Jonathan Gallagher Leccion 3. “¿Dios o Mamón?” – Sabado 20 de enero 2018

Leccion 3. ¿Dios o Mamón? (1T 2018—Mayordomía: Las motivaciones del corazón)

Textos Bíblicos: 33:6-9; Mateo 19-22; 1 Pedro 1:18; Hebreos 2:14, 15; Éxodo 9:14; Salmos 50:10; Filipenses 2:9-11.

Citas
• MAMMON. Sustantivo.El dios de la religión más influyente en el mundo. Su templo principal está en la santa ciudad de Nueva York. Ambrose Bierce, The Devil´s Dictionary.
• La riqueza es la mayor poseedora de esclavos del mundo. Federick Saunders
• Aquellos que deciden servir tanto a Dios como a las riquezas pronto se darán cuenta de que Dios no está allí. Logan Pearsall Smith
• La riqueza nos promete esas cosas que solo Dios puede dar: seguridad, importancia, identidad, independencia, poder y libertad. La riqueza nos dice que puede aislarnos de los problemas de la vida y que el dinero es la respuesta a cada situación. Jimmy Evans
• No fue la curiosidad que mató al ganso que puso el huevo de oro, sino la avaricia insaciable que se devoró el sentido común.E.A Bucchianeri
• Recuerdo esto—No puedes servir a Dios y al dinero, pero puedes servir a Dios con dinero. Selwyn Hughes

Para debatir
¿Cuál es el problema con la riqueza? ¿Por qué esta es a menudo asociada con la falsa seguridad, e incluso con la falsa adoración? ¿Por qué Jesús usó la adoración a la “Mammon” como totalmente opuesta a la adoración a Dios? ¿Cómo usa el enemigo a la riqueza para promover su agenda en la gran controversia? ¿Cuál es la respuesta?

Resumen Bíblico
Salmos 33: 6-9 nos cuenta que Dios es el creador y sustentador de este mundo. Jesús le dijo al joven rico gobernador cuál era su verdadero problema (Mateo 19:16-22). Pedro nos recuerda que la redención no se ni compra con plata ni con oro (1 Pedro 1:18). Jesús quebrantó el poder del enemigo (Hebreos 2:14,15). El Señor prueba que Él es el verdadero Dios en la experiencia del Éxodo (Éxodo 9:14). Cada cosa en el mundo pertenece a Dios (Salmos 50:10). De Jesús podemos recordar:“Por eso Dios lo exaltó hasta lo sumo y le otorgó el nombreque está sobre todo nombre,para que ante el nombre de Jesús se doble toda rodillaen el cielo y en la tierray debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor,para gloria de Dios Padre.” Filipenses 2:9-11 NVI.

Comentario
La palabra “Mammon” se deriva de la palaba aramea para riquezas. Generalmente es asociada en un sentido negativo con los problemas que la dependencia a la riqueza provoca, y es usada tres veces por Jesús. Jesús nos habla muchas veces sobre la inversión del tiempo y el dinero de este mundo. ¿Dónde está el tesoro? ¿Las cosas que poses? ¿Tu posición en la sociedad? ¿El carro que manejas? ¿La casa en la que vives? Jesús dice que nos puedes operar usando dos sistemas de valorativos distintos. Tienes que escoger uno de los dos, Dios o las riquezas:
“Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas.” Mateo 6:24 NVI. La pregunta a responder es: “¿Qué es lo realmente importante?”.Si le preguntáramos a personasque han visto de cerca a la muerte, muchos nos dirán que sus valores y prioridades han cambiado completamente Nuestras preocupaciones sobre qué comer o qué vestir, las tendencias de moda, los restaurantes populares, la última dieta, la preocupación de cómo lucimos, son síntomas de esta profunda enfermedad. Esa enfermedad trata de una vida superficial sin un verdadero significado o propósito, sin una razón o una dirección.
El joven rico y gobernante es entusiasta, pero se va decepcionando poco a poco, porque el tampoco entiende el verdadero valor del reino de los cielos. El comentario de Jesús sobre cuán difícil es para los ricos entrar al reino de los cielos, sorprende a los discípulos porque estos seguían el pensamiento habitual de que los ricos deben ser especialmente bendecidos por Dios. Pero no es así, los hechos de Jesús nos dan a entender lo contrario. Jesús cambia todo el sistema de valores y concluye afirmando que el primero será el último y el último será el primero.
Lo que Dios quiere que demostremos es que no somos personas egoístas, que se preocupan por sí mismos. No tienen necesidad, todo es suyo, pero sabe que para nosotros, nuestras posiciones tienen gran valor. Por su puesto que esto es trágico, ya que, como el joven rico y gobernante podemos preocuparnos por lo que creemos que tenemos, pero en última instancia ¿Qué es lo que realmente tenemos? Un poco de tiempo y algunos recursos durante ese corto periodo, luego la vida ha terminado.

Comentarios de Elena de White
Cuando el corazón se apoya en sus propias preferencias e inclinaciones, cuando se alberga el pensamiento de que el dinero puede conferir felicidad sin el favor de Dios, entonces el dinero llega a ser un tirano que domina al hombre; éste le concede su confianza y estima y lo adora como a un dios. Sacrifica en su altar el honor, la verdad y la justicia. Pone a un lado los mandamientos de la Palabra de Dios; y las costumbres y los usos del mundo, ordenados por el rey Mammón, llegan a ser un poder que le domina. {El Hogar Cristiano, p. 337}
Cualquiera sea su apariencia, toda vida cuyo centro es el yo, se malgasta. Quienquiera que intente vivir lejos de Dios, está malgastando su sustancia, desperdiciando los años mejores, las facultades de la mente, el corazón y el alma, y labrando su propia bancarrota para la eternidad. El hombre que se separa de Dios para servirse a sí mismo, es esclavo de Mammón. La gente que Dios creó para asociarse con los ángeles, ha llegado a degradarse en el servicio de lo terreno y bestial. Este es el fin al cual conduce el servicio del yo. {Palabras de Vida del Gran Maestro, p. 158} ¿Y qué se da en cambio al gran Dador? ¿Cómo consideran los hombres las demandas de Dios? ¿A quién rinden el servicio de su vida las multitudes? Sirven a Mammón. La riqueza, la posición, los placeres del mundo son su blanco. La riqueza se obtiene robando no sólo a los hombres, sino a Dios. Los hombres usan los dones divinos para complacer su egoísmo. Todo lo que pueden tomar lo usan para satisfacer su amor egoísta de placer. {Palabras de Vida del Gran Maestro, p. 243} El alma que está unida en servicio a Mammón es sorda al clamor de la necesidad humana. Pero para Dios todas las cosas son posibles. Al contemplar el incomparable amor de Cristo, el corazón egoísta será ablandado y subyugado. {Palabras de Vida del Gran Maestro, p. 325}

Preparado y escrito por: © Jonathan Gallagher 2017

0 comments… add one

Leave a Comment