fruto. Sólo conocen el poder de Aquel de quien depende su vida. Dietrich Bonhoeffer
• Jesús dijo que la cizaña crece con el trigo hasta el Juicio, por lo que podemos encontrar tanto hombres buenos como malos en la Iglesia. Por nuestros frutos seremos conocidos, no por el nombre que llevemos. He llegado a creer que hay  más gracia en convertirse en trigo que en sacar las malas hierbas. Michael Flynn
• La paz es un fruto del Espíritu, no el subproducto de la riqueza acumulada. Andy Stanley
• Incluso los frutos del Espíritu tienen su momento de madurez, y es bueno reconocer esto, para que podamos valorarlos adecuadamente y cuidar de ellos. Baltasar Gracián

Para debatir
¿Por qué aparecen el amor, la alegría y la paz en primer lugar entre los del fruto del Espíritu? ¿Cómo se revelan dichos frutos en nuestras vidas? ¿Cómo podemos determinar cuáles son los frutos? ¿Nos corresponde a nosotros identificar los frutos del Espíritu, o la falta de ellos, en la vida de otra persona? ¿Qué debemos procurar en términos de frutos? ¿Cómo podemos determinar cuáles son nuestros frutos?

Resumen bíblico
En Juan 15:1-11 Jesús habla de sí mismo como la vid verdadera y expresa que sus seguidores son las ramas. Es decir, que solo podemos dar fruto si permanecemos unidos a él. Gálatas 5:22, 23 nos da una lista de los frutos del Espíritu. 1 Corintios 13 nos explica que el mayor de todos los principios es el amor, y que este nunca falla. “El reino de Dios no es comer ni beber, sino vivir en justicia, tener paz y gozarnos en el Espíritu Santo.” Romanos 14:17 FBV. “El fruto de la luz es todo lo bueno, justo y verdadero.” Efesios 5:9 FBV. Jesús también nos dice que los mansos heredarán la tierra (Mateo 5:5).

Comentario
Uno de los frutos principales del Espíritu es la verdad. El Espíritu nos guía a toda la verdad, dijo Jesús. Él es el que da testimonio de la verdad. Él es la inspiración de la verdad revelada en la Escritura. ¿Por qué este enfoque en la verdad? Porque sin ella, seguimos obrando basados en premisas erróneas y suposiciones equivocadas. No enfrentamos la realidad sino que creamos nuestra propia versión de la misma. El fruto del Espíritu es amor a la verdad, aun si el costo es doloroso a veces. Jesús murió por ser fiel a la verdad, no estuvo dispuesto a aceptar las mentiras del diablo y la manera fácil de recrear la verdad en la manera en que preferiríamos que fuera. Dios estima la verdad
tanto que estuvo dispuesto a morir antes que a ceder.
Así que en lo que al Espíritu Santo se refiere, este siempre afirmará lo que es verdad, sea cual sea la situación. Dios está siempre lleno de gracia, pero sin duda, el no aceptará la manipulación de la verdad, ya que esto nos conduce a vidas distorsionadas.
Dios busca verdaderos creyentes, no busca a quienes se dejan impresionar por milagros, o deslumbrar por la Gloria, ni a quienes de se dejan persuadir a la fuerza. La razón sobre la cual se fundamenta la fe es de vital importancia. ¿Cuál es el fundamento de nuestra fe? ¿Son las manifestaciones sobrenaturales? ¿Es la imponencia de la presencia personal? ¿Es la oratoria inspiradora? ¿O es porque la fe es verdadera en sí misma, aun sin la presencia de Dios mismo
cuando prefiere ir a nuestro lado a lo largo del camino de una manera sutil? “Qué es la verdad? La verdad es tan noble que si Dios se apartara de ella, yo la seguiría y dejaría ir a Dios.” Meister Eckhart.
Los frutos del Espíritu que aparecen en Gálatas 5:22, 23 tampoco tienen que ver con la manera como nos sentimos. El amor, el gozo, la paz, la paciencia, la benignidad, la bondad, la fe, la mansedumbre, y la templanza son reflejos de la obra del Espíritu Santo en nuestra vida, sea cual sea la situación. Estos frutos tampoco son un fin o una meta en sí mismos, sino el resultado de la influencia del Espíritu. De lo contrario, hablar sobre estos temas puede sonar como una “piedad presuntuosa.”
En resumen, ¿cómo nos relacionamos con los frutos del Espíritu? ¿Los procuramos porque queremos tener tales frutos en nuestras vidas o porque los apreciamos como ideales? ¿O es porque son frutos naturales que surgen en nosotros al conocer a Dios como él es realmente y al poner en práctica sus principios en nuestras vidas?

Comentarios de Elena de White
¿Qué es el fruto del Espíritu? ¿Melancolía, tristeza, llanto y lágrimas? Por supuesto que no. El fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza. Estas virtudes serán visibles en cada piedra que ayuda a conformar el templo de Dios. Todas las piedras no son de la misma dimensión o forma, pero cada piedra tiene su lugar en el templo {1888 901}
El Señor enriquecerá la mente de aquellos que están en busca de los tesoros ocultos de la verdad. ¿Qué promesa les hizo nuestro Señor Jesucristo a sus discípulos que les sirviera de Consuelo ante su partida? Les hizo la promesa del Espíritu Santo de Dios. La influencia divina del Espíritu Santo habría de cooperar con la mente humana recordarles lo que Cristo les había enseñado. La gran necesidad de este tiempo de peligro es el Espíritu Santo; pues esto nos traerá todas las demás bendiciones. Al creer en la verdad, el carácter será transformado. {1888 1249-50} Pero el Espíritu Santo, de cuando en cuando, revelará la verdad por medio de sus propios agentes escogidos; y ningún hombre, ni siquiera un sacerdote o gobernante, tiene el derecho de decir: Vosotros no daréis publicidad a vuestras opiniones, porque yo no creo en ellas. Ese pasmoso “yo” puede intentar derribar la enseñanza del Espíritu Santo.
Los hombres pueden por un tiempo intentar aplastarla y matarla; pero esto no convertirá el error en verdad o la verdad en error. Las mentes inventivas de los hombres han adelantado opiniones especulativas acerca de diferentes temas, y cuando el Espíritu Santo permite que la luz brille en las mentes humanas, no respeta cada detalle de la forma en que el hombre aplica la Palabra. Dios impresionó a sus siervos a hablar la verdad al margen de lo que los hombres habían dado por sentado como verdad. {Testimonios para los Ministros, p. 70}

Preparado y escrito por: © Jonathan Gallagher 2017
Traducción: Shelly Barrios De Ávila

escuela sabatica jonathan gallagher

0 comments… add one

Leave a Comment